Construcciones tradicionales; el tapial

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHace unos meses trabajamos en la recuperación de unas pinturas murales en el Palau de la Vila d’Ontinyent (Valencia). Conocido como Palacio de la Duquesa de Almodóvar. Este palacio fue construido como residencia real, y como sede administrativa de la política municipal hacia 1244, aunque en el edificio que ha llegado hasta nuestros días, queda bien poco del original y nos encontramos con un edificio caracterizado por las numerosas reconstrucciones y reformas que en él se han efectuado.

La última de estas reformas, fue la que nos permitió ver la firmeza de sus muros originales, que habían sido realizados con la técnica del tapial. Esta solidez nos generó una enorme curiosidad acerca de este tipo de construcción que, como restauradoras, conocíamos por los textos que acompañan a la técnica de la pintura mural.

Las casas construidas con muros de tapia o tapial, ofrecen una gran variedad de tipología constructiva, dependiendo de la comarca en la que éstas se levantan. Sobre su origen hay muchas razones y teorías diferentes. Resulta difícil, por tanto, abarcar en su totalidad la diversidad tipológica y mucho más, si cabe, establecer terminologías o definiciones precisas. No obstante, intentaremos realizar un breve análisis de los sistemas constructivos de la tapia, tratando de establecer unos principios básicos. En territorio nacional podemos apreciar, de forma generalizada, la gran influencia constructiva de la civilización romana. Esto significa que los romanos propagaron sus conocimientos y, al mismo tiempo, asumieron conceptos y saber de los diferentes pueblos que colonizaron difundiéndolos por el Imperio. De hecho, el nombre de tapial viene del árabe tabiya, que se refiere al sistema de encofrado. Es, sin duda, la técnica más característica de la construcción andalusí. Por ello, gran parte de los estudiosos afirman que fue una técnica constructiva que se introdujo en España a través de los árabes, sea en adobe o tapial, ya que anteriormente se había utilizado en asentamientos neolíticos preibéricos. De hecho los romanos consideran las parietes formaceae como algo típico de Hispania.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *