Chiringuito contemporáneo

frontal2El restaurante Lasal del Varador se encuentra en el Paseo Marítimo de Mataró, justo en una de las zonas donde el paseo es más ancho. Esto permitirá desarrollar gran parte de la actividad del restaurante en el exterior. Un emplazamiento privilegiado, abierto al paseo y a la playa.

El proyecto del Paseo Marítimo establecía, no sólo la ubicación de los diferentes restaurantes, sino un proyecto modelo, para fijar una superficie y volumetría común a todos ellos.

Así, lo primero que hicimos fue analizar el proyecto desde una nueva perspectiva, a partir de los principios de sosteniblidad que debían regir todo el proceso. Se propusieron modificaciones en distribución y volumetría, para permitir un óptimo aprovechamiento de los recursos energéticos. Constructivamente, se buscaron soluciones de menor impacto ambiental, apostando por materiales naturales y ecológicos.

El proyecto se organiza a partir de dos cubiertas inclinadas, alargadas y ligeramente decaladas; situadas paralelas al paseo y abiertas al mar. Bajo ellas, se articulan los dos cuerpos que forman el restaurante.

El cuerpo principal, es una gran caja de cristal, donde se sitúa el comedor interior, abierto al sur y a la playa. El vuelo de la cubierta, protege la caja de cristal del sol del verano, y se alarga, convirtiéndose en un amplio porche o comedor exterior. El comedor interior se cierra con triples puertas correderas de vidrio que en verano se recogen, convirtiendo todo el comedor en exterior.

El segundo volumen, es una caja maciza, forrada de madera, que cierra el espacio principal en su fachada norte. En él, se sitúan los servicios de cocina y baños. Es un volumen de menor altura, respecto a la cubierta principal. Esto permite abrir una franja de ventanas en la parte superior, para forzar la ventilación cruzada de todo el comedor.

Criterios constructivos

Constructivamente se ha apostado por una construcción en seco, ligera y de plazos cortos de ejecución (el restaurante se ha construido en dos meses y medio).

Se han combinado diferentes sistemas constructivos, según las diferentes necesidades de cada parte. La caja que cierra el restaurante es de muro de carga de termoarcilla, que sirve de núcleo de arriostramiento del resto del conjunto, formado por pilares y jácenas metálicas. La cubierta es de panel y vigas de madera.

La cimentación son dos zapatas corridas de hormigón. Como todo el paseo esta construido sobre relleno de tierras, se tenía que excavar hasta encontrar el estrato original, lo cual permitió crear una galería, debajo del volumen de servicios, que funciona como almacén, cuarto de máquinas y galería de instalaciones.

La elección de los cerramientos va directamente relacionada a cada sistema constructivo. La fachada norte es ventilada, con muro de termoarcilla de 15cm, plancha de corcho, cámara de aire y acabado exterior de tablero de alta densidad. Todas las vidrieras son vidrios de seguridad, cámara y perfilería de aluminio.

La cubierta ventilada está formada por: una capa exterior de tablero de madera con membrana autoprotegida, formando la capa de impermeabilización. Aprovechando el grosor de las vigas de madera, se construye una cámara de aire de 15 cm. y debajo como capa de aislamiento y acabado, hay un doble panel de corcho, con un acabado inferior de rastreles de pino cuperizado.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *