Construcción de un horno de adobe

© ESTEPA
© ESTEPA

© ESTEPA

Desde sus inicios ESTEPA dedica gran atención al horno de Tierra de Campos, en la estepa cerealista española. Este olvidado artilugio es un híbrido ingenioso de horno de barro y gloria castellana. Las glorias son conductos enterrados utilizados hasta hace pocas décadas para calefacción, herencia de los hipocaustos romanos. En ellas, el combustible arde gracias al tiro provocado por una chimenea al otro extremo de la boca; el calor recorre el conducto entibiando el suelo y el ambiente contiguo.

El horno de estepa es una gloria en miniatura: desde un conducto inferior se quema combustible sin valor térmico –paja, ramaje– forzando el calor hacia la chimenea y calentando a su paso el interior del horno de adobe montado encima. El calor se acumula, la cocción sucede por inercia térmica. Sin leña ni carbón, utilizando sólo barro y paja, como fue durante siglos en esta geografía sin árboles.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *