nº 5 de EcoHabitar

Con el número pasado de invierno -en él aparecieron colores en la revista-, EcoHabitar cumplía un año, aunque hace más tiempo que estamos entre nuestros lectores, en total, y si las cuentas no me fallan, faltaría un trimestre para cumplir cuatro años que este equipo de buenos profesionales y mejores amigos se propuso contar sus experiencias a aquellos que lo quisiesen oír, experiencias sobre bioconstrucción, permacultura y sostenibilidad aplicada.

Porque lo que hace posible que cada trimestre estemos aquí, con propuestas prácticas, es un capital humano impresionante, porque esta revista no se hace “copiando y pegando” de internet, se hace pisando barro con paja, apilando balas de paja, pensando el mejor sitio para el gallinero, compartiendo las experiencias positivas y negativas, esperando a que fragüe un mortero de cal, observando las estaciones, experimentando con materiales, sintiendo la magia del tiempo, volteando el compost, pegándose a la silla delante de la pantalla del ordenador y compartiendo con todos.

Esta revista se hace, ante todo, aplicando el primer principio de la Permacultura CUIDANDO A LAS PERSONAS.

Pasamos un invierno de reposo y verlas venir, las obras paradas porque el mortero no fragua con estas temperaturas tan bajas. La nieve, que hace milagros en las tierras de labor, presagia una buena primavera y el gobierno sigue adelante con su plan de eficiencia energética, en el que no tienen en cuenta la huella ecológica integral del edificio.

También  esta primavera promete, pues los acontecimientos en los que la bioconstrucción está presente se multiplican: Jornadas en Graus y Barbastro, Biocultura – en la que EcoHabitar patrocina una serie de conferencias y talleres- , Fira de la Terra en Barcelona, Fira Natura en Lleida, y Costrumat también en Barcelona, donde esta revista asistirá, junto a un buen grupo de empresas ligadas a la arquitectura ecológica y la bioconstrucción. Una agotadora agenda que se completa con diversas actividades por otros rincones de la península.

Así mismo se prepara, para este verano, el VII Encuentro de Ecoaldeas -que se realizará en Portugal- y el I Encuentro de bioconstrucción en ECOTOPÍA, coorganizado por Ecohabitar y en el que durante todo un mes se organizarán multitud de talleres teóricos y prácticos, incluyendo una casa de balas de paja.

Este número viene con buenos trabajos y buenas experiencias que esperamos disfrutéis.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *