La agricultura sostenible y la conservación de los hábitats. Forestería análoga 1

En 2011 se celebró el Año Internacional de los Bosques, lo que es una importante iniciativa mundial, y muy positiva, hacia la conservación de las áreas forestales. Es un año para concienciarnos de que los bosques son una parte esencial del desarrollo sostenible de nuestro planeta.

Entre muchas cosas, los bosques producen oxígeno, conservan el suelo, regulan el clima y acogen a un sin fin de especies. Cada año el mundo pierde 130,000 Km2 de bosque debido a la deforestación lo cual, según el Banco Mundial, es el equivalente al 20% de las emisiones totales mundiales de gases de efecto invernadero.

Por lo tanto es urgente gestionar los recursos naturales de forma sostenible a nivel mundial y motivar la restauración de áreas degradadas. Estamos convencidos de que la Forestería Análoga es la solución para lo planteado dentro del marco de la resolución de las Naciones Unidas para conmemorar 2011 Año Internacional de los Bosques.

¿Qué es Forestería Análoga?

Concebida durante la década de los 80 por el Dr. Senanayake (Sri Lanka), la Forestería Análoga – FA – es un sistema de restauración forestal que busca establecer ecosistemas análogos en estructura arquitectónica y funciones ecológicas a la vegetación clímax, aumentando la biodiversidad y fortaleciendo, a la vez, a las comunidades rurales a nivel social y económico.

Es una metodología muy atractiva para los agricultores forestales puesto que les suministra una fuente de ingresos en su entorno natural o semi-natural. Se diferencia de otros sistemas agroforestales en que tiene una gran importancia la utilización de la flora y fauna forestal nativa, ya que su conservación es uno de los objetivos prioritarios de la FA.

La Forestería Análoga cumple muy bien con las necesidades de los agricultores puesto que les permite seleccionar y utilizar las especies de forma compatible ecológicamente, socialmente, económicamente y culturalmente con el medio-ambiente.

Más específicamente los objetivos principales de la Forestería Análoga son:

  • La restauración de hábitats conservando el equilibrio ecológico, respetando la propia área y los territorios vecinos.
  • La capacitación de las comunidades locales.

 

 


Los Forest Garden Products (FGPs)

Los Forest Garden Products (FGPs) o Productos de Jardín Forestal, en español, son productos recolectados exclusivamente de los bosques que han sido producidos según los procedimientos de la Forestería Análoga que certifican que las prácticas contribuyen a la sostenibilidad agrícola, la conservación de la biodiversidad y la estabilidad ambiental y, además cumplen con los estándares de la producción orgánica.

La Red Internacional de Forestería Análoga – International Analog Forestry Network (RIFA-IAFN)

Fundada en 1997, la Forestería Análoga es aplicada en más de 20 países y en casi todos los continentes del mundo (Suramérica, Norte América, Asia, etc.) El principal objetivo de la RIFA es de restaurar la estabilidad y la biodiversidad de los ecosistemas a través de la investigación, diseño y aplicación de la metodología/sistema de Forestería Análoga.


La aplicación de la FA en el Mediterráneo

El Mediterráneo es una de las eco regiones de gran diversidad de especies vegetales, 15.000 a 25.000 especies, 60% de ellas endémicas (UICN 2008). Los bosques mediterráneos son un tapón climático que regula el microclima local y forman parte de uno de los paisajes por donde transitan millones de turistas todos los años, donde el ecoturismo tiene cada vez más importancia socio-económica y además un gran depósito de CO2 atmosférico. Existe por lo tanto una urgencia para proteger este bioma. Curiosamente la aplicación de la Forestería Análoga en Europa está todavía en sus inicios. Hasta el día de hoy la Red Mediterráneo de Forestería Análoga (AFMed) es la única organización que implementa la Forestería Análoga en el Mediterráneo.

Actualmente AFMED está desarrollando varios proyectos relacionados con la implementación del método de FA en el bioma mediterráneo. 

 


Finca “Sa Pedrisa”. Mancor de la Vall, Illes Balears

Bosque mediterráneo de aprovechamiento múltiple, se trata de una finca de 14 Ha donde predomina como cultivo principal el olivar, en ella se ha favorecido el crecimiento de especies propias mediterráneas tanto arbóreas como arbustivas. Esta finca forma parte de un proyecto de colaboración para la protección del “burro mallorquín-ase mallorquí”, raza autóctona en peligro de extinción. El proyecto de restauración con la metodología de FA lleva implementándose 10 años.

“Son Rullán”. Deiá, Illes Balears

Se trata de una finca de montaña de aproximadamente 8 Ha de olivar. La característica principal radica en los olivos centenarios entre los que se ha venido llevando a cabo un proyecto de permacultura. Actualmente se encuentra en fase de diseño hacia la FA tanto para la producción de aceite y olivas en FGPs como ejemplo-modelo de gestión agroforestal FA.

Arboretum Marbella

Centro de recursos ambientales, donde se desarrollan diversos proyectos en los que se incluye una parcela demostrativa de 1,3 Ha, donde se lleva a cabo un proyecto de restauración de alcornocal (Quercus suber) sub-húmedo mediterráneo, siguiendo la metodología FA.


Sa Pedrisa, Mallorca


Artículo aparecido en el nº 30 de EcoHabitar.

Puedes leer la editorial aquí

Quieres comprar un ejemplar? aquí

Huerta y limonada, clásicos renovados

Dicen que versionar buenas canciones viejas sirve para que lleguen a los jóvenes y no se olviden. La onda de recuperar cosas del pasado y de buscar satisfacción en algo hecho por uno mismo nos invita a volver a cultivar flores y verduras en cajas recicladas o en el jardín y a asomarnos desde la ciudad al paisaje del mundo rural.

Hablar de los problemas de la agricultura y su importancia para que los pueblos y su historia sigan vivos, sería salirnos del tema, aunque no está de más el recordar las dificultades, sobre todo de las pequeñas explotaciones, para mantenerse a flote y combinar economía y ecología. Los inmuebles pierden valor pero el terreno agrícola se vuelve caro pasando a grandes manos y las pequeñas ciudades en el campo sin subvencionespierden población, servicios, gremios y vida propia.

Parcelas de jardines y huertas de una asociación en Alemania

 

Cerezos en las aceras

La huerta está de moda. Huertas siempre ha habido y también urbanitas que presumen de perejil y guindillas del balcón. Quizás lo que está cambiado es la manera de percibir la alimentación y su importancia económica, ecológica, social y a preguntarnos por el origen de los alimentos, su comercialización, el transporte, el reparto, la elaboración, la influencia en la salud.

En numerosos proyectos colaboran arquitectura, urbanismo y mundo vegetal para mejorar la calidad de vida creando espacios de encuentro, zonas de juego o huertas en patios interiores, plazas, fachadas, azoteas. Son iniciativas públicas, de vecinos, o de empresas para mejorar los edificios o unas simples cajas puestas para que el que quiera plante algo en las esquinas, por ejemplo de París. La ciudad espera ganar 100 hectáreas para el año 2020, gracias al plan para „ vegetalizar“ tejados y fachadas de los cuales un tercio serán comestibles, así como aprovechar parte de la superficie de los parques. Actualmente la cosecha de los proyectos pioneros se destina a comedores locales u obras sociales. Además se gana superficie útil. Por su gran variedad de flores las abejas de la torre de Montparnasse o de la Opera Garnier hacen miel de mejor calidad que las de colmenas junto a grandes monocultivos tratados con más productos químicos.

Bicicleta-jardinera en Alemania

Patio interior con un hotel y viviendas en el centro de Turín

Huerta en una escuela del norte de Alemania

Se vuelven a descubrir las viñas urbanas de Montmartre o Belleville. En las rotondas galas conviven flores con cardos, acelgas rojas, alcachofas, lombardas.

Según expertos los árboles frutales sufren menos ataques por vandalismo ya que aún se tiene un cierto respeto a lo que nos da de comer.

La moda, el turismo, la gastronomía, la agricultura son pilares importantes de la economía francesa que van engranando unos en otros. Aumenta el número de estudiantes agrónomos dispuestos a trabajar ecológicamente comercializando la cosecha de otra manera y a ampliar sus actividades con el ecoturismo, la producción de energía o la agricultura urbana. Preservar los cultivos será tema importante, hoy higos y cerezas se han vueltos muy caros en la gran ciudad.

Cocineros con estrellas recolectan en sus azoteas parisinas ingredientes para sus creaciones combinando sabores de antaño y mezclas audaces. Tomillo, lavanda, fresas, parras, tomatitos forman un decorado comestible en bistros populares y en tiendas-bares vanguardistas donde se combina artesanía, productos regionales y restauración. Cada vez hay más restaurantes „Locavore“, término acuñado en 1972 en San Francisco para denominar la corriente de consumir alimentos de proximidad.

Tras unos años en París volvemos a nuestra casa en un fiordo del norte. Me doy cuenta que tenemos cerezos en las aceras. Han crecido a la vez que los niños y recuerdo que entonces me extrañó que los plantaran entre los coches. Otra costumbre muy del norte es el preferir las zarzamoras y escarabujos a las tapias y el que haya huerta en el patio de las escuelas. Hoy está de moda. Las semillas autóctonas son un regalo muy apreciado y el parque del pueblo se mantiene impecable gracias a la colaboración de los vecinos. Resurge el interés por las asociaciones que alquilan parcelas próximas a las ciudades y las familias jóvenes se apuntan a las listas de espera. La más antigua de Alemania en Kappeln ha cumplido 200 años. Los aficionados de aquí y allí se escapan a las huertas para desconectar, hacer ejercicio y vida social mientras se intercambian plantas y trucos.

Cajas para plantar entre todos en París, respetando las plantas

En la carta de los bares aumentan los platos vegan, panes, cervezas, refrescos, postres y helados artesanales preparados cada vez más con ingredientes biológicos y regionales que se sirven en vajillas desparejadas, esmaltadas o en tablas, todo ello en un ambiente de manufactura que combina con imaginación y color piezas de recuperación, maderas sin tratar y paredes descubiertas. Además tienen gran aceptación las limonadas y los tes fríos caseros por ser naturales y ahorrar transporte.

Se recopilan ideas y se reinventan maneras de trabajar con la naturaleza. Antes había bares de barrio con huerta familiar, geranios en latas y agua de limón de la abuela con hierbabuena del tiesto. Lo normal eran alimentos de temporada de la zona y se aprovechaba todo. Se puede hacer pesto con hojas de zanahoria, nos dijo un gran cocinero francés. El rodearnos de plantas sanas, valorar alimentos, apreciar lo hecho a mano, ser consumidores responsables, son clásicos renovados.

Bruselas acogerá el lanzamiento del Día Europeo de Comunidades Sostenibles

El próximo viernes, 22 de septiembre, responsables políticos y representantes de las miles de iniciativas dirigidas por la comunidad sobre el cambio climático y la sostenibilidad en Europa se reunirán en Bruselas (Bélgica) para lanzar el primer Día Europeo de Comunidades Sostenibles (EDSC) que se celebra al día siguiente.

La conferencia tiene como objetivo involucrar a los responsables de la política de la Unión Europea (UE) y las partes interesadas en Bruselas demostrando cómo las iniciativas dirigidas por la comunidad sobre el cambio climático y la sostenibilidad tienen un papel vital en el logro de los objetivos climáticos. El potencial de la acción dirigida por la comunidad es significativo y el CESE se complace en colaborar con ECOLISE para promover la acción local en materia de sostenibilidad. El evento también contribuirá a la semana de acción que celebra la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para celebrar el Día Europeo de las Comunidades Sostenibles el 23 de septiembre, las comunidades de toda Europa presentarán sus esfuerzos pioneros para crear nuevos modelos de vida sostenible. Ecovillages, iniciativas de transición, proyectos de permacultura, el movimiento agroecológico y muchos otros abrirán sus puertas e invitarán al público a observar, discutir e inspirarse en una amplia gama de proyectos que abarcan desde energía comunitaria hasta alimentación local, movilidad sostenible, gestión de recursos y mucho más.

Desarrollo del acto

Durante la conferencia en el CESE, habrá un video en vivo con los organizadores mostrando una selección de estos eventos a escala europea. La información más reciente de la red ECOLISE se compartirá con los participantes en la conferencia, incluidos los hallazgos de la investigación sobre el estado, los impactos y los retos de las iniciativas comunitarias en Europa para lograr objetivos climáticos, preservar los recursos naturales y la biodiversidad y crear una sociedad más justa y equitativa .

Los participantes en el evento de lanzamiento del Día Europeo de las Comunidades Sostenibles incluirán a los responsables políticos de la UE, como la Comisión Europea, los miembros del Parlamento Europeo, los miembros del CESE, los representantes gubernamentales y los líderes comunitarios, incluidos los miembros de ECOLISE, las organizaciones asociadas y las ONG.

Para ver el programa, aquí. Para registrarse, aquí.

Jornada internacional de demostración de cocina solar

Actividad organizada por la asociación “Les Amis du Padre Himalaya” de Sorède en la que participaron especialistas de Francia, Alemania, Portugal y España.

El lugar elegido, conocido como Site Himalaya 1900, es una instalación con finalidad divulgativa en la que se encuentra una reproducción de un “pirelióforo” (el que traga el fuego del sol), un horno solar diseñado por el portugués Manuel António Gomes, más conocido como el padre Himalaya y experimentado en Sorède en el verano de 1900 consiguiendo una temperatura de 1100 grados. Una versión perfeccionada del pirelióforo fue premiada en la Exposición Universal de San Luis en 1904.

Durante la jornada se expusieron unos 50 hornos y cocinas solares con gran variedad de modelos, comerciales y autoconstruidos, con diversas preparaciones culinarias: paella, magret, bacalao, pistos de verduras, champiñones, pan, peras y manzanas asadas, bizcocho, magdalenas…
También se mostraron instrumentos didácticos sobre energía solar.

Tras un acto de presentación por parte del presidente de la asociación y el alcalde de Sorède, se impartieron las siguientes conferencias:

  • “Una década de experiencias dedicadas a la cocina solar con pasión y entusiasmo”, por Celestino Ruivo profesor del Instituto Superior de Ingeniería de la Universidad del Algarve (Faro, Portugal)
  • “Aplicación didáctica de los hornos y cocinas solares”, por Juan Bello, profesor del CIFP Someso (A Coruña, España)
  • “Aplicaciones industriales de los concentradores solares” por Régis Olivès, director de la Escuela de Ingenieros de Energías Renovables de la Universidad de Perpignan (Francia)
  • “Actividades educativas del Concurso Solar Padre Himalaya” por David Loureiro, especialista del Laboratorio Nacional de Energía y Geología (Amadora, Portugal)
  • “Módulo Bioclimático Experimental”, por Juan Bello, profesor del CIFP Someso (A Coruña, España)

Los miembros de la asociación APH realizaron varias demostraciones del funcionamiento del pirelióforo para alcanzar altas temperaturas como para quemar madera, fundir metales o rocas.

Entre participantes y visitantes se superó la cifra de trescientas personas que disfrutaron con las explicaciones, demostraciones y degustaciones realizadas.

Imágenes de la galería: http://himalaya.vefblog.net/

Más info: Blog de la Asociación “Les Amis du Padre Himalaya de Sorède” http://himalaya.vefblog.net/

Informe: aislamientos ecológicos. Comparativa global

Por supuesto hay que elegir aislantes ecológicos y aunque todos tengan sus puntos débiles, destacan sobre todo sus grandes cualidades.

En primer lugar su buen balance medioambiental: los aislantes ecológicos tienen la ventaja, en la mayoría de los casos, de consumir poca energía en su fabricación, lo cual no es el caso de sus primos “convencionales” tales como el poliestireno y el poliuretano derivados de la industria petroquímica. También son más fáciles de reciclar y proceden de materias primas de origen vegetal o animal, que son renovables por naturaleza.

En segundo lugar, su durabilidad, que precisamente no es la característica principal de la lana de vidrio, la cual ofrece un bienestar mediocre en verano y, además no soporta la humedad.

Una vez elegida la versión ecológica del aislamiento, todavía tienes la posibilidad elegir entre dos tipos: el distribuido y revocado.

El aislamiento distribuido permite obtener una pared directamente aislante: en paredes de ladrillos (que, desgraciadamente, tienen una huella de carbono elevada), en balas de paja y fibras aglutinadas (tierra y paja, cáñamo y cal).

Del aislamiento revocado no se hablará en este artículo por cuestiones de espacio.

Las páginas siguientes están dedicadas al aislamiento distribuido, que permite fortalecer térmicamente las paredes poco o insuficientemente aisladas. Este aislamiento incluye apenas una decena de familias de materiales presentados en la tabla de resumen que está a continuación. Para un bajo consumo energético y un bienestar interior tanto en verano como en invierno, hay que prever un espesor consecuente. Un aislamiento de alto rendimiento, del tipo propuesto por el sello BBC Effinergie1, requiere de 26 a 40 cm de aislamiento en techo (R entre 6.5 y 10) y 13 a 22 cm en la pared (R 3,2 a 5,5), para los aislantes que tienen un lambda cerca de 0.040.

En España, la información sobre los efectos en la salud de los productos de construcción se ofrece a cuentagotas. Sabemos que el poliestireno emite humos tóxicos en caso de incendio y pentano durante la instalación; que las lanas minerales pueden causar afecciones dermatológicas importantes, por no mencionar el riesgo de asma, debido a los aglutinantes y además persisten las dudas sobre el potencial cancerígeno de sus fibras2. Sin embargo todavía no hay datos fiables o son insuficientes tanto para los aislamientos de origen mineral y sintético como para los ecológicos y su instalación, ya que también requieren tomar algunas precauciones.

En cuanto a los aislantes convencionales, su corte, manipulación e instalación generan polvo, que puede causar enfermedades respiratorias.

Se recomienda el uso de una máscara (clase de eficiencia P1, P2 o P3, CE, EN 149). Sobre todo porque las sales de boro, insecticidas ignífugos y fungicidas naturales, que se utiliza en algunas guatas de celulosa o lana de oveja, consideradas por mucho tiempo inofensivas, fueron clasificadas en noviembre de 2008 como neurotóxica, cuando se inhala.

Todavía no disponemos de datos de los valores de umbral, pero el principio de precaución invita a protegerse.

La barrera de vapor y el revestimiento exterior, debidamente instalado, evitará el contacto de estos  tóxicos, con los ocupantes de la casa.

Nuestros criterios para la comparación

Entre los criterios técnicos presentados en este primer cuadro, figura la lambda,(λ) que es un coeficiente de conductividad térmica (en W/mK), que proporciona información sobre la capacidad aislante de un material.

Cuanto menor es el lambda, mayor es su capacidad de aislamiento.

La mayoría de los aislantes tienen un lambda situado a unos 0.040.

Hay que tener cuidado con los documentos comerciales, que sólo indican “0.04” ya que el tercer dígito después del punto decimal es importante. Hemos decidido deliberadamente no tomar este criterio comparativo en las tablas de comparación de las páginas siguientes ya que los fabricantes, rara vez calculan el lambda de la misma manera.

Sin un método común, la comparación sería necesariamente parcial. Para comparar los espesores de las familias de aislamiento con un mismo rendimiento térmico, se optó por tomar una resistencia térmica, R (m 2 K/W) de 5, que corresponde a un buen aislamiento de las paredes. R se obtiene dividiendo el espesor de un material (en metros) por su lambda.

La capacidad higroscópica es la capacidad de un material para absorber el exceso de vapor de agua cuando el aire está demasiado húmedo y devolverlo cuando se seca.

El coeficiente de resistencia a la difusión del vapor de agua (µ), por su parte, indica la capacidad de un material para permitir la difusión de vapor de agua. Más µ, mayor será la resistencia y menor es el vapor de agua que puede pasar a través de la pared. Este valor (sin unidades) es interesante para componer la máxima  capacidad transpirable de la pared.

La resistencia al fuego se rige por Euroclases. La clase A se refiere a productos que contribuyen poco o nada al desarrollo del fuego. En cambio, en la clase F se encuentran los materiales sin ninguna característica contra la propagación del fuego.

El desfase de un material juega un papel importante en la confortabilidad de la vivienda en verano.

Representa el tiempo entre el momento en que la temperatura es más alta en el exterior y el momento en que es más alta en el interior. Se dará preferencia en las zonas de sobrecalentamiento estival a un aislamiento de la azotea con un desfase de al menos 10 horas, para que la ola de calor exterior del mediodía llegue al interior de la casa durante la noche.

Guía de implementación

Para llevar a cabo un buen aislamiento, se necesita un experto en la materia. Un buen aislante colocado descuidadamente no será más eficaz que un aislante malo. Y ahí es donde radica el problema en España, ya que los profesionales capacitados en la colocación de aislamiento térmico son escasos. Según un informe que el OPEN (Observatorio Permanente de la reconversión de vivienda) publicó en julio 2008, sólo el 8% de los hogares renovados en el 2006 consiguen “un nivel de rendimiento térmico ejemplar” .

Podemos concluir que el 92% restante son viviendas repletas de puentes térmicos o de defectos de estanqueidad al aire, los errores más comunes, o que el espesor del aislamiento es insuficiente.

Para evitar contratiempos lo mejor es contactar con el área de ahorro energético de su comunidad, o con distribuidores de materiales aislantes ecológicos; estas empresas están relacionadas con profesionales capacitados para hacer un buen aislamiento. También hay técnicas para comprobar en qué estado está su aislamiento, la termografía infrarroja es una de ellas, esta técnica permite fotografiar los puentes térmicos. Y para verificar la estanqueidad al aire, existe la prueba de soplador de puerta. Pero cuidado ¡ecológico o no, el aislamiento no lo es todo! Una pared es un conjunto: estructura, albañilería, revestimiento y sellado, todo ello juega un papel significativo en la calidad final del aislamiento.

Hacer clic para ampliar. © EcoHabitar y autores

 


1.- Sistema de certificación de aislamiento en Francia.

2.- 1987: OMS clasifica la lana de vidrio y la lana de roca como posibles cancerígenos en el grupo 2B.

1997: La Directiva de la UE del 05/12 clasifica a las fibras de aislamiento de lana de vidrio como posible carcinógeno pero insuficientemente evaluadas con la posibilidad de riesgos irreversibles.

2001: OMS reclasifica las lanas minerales en la categoría 3 o sea que no son clasificables en cuanto a su potencial cancerígeno en el hombre. Aparentemente los fabricantes han trabajado para  reducir la biopersistencia de las fibras.


Este articulo apareció en el número 30 de Ecohabitar.


 

Análisis del ciclo de vida: instrumentos para cuantificar los impactos medioambiemtales

Análisis del ciclo de vida: instrumentos para cuantificar los impactos medioambiemtales

Los análisis del ciclo de vida (ACV) son instrumentos científicos que permiten cuantificar los impactos medioambiemtales en un producto o en un servicio. Utilizados en la industria desde los años 80, sirven desde hace 10 años para evaluar el impacto de los materiales de construcción.

Un ACV ofrece información completa sobre muchos de los impactos ambientales y para que sus resultados sean comprensibles por todos, tenemos que encontrar una metodología para la simplificación.

Sin embargo, actualmente, el método varía dependiendo de los implicados, por lo que no siempre es fácil comparar los resultados. Tomemos el ejemplo de la “energía incorporada”: dependiendo de quien comunique el resultado del ACV, se tendrá o no en cuenta el transporte, la gestión al final de la vida, si se precisará o no que la energía de origen es renovable o no.

De hecho, para el mismo material el valor de “energía incorporada”puede variar de simple a doble. Del mismo modo para la gestión del fin de vida de los materiales; algunos expedientes estiman que la simple descarga en vertedero es suficiente y hay otros que optan por seleccionar y tratar de un modo separativo.

Metodología

Para comparar los balances de situación “de CO2” y “energía primaria no renovables” (energía incorporada), se utilizó una sola base de datos: IBO (Austria). Reconocida y utilizada en varios países, tiene la ventaja de haber sido ampliamente probada y de educar a un gran número de materiales de construcción. Cuando se dispone de datos, también se presentan los materiales y productos analizados por las iniciativas francesa (software EQUER, enchufes ESFD). Por último, para la comparación, el servicio prestado por cada aislante es el mismo:

1 m2 de aislamiento de R = 5 m2.K / W. Las densidades indicadas corresponden a los materiales estándar.

Diferenciamos cuatro grupos:

  1. Los grandes contribuyentes al efecto invernadero: los aislantes minerales y sintéticos densos.
  2. Los medios: los aislantes minerales y sintéticos poco densos.
  3. Los neutros: los materiales de origen biológico en paneles o rollos.
  4. Los sumideros de CO2: fibras vegetales densas.

De energía primaria

Hay tres grandes grupos de aislantes:

  1. Los “energéticos”: los aislantes densos y sintéticos.
  2. Los medios: los aislantes minerales, los aislantes sintéticos poco densos, los materiales “de origen biológico” (de origen vegetal o animal) en paneles o rollos.
  3. La primera clase: los materiales “de origen biológico” poco transformados.

En una evaluación más completa sería necesario incluir:

  • Agotamiento de recursos.
  • Fin de vida de los materiales (vertederos, valorización energética, reciclage, etc).
  • La toxicidad para la salud humana.
  • Varios contaminantes sobre los ecosistemas (acidificación, la destrucción de la capa de ozono, la eutrofización, etc).
  • Los criterios económicos y sociales (cursos de corta duración, la creación de empleo,etc).

Si integramos los distintos criterios se confirma como las mejores opciones los materiales vegetales y animales, o mínimamente procesados a partir de materiales reciclados.

 

 

Aislamiento de rellenado

Aislamiento “multifuncional”

1: Paneles de aislamiento al vacío – (190 kg/m3, λ = 0,008)

2: Paneles de poliestireno expandido – (17 kg/m3, λ = 0.035)

3: Lana de vidrio – Rollos (28 kg/m3, λ = 0,038)

4: Lana de roca (30 kg/m3, λ = 0,038)

5: Manta de fi bra de madera – Rollos (40 kg/m3, λ = 0,038)

6: Manta de de cáñamo – Rollos (30 kg/m3, λ = 0.040)

7: Manta de lino – Rollos (30 kg/m3, λ = 0.040)

8: Manta de lana de oveja – Rollos (kg/m3, λ = 0.040)

9: Celulosa – paneles (kg/m3, λ = 0.040)

10: Guata de celulosa insufl ada (55 kg/m3, λ = 0.040)

11: Perlita – a granel (85 kg/m3, λ = 0.050)

12: Cañamiza – a granel (110 kg/m3, λ = 0,048)

13: Poliuretano – Paneles (30 kg/m3, λ = 0,028)

14: Poliestireno extruido (a) – Paneles (30 kg/m3, λ = 0.035)

15: Lana de vidrio de alta defi nición – Paneles (80 kg/m3, λ = 0,039)

16: Lana de roca de alta defi nición – Paneles (130 kg/m3, λ = 0.040)

17: Vidrio celular – Paneles (120 kg/m3, λ = 0,045)

18: Placa de aislante mineral – Bloque (115 kg/m3, λ = 0,045)

19: Fibra de madera – Paneles (180 kg/m3, λ = 0.040)

20: Corcho expandido – Paneles (100 kg/m3, λ = 0,042)

21: Paja – Balas (100 kg/m3, λ = 0,056)

(a) sin agentes HFC

Fuentes:

EQUER: www.izuba.fr – ESFD ( fi chas de declaraciones medioambientales y sanitarias): www.inies.fr – IBO (Österreichisches Institut für Bauökologie und Baubiologie): www.ibo.at – INRA / ADEME y el Departamento de Agricultura: ACV para Cáñamo de hormigón.

ESFD: – 2: Knauf TTh33 Therm (17 kg/m3 = 0,033), 3: Isover Isoconfort 32 (28 kg/m3λ = 0,032); 4: Isover Alphalène 50 (50 kg/m3 = 0,035), 6: Isover Florapan (30 kg/m3 = 0,042); 13: Efi sol Efi green Duo (31 kg/m3 = 0,025); 16: Isover Panotoit Fibac 2 (140 kg/m3, = 0,039); 17: Pittsburgh Corning T4 compacto Foamglas (120 kg/m3 = 0,042)

 

Informe: Aislamientos ecológicos. Compativa global

La Yurta, mínimo espacio y máximo confort

Colocar una Yurta en tu terreno o en tu jardín es fácil. Hoy hay personas que las fabrican en España.

El hábitat puede considerarse como nuestra 3ª piel, siendo la epidermis la primera y la ropa la segunda. El medio ambiente y el tipo de vivienda en que habitamos influye directamente sobre nuestro bienestar y nuestro ser. La forma, los materiales, los colores además de su función, determinan la sensación de paz y de armonía.

A raíz de una búsqueda de varios años, de un modo de vida alternativo, basado en una vuelta a la naturaleza y la simplicidad, hemos dado con la idea de vivir la experiencia de una Yurta. Después de un curso de formación junto a un arquitecto especializado en Yurtas, hemos construido la primera.

La Yurta es la vivienda tradicional de los pueblos nómadas de Asia central. Transportable y de forma redonda, está hecha de un armazón de madera, recubierto de fieltro de lana. Es en Mongolia, su país de origen, donde la Yurta constituye el hábitat mas difundido.

A pesar de su aparente simplicidad, la yurta es una estructura de concepción muy ingeniosa, teniendo cada elemento una importancia fundamental e interactuando con las otras partes en la cohesión del conjunto. En el interior, el techo redondo representa el cielo, la apertura en medio como el sol, el ojo del cielo de donde viene la luz. El centro es el lugar más sagrado donde se encuentra el fuego, símbolo de la vida.

A menudo se recubre el suelo de una base de madera desmontable sobre la cual se extienden alfombras, sobre todo si la yurta se queda en un sitio fijo bastante tiempo.

El tamaño de una yurta depende del número de entramados. Una yurta familiar mediana se compone de 4 a 6 entramados, lo cual corresponde a un diámetro de entre 5 y 7 metros. La altura de la pared varía entre 1,40 y 1,85 metros y la corona (el orificio del techo) se sitúa aproximadamente a 3 metros del suelo, según el uso deseado.

Rápidamente montada y desmontada (aproximadamente 3 o 4 horas), fácilmente transportable (unos 100 kg para una yurta de 5 m), la yurta no necesita piquetas en el suelo puesto que solamente está puesta, lo que permite montarla sobre cualquier terreno, arenoso, rocoso o incluso helado. Su forma redonda le da un mínimo de toma de contacto al viento y en el interior una sensación de espacio, debida a sus paredes verticales.

Además, las excelentes cualidades de aislamiento del fieltro hace que la yurta permanezca confortable y soporte grandes variaciones de temperatura.

La yurta está constituida de los elementos siguientes :

  • Una pared cilíndrica hecha de varios entramados ensamblados unos a otros.
  • Un entramado esta compuesto de listones de madera cruzados los unos sobre los otros de manera que se puedan desplegar y replegarse.
  • Un techo hecho de pértigas, que reposan sobre la cima del entramado y que se insertan en una corona central que forma la cumbre. Esta armadura de madera está recubierta de piezas de fieltro, una o varias capas, según la temperatura. Se añade una tela gruesa de algodón blanco impermeable que protege al fieltro de las intemperies.

Vivir en una Yurta

Una de las razones que nos han llevado a vivir en una Yurta es la movilidad que nos permite, sin necesidad de permiso de construcción. Otro motivo es su bajo coste. Además, nos gusta la forma redonda que permite el flujo de la energía (no queremos hablar aquí demasiado de la tiranía de la línea recta, que no existe en la naturaleza…). Por ultimo, nos lleva de vuelta a la simplicidad y a una vida sencilla, en contacto con la naturaleza y en un ambiente atractivo.

La Yurta es igualmente un complemento agradable para acoger amigos en un alojamiento anexo y es también un espacio funcional y estético para camping rural, vacaciones, bodas, reuniones, cursos o exposiciones.

Vivir una experiencia con la Yurta es una buena manera de rehabilitar la relación entre el hombre y la naturaleza. Por el momento, nuestras almas navegantes han elegido la Yurta como modo de vida, y nuestro horizonte está constituido por una vida sana en la que queremos trabajar con los niños, la bioconstrucción, el yoga y la agricultura ecológica, convencidos de que la dedicación a actividades diversas contribuye a un enriquecimiento profundo y real del ser. Como decía Hundertwasser: “La armonía con la naturaleza es la clave de la felicidad y la belleza es el camino que nos conduce a ella”.

Puedes encontrar información de quien las fabrica en el Directorio de EcoHabitar. Clica aquí.

Creciente influencia de las monedas regionales

El economista E. F. Schumacher argumentó en “Small Is Beautiful” (“lo pequeño es hermoso”) en el subtítulo “Economía como si a la gente le importara” que desde un punto de vista verdaderamente económico, la forma más racional de producir es “a partir de recursos locales, para las necesidades locales”.

Jane Jacobs, la querida autora de “muerte y vida de las grandes ciudades americanas”, enfatizó el punto de Schumacher a través de su análisis de una ciudad-región sana como una que creaba las industrias “de substitución de importación” de forma continua.

Sin embargo, una economía regional bien desarrollada que produce para sus propias necesidades sólo es posible cuando el control de sus recursos y finanzas está dentro de la propia región. La propiedad de la tierra, los recursos naturales y la industria son cada vez más controlados por las fuerzas del mercado según los caprichos del mejor postor. Del mismo modo, la toma de decisiones sobre quién recibe crédito está cada vez más centralizada en los grandes bancos que tienen una parte controladora en la emisión de divisas. La mayoría de las regiones se enfrentan a la preocupante realidad de que sus recursos económicos están sujetos a fuerzas externas al área.

Esta situación requiere una reorganización de las instituciones económicas para que respondan a las condiciones locales y sirvan de manera equitativa a las personas que viven en un área. Los fideicomisos de tierras comunitarias, las empresas propiedad de los trabajadores y los trabajadores, los bancos locales sin fines de lucro y las monedas regionales son algunas de las herramientas para construir economías regionales fuertes.

Debido a que todos hemos aprendido a asumir que las monedas nacionales son la norma, una moneda regional es quizás la menos comprendida de estas herramientas. Jane Jacobs, en su libro “Ciudades y riqueza de las naciones”, considera la economía de una región como una entidad viva constantemente en proceso de expansión y contratación. Ella identificó una moneda regional como el regulador apropiado de esta vida que respira y fluye.

Al igual que una nación, una región que no produce un número suficiente de los bienes que consume viene a depender en gran medida de las importaciones y encuentra su moneda devaluada. Los costos de importación aumentan, el intercambio de bienes se reduce, y la región tiene que “pedir prestado”, lo que significa que exporta su capital (dólares, no bienes) y termina importando casi todo lo que necesita. Pero si la región está abasteciendo sus propias necesidades, entonces su moneda “se endurece” y mantiene su valor relativo a otras monedas. Las importaciones son más baratas, y el comercio es más equitativo -o incluso sesgado en favor de la región autosuficiente o “que sustituye a las importaciones”.

Jacobs describe las monedas como “poderosos portadores de información de retroalimentación … y poderosos desencadenantes de ajustes, pero en sus propios términos: una moneda nacional registra, sobre todo, información consolidada del comercio internacional de una nación”. Esta retroalimentación informa a los responsables de la política económica. Pero, ¿debería la región industrial de los Grandes Lagos o los estados del cinturón agrícola ajustar sus economías de la misma manera que los estados del Sunbelt o el Silicon Valley de la Costa Oeste?

Una parte muy significativa de la economía de cualquier región está gobernada por un sistema monetario y bancario sobre el cual los miembros de una comunidad tienen poca o ninguna representación. La dependencia de las monedas nacionales, en realidad, priva a las regiones de una herramienta de autorregulación y permite que los bolsillos económicos vacíos se muevan sin ayuda en una nación aparentemente próspera. Lo que se requiere es el establecimiento de un sistema con responsabilidad comunitaria.

Una moneda nacional facilitó la industrialización de los Estados Unidos, que a su vez creó muchos puestos de trabajo; Sin embargo, la centralización del sistema monetario también ha servido para centralizar los beneficios del sistema.

A diferencia de una moneda nacional, que fácilmente sale de la región en la que se crea su valor, una moneda local o regional sólo puede circular en un área limitada; Las monedas locales y el capital local no pueden viajar a los centros de dinero para financiar las operaciones de las corporaciones  multinacionales o pagar intereses sobre la deuda. Las decisiones de crédito son en su lugar tomadas por los banqueros locales con un conocimiento personal particular no sólo de los prestatarios, sino también de las necesidades de la región en su conjunto.

El sur de Berkshire, ciudad de Great Barrington, Massachusetts, sede del Centro Schumacher, ha liderado el desarrollo de su propia moneda, BerkShares. Nuestra historia, que tiene lugar durante las últimas cuatro décadas, hace claros los detalles de cómo funciona una moneda local y cómo se fomenta la autonomía económica regional. Lea la relación completa aquí.

El reciente artículo de Aaron Fernando en Shareable describe cómo funcionan las BerkShares y refuerzan a otras iniciativas de economía local en la región, incluyendo un Community Land Trust y el Community Supported Agriculture. Lea el artículo aquí.

Pero la historia de Berkshire es sólo una de un número creciente de historias de ciudades-regiones que emiten sus propias monedas.

En Barcelona, la capital de Cataluña, España, el pueblo eligió a la alcaldesa Ada Colau en 2015. Colau, que había ganado la atención como activista anti-desahucios durante el apogeo de la crisis financiera española, se sumó a una plataforma que incluía una moneda local para Barcelona. Miquel Ortega, comisionado de la ciudad para el comercio, consumo y mercados, defendió en el ayuntamiento que una moneda local ayudaría a Barcelona a “mantener la rotación de flujos dentro de la ciudad para traer más beneficios a la población”. Lea más aquí.

La moneda de Barcelona aún no se ha lanzado, pero en la vecina Santa Coloma de Gramenet el gobierno de la ciudad lanzó “La Grama” a principios de 2017. El año pasado, la ciudad realizó un estudio para averiguar qué pasó con el dinero de los contribuyentes y con subvenciones a organizaciones locales. Lo que encontraron fue chocante: el 90% abandonó la ciudad en tres días. La Grama ayudará a mantener ese dinero local por más tiempo, apoyando a las empresas de propiedad local dentro de las murallas de la ciudad, y no al centro comercial cercano.  Leer más aquí.

En Bristol, Inglaterra, la ciudad acaba de recibir una subvención de £ 561,868 para expandir su moneda regional para construir un programa de préstamos sin interés. Esta es la ciudad donde el alcalde accedió a cobrar el 100% de su salario en Bristol Pounds.

A medida que las monedas específicas de las ciudades-regiones se multiplican, su aplicación se ha vuelto cada vez más sofisticada, asegurando la longevidad y fomentando la vitalidad económica regional.

Busca ejemplos emergentes en alguna ciudad cercana.


Artículo traducido por el colectivo Osel

La redacción de EcoHabitar se traslada a Navarra

Han sido más de 18 años que la redacción de EcoHabitar ha estado en Olba (Teruel). Ahí la revista y la editorial han ido creciendo en título, contenidos y lectoras. Han sido 18 años y multitud de artículos tanto en la revista impresa como en la web, relatando proyectos y trabajos llenos de ilusión y profesionalidad de muchas personas que han emprendido la aventura de construir algo de acuerdo con una ética que respeta el planeta y todos los seres que lo habitan.

Ahora EcoHabitar se ha traslado a un nuevo lugar, al pueblo navarro de Artieda, donde hace unos años comenzó un experimento de comunidad, Arterra Bizimodu, en donde se está demostrando que hay otras formas de entender el habitat, sin especulación, con una mínima huella ecológica y desarrollando el conocimiento común, el alma de la nueva era que se avecina postcapitalista.

Desde aquí , EcoHabitar, quiere dinamizar y apoyar proyectos emprendedores, empresas sin ánimo de lucro y cooperativas, que estén de acuerdo con la economía del bien común y generar, así, una economía local resiliente y de futuro.

Puedes contactar con EcoHabitar aquí.

Polideportivo cero-carbono de bambú en Tailandia

Esta sala de deportes para una  escuela en Tailandia utiliza vigas de bambú prefabricadas para abarcar más de 17 metros sin refuerzos de acero o conexiones. Encargado por la escuela internacionalPanyaden, una institución internacional y bilingüe ubicada en la provincia de Chiang Mai, el proyecto fue diseñado por Chiangmai Life Architects (CLA), una firma especializada en arquitectura de bambú y tierra. Se espera que el edificio dure al menos 50 años.

La escuela está ubicada en la provincia de Chiang Mai provincia. Imagen de Markus Roselieb (CLA)

El diseño de CLA se basa en la flor de loto, un símbolo de las enseñanzas tailandesas y budistas. El equipo de diseño, dirigido por Markus Roselieb y Tosapon Sittiwong, fue invitado a construir un gran salón capaz de acomodar a 300 estudiantes, mientras que la mezcla con su entorno natural. El breve también pidió instalaciones deportivas modernas y declaró que sólo el bambú podría ser utilizado para mantener la baja huella de carbono de la escuela.

El diseño del edificio se basa en la flor de loto

Cubriendo un área total de 782 metros cuadrados (8,417 sqf), en la estructura terminada se puede practicar baloncesto, voleibol y bádminton. Las instalaciones de almacenamiento se colocan detrás de un escenario que puede ser levantado automáticamente, mientras que los balcones elevados proporcionan espacio para que los padres y otros visitantes puedan ver los diversos eventos de la sala. La ventilación natural y el aislamiento aseguran que el espacio permanezca fresco durante todo el año, mientras que el bambú expuesto ofrece una presencia estructural estéticamente agradable.

Las vigas de bambú permiten que el techo se extienda más de 17 metros

Con la ayuda de dos ingenieros independientes, el pabellón deportivo fue diseñado para soportar vientos de alta velocidad, terremotos y otras fuerzas naturales comunes a la región. Los arcos de bambú recién desarrollados, que permiten tramos de más de 17 metros, fueron montados en el sitio antes de ser levantados en posición con la ayuda de una grúa. Como el bambú utilizó carbono absorbido en un grado mucho más alto que el carbono emitido durante el tratamiento, el transporte y la construcción, el proyecto tiene una huella de carbono cero.

Ventilación natural y aislamiento aseguran que el espacio se mantenga fresco durante todo el año

Escaleras de bambú conducen a los palcos

La cancha tiene capacidad para albergar hasta 300 alumnos

La estructura cubre un área total de 782 metros cuadrados

El pabellón deportivo fue diseñado para soportar vientos de alta velocidad, terremotos y otras fuerzas naturales

El proyecto tiene una huella de carbono cero

El edificio se espera que dure por lo menos 50 años

Una vista aérea de la estructura

 

Información del proyecto:

Nombre: sala de deportes de bambú para la escuela internacional Panyaden
ubicación: distrito de Hang Dong, provincia de Chiang Mai, Tailandia
arquitecto: Chiangmai Vida Arquitectos (CLA)
área construida: 782 sqm / 8,417 sqf
terminado: 2017
fotografía: Markus Roselieb (CLA) y Alberto Cosi

Arquitectos principales: Markus Roselieb, Tosapon Sittiwong
ingenieros: Phuong Nguyen, Esteban Morales Montoya
cliente: Panyaden
presupuesto de la escuela internacional : USD 300.000
huella de carbono: cero

Fabricantes / productos 
construcción de la vida de chiangmai: bórax / ácido bórico tratado bambú
yang ma deportes co., Ltd: EPDM / SBR piso de los deportes de interior
PSC co comercial, Ltd .: cree luces multiuso LED