Casa solar

solar3Casas abiertas al Sol, vivas y saludables. Doradas semillas de la era acuariana. Construcciones conectadas a la tierra y abiertas al cosmos. Albergues cómplices con el entorno. Espacios de luz para la integración. Hogares orgánicos para coexistir y crecer. Refugios sagrados resonantes con la vida. Templos de fluidez para elevar el horizonte anímico del ser. Cobijos de amor preñados por el Sol.

Casas solares, que desde la humildad, la sencillez y la coherencia, surgen como necesidad a un nuevo concepto de vida, animada por el despertar de la conciencia, donde la integración con el entorno, la armonía de los espacios, la suavidad de las formas y texturas, la disposición ordenada de las estancias según principios bioclimáticos y/o geománticos, la confección de sus elementos con materiales naturales, el equilibrio entre lo artesanal y lo tecnológico, las instalaciones biocompatibles, la eficiencia energética, la optimización de recursos,… surgen, fruto de una nueva conciencia que busca respetar la vida como expresión de la existencia.

Arquitectura Solar: Arquitectura responsable y consciente

Casas confeccionadas con materiales naturales, fundamentalmente con la robustez de la piedra, la resistencia y nobleza de la madera, la  moldeabilidad del barro, la calidez de las fibras vegetales, la transparencia del vidrio, la plasticidad y permeabilidad del yeso, como ligante aglomerante la cal, y sobre todo la miscibilidad y disolubilidad del agua.

Materiales que requieren manos artesanas de profesionales con vocación. Y del fluir del hidrógeno en todos sus procesos de transformación, su unión genera vida en nuestro astro, mediante la fusión de estos átomos de hidrógeno en el proceso termonuclear, desde donde se proyecta la energía en forma de fotones, creando la resonancia que incide en la formación de los puentes de hidrógeno, de lo cuales depende la constitución de la molécula de agua presente en todos los materiales y procesos de transformación de los elementos constructivos.

 
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *