EH 54. Editorial

Seguiremos insistiendo, pase lo que pase, en la necesidad de que cada persona tenga una vivienda digna y asequible y que para ello hay que diseñar, construir y rehabilitar hábitats saludables y con la mínima huella ecológica; algo que la industria convencional y las administraciones han pasado por alto, primando los intereses económicos por encima de todo.

Vivimos en una sociedad injusta que no duda en acusar de “enemigos de la ciencia”, “ecotalibanes”, “jipis retrógrados” y otros muchos apelativos, a aquellos que pedimos algo de sentido común y que los avances de la tecnología, de la ciencia y de la industria se utilicen aplicando el principio de precaución y no escatimando medios para demostrar la inocuidad de los productos y materiales que vamos a utilizar en nuestro entorno.

Por desgracia parece que nada hemos aprendido en todo este tiempo y la humanidad sigue tropezando con la misma piedra una y otra vez. La historia se repite y parece un déjà vu, un volver a empezar que ya cansa.

¿Cómo es posible que en este país no se aplique ninguna normativa para evitar que el radón entre en nuestras casas? Es incomprensible e inadmisible que la administración no haya aplicado las recomendaciones dadas en 1990 por la UE para incorporar medidas de protección. No se entiende que el Código Técnico de la Edificación no incorpore normas y medidas para evitarlo, como tampoco se entiende que la mayoría de los arquitectos no tengan ni idea de qué es eso del radón. En nuestro país más de 1500 personas mueren al año debido a este gas invisible e inodoro que se acumula principalmente en los sótanos de nuestras casas. Según la OMS1 es la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón después del tabaco.

Seguiremos luchando contra la presión de las corporaciones sin escrúpulos, el “si no pasa nada”, la idea que arguyen los “talibanes” de la ciencia de que el progreso tiene sus daños colaterales y la inoperancia de las administraciones. Seguiremos denunciando las prácticas que atentan contra la vida humana, contra el medio ambiente y que se apoyan en la ignorancia. Seguiremos proponiendo soluciones y maneras de hacer las cosas de otra forma. Seguiremos exponiendo que la economía sin la ecología y la ética es inútil.

1.- En el año 1988 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), que está integrada en la OMS, clasificó el radón como cancerígeno humano del grupo 1. Ver artículo en la página 28.

 

Puedes encontrar la revista aqui

El Tribunal Constitucional da vía libre a las instalaciones de autoconsumo compartido en edificios

l pasado 25 de mayo, el Tribunal Constitucional publicó una sentencia que anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos recogida en el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, que regula la producción y el suministro eléctricos en régimen de autoconsumo.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

En dicha sentencia, el Constitucional declara contrario al orden constitucional de distribución de competencias y, por tanto, inconstitucional y nulo, el apartado 3 del artículo 4 del RD 900/2015, el cual establece que “en ningún caso un generador se podrá conectar a la red de varios consumidores”.

Mediante esta sentencia, el alto tribunal responde a un conflicto positivo presentado por la Generalitat de Catalunya contra el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo.

Autoconsumo, un beneficio para el usuario y para la eficiencia energética

El Gobierno de la Generalitat ha valorado positivamente la decisión del Tribunal Constitucional de anular la prohibición de que un generador se pueda conectar a la red interior de varios consumidores. El ejecutivo catalán considera, y el TC le ha dado la razón, que esta prohibición vulnera sus competencias autonómicas y dificulta la consecución de los objetivos de eficiencia energética y ambientales establecidos en diferentes directivas europeas de cara al año 2020.

En concreto, tal y como se puede leer en la propia sentencia, el alto tribunal indica que no “se evidencia razón alguna que justifique la necesidad de imponer una prohibición de este cariz, que impide a las Comunidades Autónomas promover en ejecución de las competencias que hayan asumido en materia de energía, medidas para la implantación de instalaciones comunes de autoconsumo en urbanizaciones, grandes edificios de viviendas o cualquier otro tipo de edificios complejos o con elementos comunitarios, y de las que se puedan beneficiar varios usuarios.

Samuel Bravo, ganador del Wheelwright Prize 2017

La edición 2017 del Wheelwright Prize, premio de Harvard University Graduate School of Design (GSD), ha sido otorgado al arquitecto chileno Samuel Bravo, quien recibe un fondo de 100.000 dólares con el fin de desarrollar su investigación sobre asentamientos informales y arquitecturas tradicionales.

Su propuesta de investigación se titula Projectless: Architecture of Informal Settlements y valora el concepto de “arquitectura sin arquitectos”, acuñado por el arquitecto e historiador social Bernard Rudofsky en 1964. Bravo plantea visitar una docena de lugares en Sudamérica, Asia y África, con el objetivo de desarrollar estrategias que integren diseños colectivos y vernáculos en los proyectos contemporáneos.

Bravo fue uno de los cuatro finalistas de la presente edición, que contó con más de 200 postulantes de 45 países de todo el mundo. Titulado de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2009), Bravo lidera su propia oficina y ha realizado una serie de proyectos en Sudamérica, incluyendo Proyecto Tarapacá, una serie de intervenciones en la ciudad de Tarapacá (Chile) con motivo del terremoto de 2005, y un centro de sanación y reserva natural basado en la medicina tradicional del pueblo shipibo en la selva amazónica en Perú, junto a Sandra Iturriaga.

Samuel ya había sido finalista en la anterior edición del certamen internacional, que finalmente premió a Anna Puigjaner.

Vía Plataforma arquitectura

Llegar a los acuerdos de la COP21 es hoy por hoy una utopía

Revertir, o incluso frenar, las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono y no superar el umbral de incremento de 1,5 ºC para el 2100, parece hoy por hoy imposible. Excepto avances tecnológicos revolucionarios y de momento imprevistos, las emisiones de CO2 deberían llegar a un máximo durante los próximos diez años. La única opción posible para frenar el cambio climático pasa por reducir drásticamente el uso de combustibles fósiles en favor de las energías renovables, y aplicar tecnologías de captura y secuestro de carbono que lo retiren artificialmente de la atmósfera. Unos augurios que empeoran más aún después de que Donald Trump haya anunciado la retirada de EEUU del acuerdo contra el cambio climático establecido en la reunión de París.

Proyección de la cantidad de emisiones antropogénicas acumuladas de carbono en los diferentes escenarios para el 2100. La columna “Historical (1901 a 2000)” muestra el total de emisiones acumuladas durante el s. XX. La columna “Fossil fuels” proyecta la cantidad de carbono emitida si empeora aún más el consumo de combustibles fósiles y no se usan las renovables. La columna “BAU” muestra un escenario que mantiene la dinámica actual. La “Re-Low” indica las emisiones en caso de que haya un ligero desarrollo de las renovables y una reducción baja de los combustibles fósiles. La columna “Re-High” muestra las emisiones en el escenario más optimista, donde se desarrollen bastente las energías renovables (un 5% anual) y se reduzca mucho el consumo de combustibles fósiles. La única columna que permite no superar un aumento de 2 ºC en 2100 es “Re-High + CCS”, que combina el mejor de los escenarios con la aplicación de tecnologías de captación y secuestro de carbono.

“La cantidad de dióxido de carbono se puede reducir de dos maneras: parando las emisiones o retirándolo de la atmósfera gracias al secuestro que se hace en los sumideros naturales como plantas, océanos y suelos. Y quizás con nuevas tecnologías humanas, aunque de momento son inviables”, explica Josep Peñuelas, investigador del CSIC en el CREAF, y uno de los autores del estudio publicado en Nature Communications. Parece que la opción de reducir las emisiones no es posible, lo que de paso reduce cada vez más la capacidad de los sumideros para capturar carbono de la atmósfera. Tanto es así, que el estudio muestra como, en el período de 2002 a 2011, las emisiones antropogénicas de CO2 fueron casi el doble de lo que la Tierra pudo absorber en océanos, suelos y plantas.

Cuatro escenarios donde ninguno de ellos cumple el objetivo de 1,5 ºC

La investigación plantea cuatro escenarios futuros, combinando diferentes grados de desarrollo de las renovables y de uso de combustibles fósiles. Uno de estos escenarios contempla seguir con la dinámica actual de crecimiento y consumo. En este caso, se prevé que en 2100 las emisiones de dióxido de carbono sean un 20% superiores a las de ahora, y la temperatura aumente hasta 3,3 ºC respecto a los niveles que había antes de la Revolución Industrial.

“Incluso, el mejor de los casos planteados queda lejos de los objetivos de la COP21: el aumento previsto en un escenario ideal sería de 2,5 ºC”, apunta el investigador. Para ello, se necesitaría que las energías renovables se instauren rápidamente —con un crecimiento anual sostenido del 5% (entre 2013 y 2014 sólo lo hicieron en un 2,6%)—, que las emisiones de dióxido de carbono lleguen a un máximo ya en 2022; que se reduzca más de un 75% el uso de combustibles fósiles como fuente de energía primaria en 2100; y que se detengan drásticamente otras actividades emisoras de CO2 como la deforestación.

Emisiones de una central. Fuente: Pixabay (CC0)

Ante esto, el estudio plantea la opción que desarrollar tecnología a gran escala para retirar artificialmente el carbono atmosférico. En caso de combinar el mejor de los escenarios planteados con esta tecnología la temperatura no llegaría a subir los 1,5 ºC —se quedaría en 1,4 ºC, pero en ningún caso sería posible ‘enfriar’ el planeta. Sin embargo, estas técnicas hipotéticas de secuestro de CO2, hoy por hoy, no están suficientemente desarrolladas y son imposibles de aplicar a gran escala, con unos grandes costes económicos y problemas medioambientales asociados. Por lo tanto, finaliza Peñuelas, “es imprescindible alcanzar el objetivo de sociedades estrictamente neutrales en carbono, donde las emisiones sean inferiores a la capacidad de los sumideros para capturar el CO2“.


ARTÍCULO

Walsh B., Ciais P., Janssens I.A., Peñuelas J., Riahi K., Rydzak F., van Vuuren D.P., Obersteiner M. (2017). Pathways for balancing CO2 emissions and sinks. Nature Communications 8, 14856. DOI: 10.1038/ncomms14856

Oficina “Cero CO2” de Triodos Bank en Málaga

El proyecto de la oficina bancaria de Triodos Bank en Málaga es un PROYECTO CERO EMISIONES DE CO² por su proceso de construcción y en su fase de uso. Es una propuesta Cero CO² porque desde el estudio de arquitectura sAtt hemos pensado y construido la oficina con el firme propósito de crear un espacio Cero Emisiones CO².

La construcción de la oficina ha emitido un total de 66 toneladas de CO² derivadas de la fabricación y puesta en obra de todos los materiales. Esto lo hemos calculado con la herramienta del ECÓMETRO ACV gracias a la metodología desarrollada de Análisis de Ciclo de Vida según la norma UNE-EN 15978. Esas 66 toneladas de CO² emitidas en el proceso de construcción se han compensado con un programa de compensación de CO² de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES).

La compensación de CO² está basada en destinar una inversión determinada para generar proyectos que a través de diferentes acciones como,  la reforestación,  se produzca una absorción de las emisiones de CO² emitidas.  Existen proyectos de compensación de CO² por todo el mundo, en nuestro caso hemos elegido un proyecto en Nicaragua que tiene el programa de  Cero CO² de ECODES. En el  proyecto Triodos Bank, la compensación de la obra ha tenido un coste de 495 € para el promotor, Triodos Bank,  y la tonelada de CO² se ha pagado a 7,50 €, un precio que es variable en función del proyecto que se elija.

Las emisiones de CO² de los viajes realizados por la constructora Altave y del estudio de arquitectura sAtt, también se han contrarrestado con el mismo programa; e incluso hemos encontrado materiales que ya habían realizado la compensación de  de CO² desde la propia empresa como es el caso de las placas de cartón yeso de Knauf. En total, Altave ha compensado 0,092 tn de CO² y sAtt 0,132 tn de CO2, con el programa de Cero CO2 en Nicaragua, y Knauf ha compensado 4,30 tn de CO², con la herramienta de compensación “CleanCO²”,  en un programa de cocinas eficientes en Kenia. Todas las entidades hemos obtenido los correspondientes certificados de compensación de CO².

Hasta aquí nos hemos referido a la fase de construcción y puesta en obra del proyecto;  ahora bien,  el mayor coste ambiental suele estar en el uso del edificio, en el consumo de energía a lo largo de su ciclo de vida. En este caso,  la estrategia ha sido instalar una sola fuente de energía, la electricidad. Para ello hemos trabajado con la empresa Gesternova que nos ha garantizado, con un certificado de Cero CO², el uso exclusivo de energías renovables en la producción de energía.

Con estas medidas podemos decir que la oficina de Triodos Bank en Málaga es la primera oficina de banco Cero CO², y contribuye con su diseño a afrontar la mitigación del cambio climático a través de la arquitectura. En España no hay muchas experiencias de este tipo en la arquitectura y que yo conozca únicamente el proyecto de la casa Biopasiva desarrollada por 100×100 Madera donde también han compensado la huella de carbono producida en su proceso de construcción y en su uso.

En sAtt creemos firmemente que la solución no es compensar lo que contaminamos sino introducir todas las acciones más oportunas para reducir la emisión de CO²,  tanto en la fabricación de los materiales como en el uso del edificio. Para ello creamos medidas de alta eficiencia energética y diseño sostenible, y por ello hemos obteniendo la certificación A y BREEAM.  Además, utilizamos materiales de bajo impacto en la medida que es viable técnicamente y económicamente, como barro en las paredes (no precisa de calor en su industrialización como el yeso), viruta de papel o de madera para los aislamientos, suelos de baldosa hidráulica (tampoco requiere calor para su fabricación) y madera certificada FSC para el mobiliario y la iluminación.

Como arquitectos entendemos que para ganar la batalla de la sostenibilidad, además de usar materiales y estrategias lo más ecológicas, es importante buscar la estética, la emoción, la belleza…aunque también podríamos pensar en otras perspectivas de la belleza. ¿Es bello compensar CO²? ¿Es bello un espacio saludable? Estas son preguntas para contestar en otro post.

Iñaki Alonso
Presidente de ECÓMETRO
CEO sAtt Arquitectura Abierta

Triodos Bank reinventa su modelo de oficina bancaria sostenible

Relaciones híbridas. Pensando en una oficina para Triodos Bank

Se pone en marcha el primer proyecto de vivienda en derecho de uso en Madrid.

La Cooperativa Entrepatios presenta su proyecto de vivienda en derecho de uso, que rompe con el modelo de desarrollo inmobiliario especulativo y que concede el protagonismo del proceso a la propia Cooperativa.

Nos complace invitarte al acto que tendrá lugar el próximo domingo 4 de junio a las 11.30 h.la Cooperativa Entrepatios presentará públicamente su proyecto de vivienda en régimen de derecho de uso. Será en el propio solar del distrito de Usera donde, dentro de unos meses, se levantará un edificio de 17 viviendas en el que vivirán los 31 adultos y los 19 niños y niñas que componen la Cooperativa.

Las personas que componen Entrepatios realizarán el acto simbólico de levantar conjuntamente el cartel informativo que anuncia que en ese solar se construirá un edificio de viviendas anclado sobre los tres pilares de la sostenibilidad en los que se apoya el proyecto: el social, el medioambiental y el económico.

Los dos primeros pilares, el social y el medioambiental, se basan en que los vecinos y vecinas son parte activa de todas las decisiones que afectan a la forma en que se construye su comunidad y porque se aplicarán criterios de bioconstrucción para que el edificio genere la menor huella ecológica.

Es en el pilar económico donde el proyecto rompe de forma radical con el modelo especulativo adoptando la modalidad de derecho de uso, que huye de la propiedad privada individual y donde la propiedad de las viviendas siempre reside en la Cooperativa, los vecinos y vecinas disfrutarán de un derecho de uso indefinido pagando una cuota mensual reducida y financiado con banca ética.

CONVOCATORIA:

Domingo 4 de junio de 2017. A las 11.30 h. 

Lugar: Solar en la calle González Feito, 19, distrito de Usera, Madrid. Mapa

Formato:

                                                   –       11.30 h. Posibilidad de entrevistas a socios y socias de la Cooperativa.

                                                   –       12.00 h. Levantamiento del Cartel.

Contacto para prensa: Nacho García Pedraza (i.garcia.pedraza@gmail.com, 661-511-033)

La subasta de renovables y el poder de la ciudadanía

En esta semana se ha celebrado la controvertida subasta por la que el Gobierno concedía licencias para instalar hasta 3.000 MW de renovables. Controvertida, entre otras cuestiones, porque el alambicado modelo diseñado excluye tanto a tecnologías maduras, como es el caso de la fotovoltaica, como la participación de agentes cuyo objetivo principal es activar ciudadanía en el ámbito energético.

Ninguna sorpresa respecto de lo que se esperaba. El resultado ha sido que toda, absolutamente toda, la potencia asignada ha ido a parar a una única tecnología: la eólica. Tal y como se había advertido que ocurriría, ya que la metodología de la subasta estaba diseñada para expulsar a otras tecnologías diferentes a ésta. En esta línea y con buen tino, la patronal UNEF (Unión Española Fotovoltaica) había solicitado medidas precautelares para suspender la subasta. Aun así, España, el país del sol, da de nuevo la espalda a la producción fotovoltaica.

El resultado de la subasta era predecible. Grandes, grandísimas corporaciones son las adjudicatarias. Algunos desmemoriados pensarán que con ello se garantiza la viabilidad de los proyectos. Pero, la experiencia demuestra que la aparente solidez que otorga el tamaño de estas organizaciones no es garantía de que lleguen a conectar la potencia adjudicada en plazo. Además, esta subasta pone de manifiesto la enorme inconsciencia del regulador, que no aprovecha la ocasión para fomentar proyectos que activen la participación ciudadana en el ámbito energético, a través de un cupo de reserva. La metodología está diseñada con infranqueables barreras de entrada a organizaciones que siendo sostenibles y profesionales, no pueden competir con corporaciones que ostentan dominio de mercado. El grave contexto ambiental (pérdida de biodiversidad, contaminación atmosférica, degradación de ecosistemas, agotamiento de recursos, cambio climático…) y las serias implicaciones sociales del sistema energético (desplazamientos forzosos de personas, guerras, precariedad o falta de empleo…) exige políticas serias de activación ciudadana en transición energética. Y este asunto es capital. La participación de la población en el ámbito energético no es una moda o un matiz superfluo. Abordar con cierto margen de seguridad la urgencia ambiental que tenemos por delante, implica un cambio de hábitos tan disruptivo de toda la sociedad, que desaprovechar una ocasión tan importante como la subasta para activar ciudadanía, es una irresponsabilidad.

La subasta del pasado 17 de mayo es una evidencia más de la falta de sensatez de la política energética española y nos vuelve a demostrar que estos modelos complejos y de gran especialidad técnica se desploman porque carecen de la simplicidad del sentido común. Nada nuevo bajo el sol. ¿Nada?

Afortunadamente, la ciudadanía va por delante del regulador. A pesar de las fuertes barreras de entrada y de un rosario de normativas y procedimientos delirantes, organizaciones del ámbito energético que han nacido al calor de la economía con valores saben, sabemos, sortear con creatividad y sentido común el bloqueo a la transición energética. Organizaciones que han puesto el foco en facilitar herramientas sólidas y sencillas donde la ciudadanía puede ser co-protagonista del cambio de modelo energético. Y así encontramos servicios tales como contratar la luz con una cooperativa, invertir en proyectos colectivos de energía limpia, aplicar metodologías de ahorro energético y hacer nuestro hogar y nuestra vida más sostenible.

En esta línea, queremos visibilizar la campaña que hemos puesto en marcha desde ecooo para romper la inacción en autoconsumo, la Oleada Solar. En estos últimos años, en el país del sol, apenas se han registrado 148 instalaciones de autoconsumo doméstico. Una normativa penosa y una desinformación paralizante son las responsables de esta situación. Nuestra experiencia nos demuestra que a pesar de la legislación, las personas que han instalado paneles en el tejado de su hogar están muy contentas. Ahorran en torno al 30% en la factura de la luz y dejan de emitir una considerable cantidad de CO2 a la atmósfera. Hay que seguir haciendo incidencia política para conseguir una normativa adecuada, aun así hay que fomentar que toda persona que tenga capacidad de ser autoproductora, lo sea. Por todo ello, lanzamos un reto, conseguir  en 45 días que 100 hogares apuesten por generar su propia energía uniéndose a esta iniciativa. La campaña se centra en el poder de la comunidad, generando importantes ahorros por compra colectiva, y se asienta en los valores de la economía social y solidaria. La comunidad oleada solar decidirá, de manera colectiva, qué organización social se beneficiará de un sistema de autoconsumo solidario. De este modo, al beneficio particular, se le contagia de valores tan necesarios como la solidaridad y la responsabilidad compartida hacia el planeta y quienes lo habitamos.
Sin haber acabado el plazo, ya hay más de 169 solicitudes. Como decíamos, la ciudadanía va muy por delante de sus gobernantes.

Necesitamos avanzar hacia un modelo de sociedad que utilice menos energía y que la que utilice sea limpia. La tecnocracia se ha demostrado ineficiente en esta responsabilidad. Lógico, tras la forzada complejidad del sistema se oculta un secuestro de la política energética a favor de los intereses de las grandes corporaciones. La única vía sensata pasa por contar con múltiples actores que rompan esta nefasta connivencia. Por tanto, urge apostar por un modelo energético distribuido. Personas, barrios y pueblos, siendo actores protagonistas de la transición energética. Muchos agentes, locales, resilientes y conectados están cambiando el mundo. Está en marcha la revolución energética ciudadana, que a pesar de las barreras, se abre paso desde la creatividad y el sentido común.

Cote Romero
Equipo ecooo

Mas información sobre la iniciativa Oleada Solar

Baños secos: respaldo legal y técnico a una nueva forma de saneamiento

(Argentina) El Ministerio de Salud aprobó la directriz que avala la tecnología del saneamiento seco apoyándose en un reglamento técnico elaborado por el programa de Tecnologías Sustentables del INTI.

Tras años de trabajo en conjunto con una multitud de organismos, el Ministerio de Salud aprobó la directriz que avala la tecnología del saneamiento seco (comúnmente conocido como baños secos), apoyándose en un reglamento técnico elaborado por el programa de Tecnologías Sustentables del Instituto Nacional de Tecnología Industrial. De esta forma, los baños secos se suman a los sistemas cloacales, pozos ciegos, lechos nitrificantes y letrinas entre las opciones legalmente disponibles para la elaboración de un sistema domiciliario o municipal de saneamiento.

El reglamento contempla normativas y estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Ambiental de Estocolmo, Suecia; referentes en la temática quienes fueron partícipes en la adopción de esta tecnología en todo el mundo. En la actualidad, países como Alemania, Japón, Suecia y Estados Unidos ya utilizan estos sistemas, cuya principal ventaja radica en la no utilización de agua para su funcionamiento.

La variante que el INTI impulsa es aquella que separa residuos en origen, es decir, materia fecal por un lado y orina por otro. Dado que la orina es virtualmente estéril, disponerla de forma segura no requiere mayores esfuerzos; de esta forma, sólo resta tratar los desechos sólidos, cuyo volumen aproximado es de 300 litros por familia por año.

La importancia de este desarrollo tecnológico se manifiesta en el ahorro concreto y palpable de agua: mientras que cada vez que se tira la cadena en un sistema conectado a la red cloacal o a un pozo ciego se desperdician alrededor de cinco litros de agua potable, en un baño seco no hay tal derroche. Esto es aún más vital en regiones con problemas de aridez –es decir, casi la mitad del territorio nacional- y en vistas de uno de los datos arrojados por el Censo 2010, según el cual más de la mitad de los hogares no están conectados a la red.

Actualmente el INTI se encuentra realizando diversas tareas con el fin de divulgar esta tecnología y profundizar su implementación en el país. Se está trabajando en el desarrollo de proveedores –con el objeto de no depender de importaciones y fomentar las capacidades locales-, así como también en la planificación de un esquema de aprovechamiento municipal de los residuos. El Instituto es el primer organismo nacional que cuenta con mingitorios secos en sus instalaciones –cuyo funcionamiento es idéntico al de uno común- y está en proceso de construcción de un baño seco experimental, donde se realizarán más mediciones y estudios para agregar información a la bibliografía existente.

Usos de los Estanques en la Permacultura

Los estanques en la Permacultura, son algo sumamente vital. Nos entregan agua para el riego, además de la posibilidad de criar peces, regular la temperatura mediante la generación de microclímas, debido a la propiedad de absorber y liberar calor y crean zonas borde entre ecosistemas.

Es por esto que en el diseño permacultural un buen estanque es algo esencial. A continuación analizaremos los principales detalles a tener en cuenta en cuanto a su construcción.

La Forma del estanque.

Una de las características centrales en el diseño permacultural es la maximización de los bordes. Esto se refiere a los lugares donde dos ecosistemas diferentes se enfrentan unos con otros. Cada ecosistema se beneficia de la interacción entre sí, por lo que estas estas zonas de borde se encuentran entre las ubicaciones más productivas y biodiversas en un diseño de permacultura.

El principio del borde se puede aplicar al diseño del estanque usando una forma no estándar que tiene porciones de entradas y de espuelas. Un estanque con un perímetro “ondulado” tiene mucho más borde que uno circular. Este aumento en la cantidad de borde permite el uso de un mayor número de plantas, lo que tendrá el efecto de atraer a una mayor variedad de insectos, aves y anfibios.

Profundidad del estanque.

Con un estanque, el efecto de borde se puede aplicar en tres dimensiones. La variación de la profundidad del estanque proporciona una mayor variedad de nichos para plantas acuáticas y animales para poblar. Por ejemplo, algunas plantas prefieren sus raíces en el agua, pero sus hojas por encima de la superficie, mientras que otros flotan en el agua.

Los renacuajos y los peces pequeños buscan agua menos profunda que los peces y crustáceos más grandes, mientras que al menos una zona de agua más profunda en su estanque proporciona alivio para todos los habitantes en épocas de altas temperaturas, que es cuando los niveles de agua pueden caer.

 

También se podría considerar tener una isla en medio del estanque. Este tramo de tierra, rodeado de agua, tendrá un microclima ligeramente diferente, incluso desde los bordes del estanque, ofreciendo otro entorno para el crecimiento de variedades vegetales. Esta variedad de profundidad es la razón por la cual los estanques que son cavados y luego forrados con un material flexible como las geomembranas son preferibles.

Plantas en el estanque.

La gran cantidad de bordes en el estanque de permacultura permite plantar una amplia variedad de especies de plantas alrededor del perímetro del estanque.

Como con en el resto de la parcela, elegir especies nativas siempre que sea posible. Esta variedad no sólo proporcionará diferentes hábitats y fuentes de alimento para insectos y animales, sino que también aumentará el atractivo visual del estanque.

También se deben plantar una variedad de especies en el estanque en sí. Ya sea en las aguas poco profundas a las variedad que necesitan estar totalmente sumergidas. Esto crea más nichos de hábitat y ayuda a mantener el agua sana y oxigenada.

Animales.

Como todo cuerpo de agua el estanque atraerá a animales de toda la zona, sobre todo si se trata de un estanque de permacultura que hace hincapié en la biodiversidad y por lo tanto ofrece una gran cantidad de vida vegetal.

Esto traerá en un montón de insectos terrestres, así como acuáticos que a su vez traerá ranas, lagartos y aves. Si desea puede producir pescado o crustáceos como mejillones y camarones. Elija las especies que ocurren naturalmente en la zona, ya que se adaptarán mejor a las condiciones locales, y consiga buenos ejemplares para la siembra que provengan de otro productor orgánico.

Sombra.

En los estanques que reciben una gran cantidad de luz solar directa y sobre todo cuando recién lo construimos, el crecimiento de algas puede ser un problema. Estás algas  pueden bloquear la luz del sol agotar el oxigeno y no permitir crecer correctamente al resto de las plantas.

La adición de plantas que sobresalen de los bordes del estanque puede ayudar, evitando que el sol llegue a toda la superficie y, por lo tanto, disminuya la temperatura general del estanque. Esta sombra también es beneficiosa para los animales en el estanque, proporcionando refugio para las criaturas más pequeñas de los depredadores y los elementos.

Habitat.

Es necesario crear espacios habitables para los peces y otros pobladores que les puedan proporcionar protección. Esto se logra colocando piedras, troncos, tocones y otras elementos naturales alrededor del estanque.

Al igual que con las plantas, algunos van sumergidos, algunos en forma parcial y otros en la tierra alrededor del perímetro. Esto también crea más nichos de hábitat para que diferentes especies de animales e insectos pueden prosperar. Evite el uso de elementos inorgánicos prefabricados en su estanque, para evitar la introducción de químicos no deseados y otros contaminantes potenciales.

Agua.

Probablemente el mejor momento para cavar un estanque es en el otoño, después de las primeras lluvias. Esto significa que el suelo es lo suficientemente suave para cavar con facilidad, y el estanque puede llenarse naturalmente con agua de lluvia y nieve durante los meses de otoño e invierno.

Su estanque debe ser un ecosistema natural, por lo que es normal dejar bajar el nivel del agua en verano cuando se produce más evaporación, también es conveniente mantener el agua en movimiento, para oxigenarla.

Visto en: https://ecocosas.com 

Más info:

Zona I: Planificación contra los incendios y gestión del agua

Espiral de aromáticas

Piscinas ecológicas. Darse un chapuzón de forma natural

Piscinas naturalizadas. Bañarse en agua cristalina y saludable

http://www.ecohabitar.org/zona-i-planificacion-contra-los-incendios-y-gestion-del-agua-2/

Eficiencia energética: climatización, iluminación y equipos

Los edificios son unos de los elementos que suponen mayor consumo de energía primaria a nivel mundial y concretamente en España y Europa. Suponen aproximadamente un tercio del consumo total, por lo que la eficiencia energética en es clave para garantizar una sostenibilidad en los edificios a corto y medio plazo.

Un edificio requiere energía fundamentalmente para tres aspectos:

  • Climatización y agua caliente: pudiendo ser sólo para calefacción o para calefacción y refrigeración
  • Iluminación
  • Equipos

Para proporcionar una solución integral de eficiencia energética se deben abordar todos los puntos de consumo. La eficiencia energética es la relación que mide cuánta energía se aprovecha en forma de energía útil frente a la energía utilizada. Se expresa en forma de rendimiento. Por ejemplo, un equipo con un rendimiento lumínico (bombilla) del 85% convertirá en energía luminosa el 85% de la energía eléctrica consumida. A medida que usamos equipos con mayor eficiencia energética logramos mantener el mismo nivel de servicio y confort (iluminación, temperatura…) disminuyendo el consumo de energía.

Un aspecto previo y fundamental es la concepción y diseño de edificios que tengan la menor demanda de energía, de este modo necesitaremos menos energía útil en los mismos. Esto, combinado con equipos de alta eficiencia, permite reducir notablemente el consumo de energía. Por ejemplo, a nivel de climatización esto se consigue diseñando edificios con un alto nivel de aislamiento, que requieren poca energía para ser calentados o enfriados. En este caso requerimos menos energía útil (calor para el edificio), y si además usamos equipos eficientes, reducimos aún más el consumo de energía primaria.

En los edificios, para aportar una solución global de eficiencia energética se deben combinar varias estrategias y equipos, para lograr que actúen de forma integral y mejoren el comportamiento. Analizamos las soluciones más importantes para cada tipo de consumo de energía.

Climatización

El uso de equipos de calefacción de alta eficiencia, como por ejemplo las calderas de gas natural de condensación, reduce el consumo de combustible para producir el mismo calor, suponiendo un importante ahorro energético. Además, estos equipos se pueden combinar con energías renovables, como biomasa o energía solar.

Es importante utilizar además sistemas de control y regulación para adecuar las temperaturas a la ocupación real del edificio y además mantener un nivel de temperatura confortable, pero sin que suponga un derroche de energía. La ventilación del edificio es importante ya que supone la entrada de aire del exterior que debe de calentarse o enfriarse hasta alcanzar la temperatura deseada. En equipos de climatización la etiqueta energética (A, A+, A++…) sirve para clasificar su nivel de eficiencia energética y aunque supongan una inversión inicial mayor ahorraremos mucha energía en el medio plazo.

Iluminación

Se debe primar el uso de la iluminación natural, para disminuir la necesidad de uso de equipos de iluminación artificial y además es muy importante usar equipos de alta eficiencia energética. Las soluciones actuales de iluminación LED y los sistemas fluorescentes son muy eficientes y permiten obtener niveles muy buenos de iluminación con un bajo consumo de energía. El etiquetado energético de las lámparas permite también conocer su nivel de eficiencia energética, facilitando la elección al consumidor.

Equipos

Los equipos utilizados en los edificios, tanto a nivel laboral como doméstico, suponen un consumo energético elevado. Existe también un etiquetado energético que permite comparar niveles de eficiencia energética entre electrodomésticos, ordenadores y otros dispositivos corrientes. A medida que optemos por equipos con mejor etiquetado energético garantizamos que tenemos un buen servicio sin que exista un consumo elevado de energía, por lo que es importante fijarnos en estos detalles a la hora de comprar cualquier equipo.

Integrando todas las soluciones que hemos mencionado anteriormente podemos conseguir mantener nuestro nivel de calidad de vida y confort en los edificios y viviendas reduciendo notablemente el consumo de energía. Esto redunda en un importante ahorro económico, pero también en una disminución del consumo de energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorando a nivel global la situación ambiental, evitando el calentamiento global y haciendo las ciudades y edificios más sostenibles. Medidas de eficiencia energética similares deben adoptarse en el resto de sectores, como el transporte, la industria o la agricultura, lo que da lugar a un importante descenso en el consumo de energía.


Más info:

Diseño ecológico en la climatización

La Comisión Europea abre una consulta pública para la normativa de ahorro y eficiencia energética

Las metas climáticas son realistas con edificios energéticamente eficientes