Entre espacio y aprendizaje. Neurociencia del espacio educativo.

¿Es cierto que el espacio condiciona el aprendizaje? Más concretamente, ¿Podemos, como arquitectos, diseñar un espacio en el que los alumnos sean más proclives a escuchar, atender o realizar una actividad concreta?

Una vez más, encontramos la respuesta en los vínculos entre la arquitectura y la neurociencia. Campo que avanza a pasos agigantados gracias a las aportaciones que se hacen en los simposios organizados por la ANFA, en San Diego. Allí los investigadores más punteros del mundo dan a conocer sus experimentos sobre la interacción entre el cuerpo y espacio teniendo como denominador común el cerebro. Esto no es más que inicio de un universo que se nos viene encima a los profesionales del diseño y que, hoy más que nunca, tenemos la posibilidad de estudiar con detalle. Read more

Deconstruyendo la electro-polución

En este artículo voy a hablar de qué es la electro-polución, cómo influye en la salud y qué recomendaciones propongo como precauciones. Pero en primer lugar quiero a explicar un poco por qué es importante este concepto y qué tiene que ver con los seres humanos.

Somos seres en equilibrio bio-eléctrico y magnético. ¿Qué significa esto? Para empezar, la Tierra está envuelta globalmente por un campo bio-eléctrico atmosférico y produce un campo magnético.

A nivel eléctrico, en la atmósfera hay una tensión entre la acumulación de cargas negativas más cerca de la superficie terrestre y el aumento de las cargas positivas a medida que nos separamos de la corteza. Del mismo modo, los humanos y todos los seres vivos, y también las células que nos componen, tenemos un campo eléctrico a nuestro alrededor con una tensión entre cargas negativas y positivas por la separación entre las dos. De hecho, la vida en sí misma existe por el intercambio eléctrico entre el medio y los seres vivos. Un ejemplo de nuestra sensibilidad al campo eléctrico es que descansamos más en posición horizontal, ya que la atmósfera no añade tensión entre nuestros pies y nuestra cabeza cuando quedan a la misma altura. Read more

El empobrecimiento de la salud y la arquitectura

El ser humano empezó a modificar su entorno para mantener sus necesidades cubiertas, especialmente  la necesidad de cuidar de su cuerpo físico para asegurar su supervivencia. La otra función primigenia de la arquitectura fue modificar la percepción del espacio y del mundo. Siempre me he preguntado hasta qué punto la arquitectura actual sigue apoyando o no las necesidades humanas y qué percepción del mundo nos ofrece. Y en todo caso, qué queremos escoger que nos ofrezca la arquitectura…

Recientemente he seguido dos formaciones en biohabitabilidad, salud y armonía del hábitat. Con este artículo quiero compartir la nueva visión que he adquirido sobre cómo la arquitectura impacta sobre el ser humano y en una serie de artículos posteriores iré extrayendo distintos bloques de conocimiento y de criterios que pueden integrarse en la práctica arquitectónica para favorecer la salud de las personas.

Biohabitabilidad es el término que se usa para hacer referencia al conjunto de parámetros que dependen del hábitat y su construcción que generan un entorno favorable para la biología humana, el bienestar y la salud.

En primer lugar quiero dar una breve definición sobre lo que entiendo por salud. Para mí salud no es solo un estado de no-enfermedad sino que es un estado de bienestar corporal y mental, en el que tanto el cuerpo como la mente realizan sus funciones correctamente y pueden acceder a su capacidad innata de sanarse y defenderse por sí mismos de influencias externas, para propiciar estados de felicidad. Read more