Diseño permacultural en los andes venezolanos

DCIM100MEDIAProceso de diseño de cuatro fincas demostrativas en los Andes Venezolanos, en medio del controvertido proceso bolivariano, enfocado a la soberanía alimentaria de esta región tropical.

Andes, Venezuela. Esta cordillera en la que nos encontramos es la continuación de la Cordillera Oriental colombiana.

De los 22 climas posibles en Venezuela aquí se dan 18. Es decir, que en el 1,6 % del territorio Venezolano (estado Mérida) se dan el 80 % de los climas posibles. Desde los “0” metros de Palmarito, en el lago Maracaibo, pasamos a los 5.000 del pico Bolivar. Tenemos climas xerófitos, pie de monte, selva semicaducifolia, bosque siempre verde, selva nublada, páramos de una belleza indescriptible, cascadas, aguas termales, etc.

Podemos decir que la vocación de la mayoría de estas tierras es agroforestal. Entre los 1500 a 2200 m.s.n.m. se da la peculiaridad, además de lo ameno del clima tropical que nos envuelve, de que las noches refrescan, creando alta humedad (condensación) debido a los vientos alisios. A esta altura la descomposición de la materia orgánica se ralentiza, con lo que hay una acumulación de humus. La tierra es negrita. La temperatura nunca baja de los 10 grados Celsius.

Éste, no es un medio político, ni mi labor es enjuiciar tal o cual proceso; pero puedo dar algunos datos fidedignos. En las cúpulas del Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) hubo una lucha entre los que controlaban las importaciones de agroquímicos (sobre todo Canadienses, según parece) y aquellos que abogaban por una visión agroecológica del país. Por lo que se refiere a esta entidad la visión agroecológica cobró cierta fuerza. Desde finales del año pasado se comenzaron a otorgar a individuos singulares1 “créditos agroecológicos”. En medio de esa diatriba estábamos nosotros, Ekonuko  cultura permanente2, un colectivo que nació alrededor de un fuego, soñando con otro mundo mejor posible, a finales del 2006, en el sector “La Joya”.

Actualmente estoy participando en el diseño y ejecución de espacios permaculturales con los propietarios (participantes del colectivo Ekonuko) de cuatro fincas financiadas por FONDAS (Fondo Agrario Socialista), entidad crediticia del Ministerio de Agricultura.

 
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *