La contaminación lumínica modifica la polinización de las plantas

Las lámparas LED son las que más contaminación lumínica producen, el estudio determinó que los polinizadores nocturnos no visitan las plantas cerca de una fuente de luz artificial. La noche en todo el mundo ha dejado de ser oscura.

Las noches dejaron de ser oscuras en muchos lugares de la Tierra. Las imágenes satelitales muestran que en las regiones en el mundo en donde es de noche, la luz artificial es cada vez más fuerte. Industrias, políticas de seguridad y la presencia humana en urbanizaciones cada vez más invasivas crean una contaminación lumínica que altera los procesos naturales de las plantas, como la polinización.

Investigadores de la Universidad de Berna (Suiza) han detectado que la contaminación lumínica afecta a la polinización nocturna lo que conlleva a una reducción en los frutos, que por ejemplo, pueda dar una planta. El estudio detectó que esta disminución no puede ser equilibrada por los polinizadores diurnos. El hecho de que las noches ya no sean tan oscuras modifica la naturaleza.

En los últimos veinte años han aumentado un 70% en todo el mundo las emisiones lumínicas. Este hecho ha impactado en forma directa en el medio ambiente. El estudio realizado Eva Knop del Instituto de Ecología y Evolución de la Universidad de Berna demuestra por primera vez que la contaminación lumínica afecta a los polinizadores nocturnos, lo que limita el servicio natural que ofrecen. Demostraron que los polinizadores visitan más a las plantas que están en la oscuridad que aquellas que están iluminadas con luz artificial, siendo que cada vez son mayores las áreas con luz en la noche, el problema no es menor.

Las lámparas LED son las que más afectan a los polinizadores nocturnos, y son estas las que se están usando en todo el mundo debido al bajo consumo de energía, aunque esta reducción de costos trae como consecuencia una alternación del ciclo natural en la noche. La investigación comparó las visitas que tenían plantas que estaban en ambientes naturales oscuros y aquellas adentro de urbanizaciones, y determinó que los polinizadores nocturnos visitan un 62% menos a las plantas con luz artificial.

El dato no es menor porque al desequilibrio nocturno hay que sumar el diurno, insectos como las abejas, que son los polinizadores que se desarrollan con luz solar están muriendo por la presencia de agrotóxicos en las plantas y por la contaminación ambiental que existe en el aire. “Debe hacerse algo urgente con las emisiones de luz artificial en horas de la noche porque las consecuencias negativas son cada vez mayores para el medio ambiente”, advirtió Knop.

Polideportivo cero-carbono de bambú en Tailandia

Esta sala de deportes para una  escuela en Tailandia utiliza vigas de bambú prefabricadas para abarcar más de 17 metros sin refuerzos de acero o conexiones. Encargado por la escuela internacionalPanyaden, una institución internacional y bilingüe ubicada en la provincia de Chiang Mai, el proyecto fue diseñado por Chiangmai Life Architects (CLA), una firma especializada en arquitectura de bambú y tierra. Se espera que el edificio dure al menos 50 años.

La escuela está ubicada en la provincia de Chiang Mai provincia. Imagen de Markus Roselieb (CLA)

El diseño de CLA se basa en la flor de loto, un símbolo de las enseñanzas tailandesas y budistas. El equipo de diseño, dirigido por Markus Roselieb y Tosapon Sittiwong, fue invitado a construir un gran salón capaz de acomodar a 300 estudiantes, mientras que la mezcla con su entorno natural. El breve también pidió instalaciones deportivas modernas y declaró que sólo el bambú podría ser utilizado para mantener la baja huella de carbono de la escuela.

El diseño del edificio se basa en la flor de loto

Cubriendo un área total de 782 metros cuadrados (8,417 sqf), en la estructura terminada se puede practicar baloncesto, voleibol y bádminton. Las instalaciones de almacenamiento se colocan detrás de un escenario que puede ser levantado automáticamente, mientras que los balcones elevados proporcionan espacio para que los padres y otros visitantes puedan ver los diversos eventos de la sala. La ventilación natural y el aislamiento aseguran que el espacio permanezca fresco durante todo el año, mientras que el bambú expuesto ofrece una presencia estructural estéticamente agradable.

Las vigas de bambú permiten que el techo se extienda más de 17 metros

Con la ayuda de dos ingenieros independientes, el pabellón deportivo fue diseñado para soportar vientos de alta velocidad, terremotos y otras fuerzas naturales comunes a la región. Los arcos de bambú recién desarrollados, que permiten tramos de más de 17 metros, fueron montados en el sitio antes de ser levantados en posición con la ayuda de una grúa. Como el bambú utilizó carbono absorbido en un grado mucho más alto que el carbono emitido durante el tratamiento, el transporte y la construcción, el proyecto tiene una huella de carbono cero.

Ventilación natural y aislamiento aseguran que el espacio se mantenga fresco durante todo el año

Escaleras de bambú conducen a los palcos

La cancha tiene capacidad para albergar hasta 300 alumnos

La estructura cubre un área total de 782 metros cuadrados

El pabellón deportivo fue diseñado para soportar vientos de alta velocidad, terremotos y otras fuerzas naturales

El proyecto tiene una huella de carbono cero

El edificio se espera que dure por lo menos 50 años

Una vista aérea de la estructura

 

Información del proyecto:

Nombre: sala de deportes de bambú para la escuela internacional Panyaden
ubicación: distrito de Hang Dong, provincia de Chiang Mai, Tailandia
arquitecto: Chiangmai Vida Arquitectos (CLA)
área construida: 782 sqm / 8,417 sqf
terminado: 2017
fotografía: Markus Roselieb (CLA) y Alberto Cosi

Arquitectos principales: Markus Roselieb, Tosapon Sittiwong
ingenieros: Phuong Nguyen, Esteban Morales Montoya
cliente: Panyaden
presupuesto de la escuela internacional : USD 300.000
huella de carbono: cero

Fabricantes / productos 
construcción de la vida de chiangmai: bórax / ácido bórico tratado bambú
yang ma deportes co., Ltd: EPDM / SBR piso de los deportes de interior
PSC co comercial, Ltd .: cree luces multiuso LED

 

Aislamientos térmicos sostenibles para la arquitectura: aislamiento de celulosa

Los aislamientos térmicos a base de celulosa suponen una alternativa ecológica a las lanas minerales o las espumas químicas, teniendo como materia prima el papel reciclado, principalmente de periódicos, alcanzando el 75% de su composición, proporcionando altas prestaciones como aislamiento tanto térmico como acústico, de una forma más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Este sistema de aislamiento no es nuevo, se utiliza en América desde su invención a finales del siglo XIX, y tuvo su auge en la crisis del petróleo de los años 70, disminuyendo posteriormente su uso debido a campañas de desprestigio del material en cuanto a sus propiedades ignífugas por empresas de la competencia.

Este gran inconveniente que podía presentar el material, su inflamabilidad, y por tanto su baja resistencia frente al fuego, se subsana incluyendo bórax, ácido bórico, o sulfato de amonio en su composición.

También se le aplican tratamientos contra ataques biológicos, siendo a su vez totalmente inocuo para las personas.

Se puede encontrar en distintos formatos: tipo manta (como las mantas de fibra de vidrio o lana de roca), celulosa suelta, para su utilización en seco, rellenando cámaras o en superficies horizontales, y celulosa proyectada, aplicada en spray, añadiendo una pequeña cantidad de humedad que se evapora en un corto plazo de tiempo, entre 24 y 48 horas.

La Asociación de Fabricantes de Aislantes de Celulosa, Cellulose Insulation Manufacturers Association (CIMA), ha estudiado las propiedades aislantes de la celulosa en comparación con las de otros aislamientos tradicionales, tan sólo superadas por las espumas de poliuretano, además de los consumos de energía, la huella de carbono, etc. superando a todos ellos en cuanto a aspectos ecológicos y sostenibles se refiere.


La siguiente tabla es un resumen de la información tomada deEnvironmental Building News del 1 de enero de 2005 y destaca algunos de los principales impactos ambientales de los tipos de aislamiento seleccionados.

Tenga en cuenta que no existe un valor R “genérico” para los diferentes tipos de aislamientos. Cada fabricante tiene valores R diferentes, así que verifique la etiqueta en el envase para recomendaciones específicas. Hemos incluido un rango para proporcionar el relativo de la comparación de los diferentes valores R de aislamiento.

Tipo Método de instalación Valor R por pulgada (RSI/m) Materias primas Contaminación en la fabricación Impactos de la calidad del aire interior Comentarios
Celulosa Relleno suelto, proyectado (húmedo), manta 3.6-4.0
(21-26)
Periódicos antiguos, guías telefónicas, borax, sulfato de amonio Inapreciable Fibras y productos químicos pueden ser irritantes Alto contenido reciclado y muy baja energía incorporada
Fibra de vidrio Manta, proyectado, manta semi-rígida 3.0-4.0
(15-28)
Arena de sílice, piedra caliza, boro, vidrio reciclado, resina fenol-formaldehído
o resina acrílica
Emisiones de formaldehído y alto consumo de energía durante la fabricación Las fibras pueden ser irritantes Alta energía incorporada
Lana mineral Proyectado, manta, plancha semirrígida o rígida 2.8-3.7
(19-26)
Escoria de alto horno de mineral de hierro, roca natural, aglutinante fenol-formaldehído Emisiones de formaldehído y alto consumo de energía durante la fabricación Las fibras pueden ser irritantes Alta energía incorporada; El tablero rígido puede ser un drenaje y un aislador excelentes de la fundación
Algodón Manta 3.0-3.7
(21-26)
Trozos de algodón y poliéster (especialmente denim) Inapreciable Considerado seguro Alto contenido reciclado y muy baja energía incorporada
Espumas de poliuretano para pulverización de células cerradas Revestimiento por aspersión o en aerosol sobre cubierta 5.8-6.8
(40-47)
Combustibles fósiles; HFC-24.5fa agente de soplado; Retardante de llama no bromado Alto consumo de energía durante la fabricación; Potencial de calentamiento global del agente de expansión de HFC Muy tóxico durante la instalación (respiradores o aire suministrado requerido); Permitir varios días de ventilación antes de la ocupación Energía incorporada muy alta
Espuma de poliuretano de baja densidad de celdas abiertas Relleno de la cavidad de pulverización 3.6-3.8
(25-27)
Combustibles fósiles y soja; Agua como agente de soplado; Retardante de llama no bromado Alto consumo de energía durante la fabricación Muy tóxico durante la instalación (respiradores o aire suministrado requerido); Permitir varios días de ventilación antes de la ocupación Energía incorporada muy alta

 

http://www.cellulose.org/CIMA/TableEnvironmentalFactsMaterials.php

Bioconstrucción: hacia una construcción responsable

El ámbito de la Bioconstrucción está adquiriendo cada día mayor relevancia, gracias a que cada vez somos más conscientes de la influencia que tienen los lugares donde vivimos y trabajamos en nuestra salud y bienestar y su impacto en el Planeta.

Esto se traduce en una mayor demanda de profesionales que puedan dar respuesta a estas nuevas necesidades. Con este objetivo, y el de ofrecer una formación que permita identificar los factores de riesgo para la salud en el hábitat, presentamos la 17ª edición del Máster en Bioconstrucción IBN-IEB-UdL, que se iniciará en octubre 2017.

El Máster está dirigido principalmente a estudiantes y profesionales de los sectores de la construcción, la arquitectura y la ingeniería, así como de la salud y las ciencias ambientales.

Esta formación, que ya cuenta en su 16ª edición con casi 400 alumnas y alumnos, sigue despertando un gran interés entre quienes quieren profundizar en sus conocimientos sobre bioconstrucción y biología del hábitat: ambiente interior, materiales, sistemas constructivos, instalaciones, diseño, riesgos físicos y químicos, impacto ambiental,…

A lo largo de 2 cursos lectivos y 25 temas, el estudio de los contenidos del Máster permitirá al alumnado acercarse al mundo de la edificación con un enfoque holístico y multidisciplinar que pone la salud, las personas y la vida en el centro.

El conjunto de su metodología on-line a través de un campus virtual, acompañada de una tutoría próxima e intensa, con dos seminarios presenciales y otras actividades y formaciones complementarias, facilita el acceso y seguimiento del itinerario académico de forma didáctica y dinámica, tanto desde el punto de vista teórico como práctico.

Se trata de una formación de rigor y calidad, con un extenso temario, que desde 1977 se ofrece en Alemania por el «Institut für Baubiologie + Nachhaltigkeit – IBN» y que ya han seguido cerca de 7.000 personas.

En el IEB hemos traducido y adaptado este curso alemán y lo ofrecemos desde 2009 con revisiones periódicas que, teniendo en cuenta las sugerencias y demandas del alumnado, incorporan nuevas actualizaciones de los textos y el material adicional, con un lenguaje más cercano e inclusivo.

De este modo el Máster tiene como objetivo que sus estudiantes obtengan una visión global a la vez que exhaustiva de la relación entre edificios, medio ambiente, sociedad y salud, y puedan aplicar los principios de la Biología del Hábitat en su campo de especialización.

Aquí puedes leer algunos testimonios de estudiantes del Máster.

Te invitamos a que recorras a nuestro lado este apasionante camino, un ambicioso proyecto de formación y difusión en el que seguro encontrarás una forma de realización personal y profesional.

Si quieres recibir la información actualizada de esta nueva edición que arrancará en octubre de 2017, déjanos tu correo electrónico.

 

Información aquí.

Bombas de calor para viviendas de baja demanda térmica

Cada vez se está extendiendo más el uso de las bombas de calor para la producción de climatización y agua caliente sanitaria (ACS) en las viviendas. Su elevado rendimiento energético y el hecho de que se alimenten con electricidad, las hace ideales para integrarse en viviendas, especialmente en las de baja demanda energética.

La bomba de calor basa su funcionamiento en el movimiento del calor des de un foco caliente a un foco frio. Así, durante el invierno extrae calor del aire exterior o del subsuelo y lo transporta al interior del inmueble, y durante el verano tiene el funcionamiento a la inversa. Para conseguir este transporte de calor utiliza un gas refrigerante que tiene la particularidad de tener una temperatura de ebullición muy baja. Sometiendo el gas a unas condiciones cambiantes de presión conseguimos que cuando evapora absorbe aire caliente y cuando condensa lo libera.

Antiguamente las bombas de calor tenían un funcionamiento todo nada, es decir, entregaban toda su potencia nominal o estaban paradas. Actualmente la mayoría de ellas disponen de compresores con variadores de frecuencia que permiten ajustar la potencia nominal en función de la demanda. A pesar de esta mejora en el funcionamiento, hay una serie de aspectos importantes a tener en cuenta para diseñar el sistema hidráulico de control:

  • Aunque dispongan de variador de frecuencia, el ciclo termodinámico del refrigerante necesita un tiempo mínimo de funcionamiento, que obliga a una histéresis en el funcionamiento del termóstato que conviene que tenga un período mínimo de 30 min.
  • Aunque los fabricantes indiquen, en muchos casos, la no necesidad de un depósito de inercia, cuando disponemos de sistemas terminales de poca inercia, y la demanda térmica en esos momentos es baja, conviene tener un cierto volumen de agua para permitir la histéresis que se indicaba en el apartado anterior.
  • La modulación de la potencia tiene un mínimo que suele estar alrededor del 30% de su potencia nominal. Es importante tenerlo en cuenta para dimensionar el depósito de inercia y los sistemas principales.
  • Por lo comentado en los apartados anteriores, es importante ajustar la potencia nominal de la bomba de calor a la carga térmica de la vivienda. Si se sobredimensiona nos encontramos que la demanda estará mayoritariamente per debajo del 30% de la potencia de la bomba de calor y provocaremos demasiadas arrancadas y paradas del compresor, reduciendo su vida útil, y obteniendo rendimientos térmicos muy bajos.
  • Tanto la potencia térmica de la bomba de calor como su rendimiento depende de dos temperaturas: la temperatura del aire exterior (bombas de calor aerotérmicas) y la temperatura del agua de climatización. Se tiene que verificar que en las condiciones máximas de temperatura en el invierno y verano, la potencia de la bomba de calor será suficiente para cubrir la carga térmica máxima de la vivienda.

Autores: Vicenç Fulcarà, Oliver Style – Progetic

Imagen: http://climatimadrid.es/

EH 54. Editorial

Seguiremos insistiendo, pase lo que pase, en la necesidad de que cada persona tenga una vivienda digna y asequible y que para ello hay que diseñar, construir y rehabilitar hábitats saludables y con la mínima huella ecológica; algo que la industria convencional y las administraciones han pasado por alto, primando los intereses económicos por encima de todo.

Vivimos en una sociedad injusta que no duda en acusar de “enemigos de la ciencia”, “ecotalibanes”, “jipis retrógrados” y otros muchos apelativos, a aquellos que pedimos algo de sentido común y que los avances de la tecnología, de la ciencia y de la industria se utilicen aplicando el principio de precaución y no escatimando medios para demostrar la inocuidad de los productos y materiales que vamos a utilizar en nuestro entorno.

Por desgracia parece que nada hemos aprendido en todo este tiempo y la humanidad sigue tropezando con la misma piedra una y otra vez. La historia se repite y parece un déjà vu, un volver a empezar que ya cansa.

¿Cómo es posible que en este país no se aplique ninguna normativa para evitar que el radón entre en nuestras casas? Es incomprensible e inadmisible que la administración no haya aplicado las recomendaciones dadas en 1990 por la UE para incorporar medidas de protección. No se entiende que el Código Técnico de la Edificación no incorpore normas y medidas para evitarlo, como tampoco se entiende que la mayoría de los arquitectos no tengan ni idea de qué es eso del radón. En nuestro país más de 1500 personas mueren al año debido a este gas invisible e inodoro que se acumula principalmente en los sótanos de nuestras casas. Según la OMS1 es la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón después del tabaco.

Seguiremos luchando contra la presión de las corporaciones sin escrúpulos, el “si no pasa nada”, la idea que arguyen los “talibanes” de la ciencia de que el progreso tiene sus daños colaterales y la inoperancia de las administraciones. Seguiremos denunciando las prácticas que atentan contra la vida humana, contra el medio ambiente y que se apoyan en la ignorancia. Seguiremos proponiendo soluciones y maneras de hacer las cosas de otra forma. Seguiremos exponiendo que la economía sin la ecología y la ética es inútil.

1.- En el año 1988 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), que está integrada en la OMS, clasificó el radón como cancerígeno humano del grupo 1. Ver artículo en la página 28.

 

Puedes encontrar la revista aqui

El Tribunal Constitucional da vía libre a las instalaciones de autoconsumo compartido en edificios

l pasado 25 de mayo, el Tribunal Constitucional publicó una sentencia que anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos recogida en el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, que regula la producción y el suministro eléctricos en régimen de autoconsumo.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

En dicha sentencia, el Constitucional declara contrario al orden constitucional de distribución de competencias y, por tanto, inconstitucional y nulo, el apartado 3 del artículo 4 del RD 900/2015, el cual establece que “en ningún caso un generador se podrá conectar a la red de varios consumidores”.

Mediante esta sentencia, el alto tribunal responde a un conflicto positivo presentado por la Generalitat de Catalunya contra el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo.

Autoconsumo, un beneficio para el usuario y para la eficiencia energética

El Gobierno de la Generalitat ha valorado positivamente la decisión del Tribunal Constitucional de anular la prohibición de que un generador se pueda conectar a la red interior de varios consumidores. El ejecutivo catalán considera, y el TC le ha dado la razón, que esta prohibición vulnera sus competencias autonómicas y dificulta la consecución de los objetivos de eficiencia energética y ambientales establecidos en diferentes directivas europeas de cara al año 2020.

En concreto, tal y como se puede leer en la propia sentencia, el alto tribunal indica que no “se evidencia razón alguna que justifique la necesidad de imponer una prohibición de este cariz, que impide a las Comunidades Autónomas promover en ejecución de las competencias que hayan asumido en materia de energía, medidas para la implantación de instalaciones comunes de autoconsumo en urbanizaciones, grandes edificios de viviendas o cualquier otro tipo de edificios complejos o con elementos comunitarios, y de las que se puedan beneficiar varios usuarios.

Samuel Bravo, ganador del Wheelwright Prize 2017

La edición 2017 del Wheelwright Prize, premio de Harvard University Graduate School of Design (GSD), ha sido otorgado al arquitecto chileno Samuel Bravo, quien recibe un fondo de 100.000 dólares con el fin de desarrollar su investigación sobre asentamientos informales y arquitecturas tradicionales.

Su propuesta de investigación se titula Projectless: Architecture of Informal Settlements y valora el concepto de “arquitectura sin arquitectos”, acuñado por el arquitecto e historiador social Bernard Rudofsky en 1964. Bravo plantea visitar una docena de lugares en Sudamérica, Asia y África, con el objetivo de desarrollar estrategias que integren diseños colectivos y vernáculos en los proyectos contemporáneos.

Bravo fue uno de los cuatro finalistas de la presente edición, que contó con más de 200 postulantes de 45 países de todo el mundo. Titulado de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2009), Bravo lidera su propia oficina y ha realizado una serie de proyectos en Sudamérica, incluyendo Proyecto Tarapacá, una serie de intervenciones en la ciudad de Tarapacá (Chile) con motivo del terremoto de 2005, y un centro de sanación y reserva natural basado en la medicina tradicional del pueblo shipibo en la selva amazónica en Perú, junto a Sandra Iturriaga.

Samuel ya había sido finalista en la anterior edición del certamen internacional, que finalmente premió a Anna Puigjaner.

Vía Plataforma arquitectura

Llegar a los acuerdos de la COP21 es hoy por hoy una utopía

Revertir, o incluso frenar, las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono y no superar el umbral de incremento de 1,5 ºC para el 2100, parece hoy por hoy imposible. Excepto avances tecnológicos revolucionarios y de momento imprevistos, las emisiones de CO2 deberían llegar a un máximo durante los próximos diez años. La única opción posible para frenar el cambio climático pasa por reducir drásticamente el uso de combustibles fósiles en favor de las energías renovables, y aplicar tecnologías de captura y secuestro de carbono que lo retiren artificialmente de la atmósfera. Unos augurios que empeoran más aún después de que Donald Trump haya anunciado la retirada de EEUU del acuerdo contra el cambio climático establecido en la reunión de París.

Proyección de la cantidad de emisiones antropogénicas acumuladas de carbono en los diferentes escenarios para el 2100. La columna “Historical (1901 a 2000)” muestra el total de emisiones acumuladas durante el s. XX. La columna “Fossil fuels” proyecta la cantidad de carbono emitida si empeora aún más el consumo de combustibles fósiles y no se usan las renovables. La columna “BAU” muestra un escenario que mantiene la dinámica actual. La “Re-Low” indica las emisiones en caso de que haya un ligero desarrollo de las renovables y una reducción baja de los combustibles fósiles. La columna “Re-High” muestra las emisiones en el escenario más optimista, donde se desarrollen bastente las energías renovables (un 5% anual) y se reduzca mucho el consumo de combustibles fósiles. La única columna que permite no superar un aumento de 2 ºC en 2100 es “Re-High + CCS”, que combina el mejor de los escenarios con la aplicación de tecnologías de captación y secuestro de carbono.

“La cantidad de dióxido de carbono se puede reducir de dos maneras: parando las emisiones o retirándolo de la atmósfera gracias al secuestro que se hace en los sumideros naturales como plantas, océanos y suelos. Y quizás con nuevas tecnologías humanas, aunque de momento son inviables”, explica Josep Peñuelas, investigador del CSIC en el CREAF, y uno de los autores del estudio publicado en Nature Communications. Parece que la opción de reducir las emisiones no es posible, lo que de paso reduce cada vez más la capacidad de los sumideros para capturar carbono de la atmósfera. Tanto es así, que el estudio muestra como, en el período de 2002 a 2011, las emisiones antropogénicas de CO2 fueron casi el doble de lo que la Tierra pudo absorber en océanos, suelos y plantas.

Cuatro escenarios donde ninguno de ellos cumple el objetivo de 1,5 ºC

La investigación plantea cuatro escenarios futuros, combinando diferentes grados de desarrollo de las renovables y de uso de combustibles fósiles. Uno de estos escenarios contempla seguir con la dinámica actual de crecimiento y consumo. En este caso, se prevé que en 2100 las emisiones de dióxido de carbono sean un 20% superiores a las de ahora, y la temperatura aumente hasta 3,3 ºC respecto a los niveles que había antes de la Revolución Industrial.

“Incluso, el mejor de los casos planteados queda lejos de los objetivos de la COP21: el aumento previsto en un escenario ideal sería de 2,5 ºC”, apunta el investigador. Para ello, se necesitaría que las energías renovables se instauren rápidamente —con un crecimiento anual sostenido del 5% (entre 2013 y 2014 sólo lo hicieron en un 2,6%)—, que las emisiones de dióxido de carbono lleguen a un máximo ya en 2022; que se reduzca más de un 75% el uso de combustibles fósiles como fuente de energía primaria en 2100; y que se detengan drásticamente otras actividades emisoras de CO2 como la deforestación.

Emisiones de una central. Fuente: Pixabay (CC0)

Ante esto, el estudio plantea la opción que desarrollar tecnología a gran escala para retirar artificialmente el carbono atmosférico. En caso de combinar el mejor de los escenarios planteados con esta tecnología la temperatura no llegaría a subir los 1,5 ºC —se quedaría en 1,4 ºC, pero en ningún caso sería posible ‘enfriar’ el planeta. Sin embargo, estas técnicas hipotéticas de secuestro de CO2, hoy por hoy, no están suficientemente desarrolladas y son imposibles de aplicar a gran escala, con unos grandes costes económicos y problemas medioambientales asociados. Por lo tanto, finaliza Peñuelas, “es imprescindible alcanzar el objetivo de sociedades estrictamente neutrales en carbono, donde las emisiones sean inferiores a la capacidad de los sumideros para capturar el CO2“.


ARTÍCULO

Walsh B., Ciais P., Janssens I.A., Peñuelas J., Riahi K., Rydzak F., van Vuuren D.P., Obersteiner M. (2017). Pathways for balancing CO2 emissions and sinks. Nature Communications 8, 14856. DOI: 10.1038/ncomms14856

Oficina “Cero CO2” de Triodos Bank en Málaga

El proyecto de la oficina bancaria de Triodos Bank en Málaga es un PROYECTO CERO EMISIONES DE CO² por su proceso de construcción y en su fase de uso. Es una propuesta Cero CO² porque desde el estudio de arquitectura sAtt hemos pensado y construido la oficina con el firme propósito de crear un espacio Cero Emisiones CO².

La construcción de la oficina ha emitido un total de 66 toneladas de CO² derivadas de la fabricación y puesta en obra de todos los materiales. Esto lo hemos calculado con la herramienta del ECÓMETRO ACV gracias a la metodología desarrollada de Análisis de Ciclo de Vida según la norma UNE-EN 15978. Esas 66 toneladas de CO² emitidas en el proceso de construcción se han compensado con un programa de compensación de CO² de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES).

La compensación de CO² está basada en destinar una inversión determinada para generar proyectos que a través de diferentes acciones como,  la reforestación,  se produzca una absorción de las emisiones de CO² emitidas.  Existen proyectos de compensación de CO² por todo el mundo, en nuestro caso hemos elegido un proyecto en Nicaragua que tiene el programa de  Cero CO² de ECODES. En el  proyecto Triodos Bank, la compensación de la obra ha tenido un coste de 495 € para el promotor, Triodos Bank,  y la tonelada de CO² se ha pagado a 7,50 €, un precio que es variable en función del proyecto que se elija.

Las emisiones de CO² de los viajes realizados por la constructora Altave y del estudio de arquitectura sAtt, también se han contrarrestado con el mismo programa; e incluso hemos encontrado materiales que ya habían realizado la compensación de  de CO² desde la propia empresa como es el caso de las placas de cartón yeso de Knauf. En total, Altave ha compensado 0,092 tn de CO² y sAtt 0,132 tn de CO2, con el programa de Cero CO2 en Nicaragua, y Knauf ha compensado 4,30 tn de CO², con la herramienta de compensación “CleanCO²”,  en un programa de cocinas eficientes en Kenia. Todas las entidades hemos obtenido los correspondientes certificados de compensación de CO².

Hasta aquí nos hemos referido a la fase de construcción y puesta en obra del proyecto;  ahora bien,  el mayor coste ambiental suele estar en el uso del edificio, en el consumo de energía a lo largo de su ciclo de vida. En este caso,  la estrategia ha sido instalar una sola fuente de energía, la electricidad. Para ello hemos trabajado con la empresa Gesternova que nos ha garantizado, con un certificado de Cero CO², el uso exclusivo de energías renovables en la producción de energía.

Con estas medidas podemos decir que la oficina de Triodos Bank en Málaga es la primera oficina de banco Cero CO², y contribuye con su diseño a afrontar la mitigación del cambio climático a través de la arquitectura. En España no hay muchas experiencias de este tipo en la arquitectura y que yo conozca únicamente el proyecto de la casa Biopasiva desarrollada por 100×100 Madera donde también han compensado la huella de carbono producida en su proceso de construcción y en su uso.

En sAtt creemos firmemente que la solución no es compensar lo que contaminamos sino introducir todas las acciones más oportunas para reducir la emisión de CO²,  tanto en la fabricación de los materiales como en el uso del edificio. Para ello creamos medidas de alta eficiencia energética y diseño sostenible, y por ello hemos obteniendo la certificación A y BREEAM.  Además, utilizamos materiales de bajo impacto en la medida que es viable técnicamente y económicamente, como barro en las paredes (no precisa de calor en su industrialización como el yeso), viruta de papel o de madera para los aislamientos, suelos de baldosa hidráulica (tampoco requiere calor para su fabricación) y madera certificada FSC para el mobiliario y la iluminación.

Como arquitectos entendemos que para ganar la batalla de la sostenibilidad, además de usar materiales y estrategias lo más ecológicas, es importante buscar la estética, la emoción, la belleza…aunque también podríamos pensar en otras perspectivas de la belleza. ¿Es bello compensar CO²? ¿Es bello un espacio saludable? Estas son preguntas para contestar en otro post.

Iñaki Alonso
Presidente de ECÓMETRO
CEO sAtt Arquitectura Abierta

Triodos Bank reinventa su modelo de oficina bancaria sostenible

Relaciones híbridas. Pensando en una oficina para Triodos Bank