Comportamiento térmico de un edificio

refrigeracionEste artículo se ha redactado en base a la idea de cuantificar energéticamente distintas soluciones constructivas, que es el objetivo también de los dos artículos  anteriores “Comparativa de nueve cerramientos” (EcoHabitar 33) y «Los cerramientos y el paso del vapor de agua» (EcoHabitar 34). Concretamente en este texto se plantea cómo repercute el cambio de orientación, aislamiento, protecciones solares, masa térmica o tipología de acristalamiento en el global del consumo energético de un edificio. Asimismo, se tiene en cuenta otro factor importante como es la ubicación climática del edificio, ya que lo que puede funcionar en un clima frío no tiene porqué funcionar en uno más cálido.

En este estudio se ha partido de un edificio modelo lo más convencional posible. Su geometría y materiales han sido introducidos en un programa de simulación térmica dinámica. Al modelo inicial se le han introducido cambios climáticos, de orientación y de elementos constructivos.

En primer lugar, se han analizado las diferencias entre las demandas de frío y calor del mismo edificio, situándolo en distintas zonas climáticas contempladas en el CTE HE-1. Posteriormente se ha ampliado el estudio considerando las consecuencias del cambio de orientación, conjuntamente con las condiciones climáticas de distintas ciudades. Los resultados han permitido determinar la influencia que ejerce una determinada orientación en cada una de las ciudades consideradas.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *