Caña dulce: permacultura, bioconstrucción y autoconocimiento

cañadulce1“Tenemos un sueño en el corazón, que la armonía, la salud y la ecología se extienda por el planeta”.

Vida sana, veganismo, ecológía, sostenibilidad, austeridad, bioconstrucción, permacultura, yoga o autoconocimiento, son términos que definen el proyecto Caña Dulce y la forma de vida que eligieron conocer y divulgar sus fundadores. Matri y Lucho son una joven pareja de aventureros emprendedores que decidieron, hace 9 años, sumar esfuerzos y recorrer juntos el camino que más les atraía: vivir en el campo, alejados del ruido y  afianzar un proyecto de vida que les enseñase lo que ellos mismos querían aprender y en el que generar los recursos necesarios para ser autosuficientes. Caña Dulce es su visión utópica hecha realidad en Coín (Málaga) con los principios de la Permacultura y apostando por la autoconstrucción en todos su espacios y edificios

Iniciaron su andadura con escasos recursos, recorriendo proyectos que les mostrasen el camino y trabajando en campos de trabajo, recogiendo hortalizas y frutas en fincas tradicionales, ecológicas, biodinámicas y de permacultura. Cinco años después, en el año 2.000, encontraron su lugar cerca de Coín, en una finca abandonada durante 14 años de una hectárea y media, bañada al sur por el río Grande y flanqueada por miles de  cañas, donde posaron su entusiasmo y su ilusión por materializar sus ideales. Y tomaron de las cañas el nombre del proyecto, que debía ser una alternativa al sistema de vida imperante,  que presentase opciones saludables y no agresivas como la permacultura, la bioconstrucción, la autogestión de la salud, el kundalini yoga, la relajación o la meditación.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *