Can Masdeu. Modelo de ecoaldea “rurbana”

MesaJuntosEn diciembre de 2001 fue ocupada Can Masdeu, una vieja masía en el Parc de Collserola, Barcelona. Tras más de 50 años de abandono, esta antigua leprosería veía esperanzada el comienzo de una nueva etapa en la que, bajo el empuje de un joven y diverso grupo de personas, iba a ser restaurada como vivienda y centro social.

Como era de esperar, los propietarios de la finca, el Hospital de St. Pau, e indirectamente la Generalitat, pronto presentaron una denuncia por usurpación y daños. El juez de instrucción decretó una orden de desalojo y la policía se presentó en la casa con intención de llevarla a cabo. Lo que no esperaban ni juez ni antidisturbios fue la numantina resistencia de los ocupantes de la casa, colgados en sitios inverosímiles y apoyados por cientos de personas acampadas en el valle. Tras varios días de resistencia, el juez anuló la orden de desalojo argumentando que “el derecho a la vida esta por encima del derecho a la propiedad”.

La resistencia de los ocupantes de Can Masdeu ante el intento de desalojo fue sin duda ejemplar, pero fue entonces y sólo entonces, una vez que la policía se fue y los dejó solos, a expensas de futuros juicios y decisiones políticas, cuando comenzó realmente la verdadera resistencia. Pues, de qué otra manera se podría calificar el decidido intento de este grupo de personas por construir una forma de vida alternativa que, yendo más lejos de la crítica fácil del sistema, dedica tanto tiempo y energía en la búsqueda de la autosuficiencia, en la gestión autónoma del lugar, en la colaboración con los vecinos del barrio, en la integración en todo tipo de redes por las que circula información, recursos y afectos… Si algo nos debe quedar claro a estas alturas es que resistir es construir, crear alternativas, crear ilusión y hacerla realidad. Y en esto, los habitantes de Can Masdeu se han revelado unos auténticos expertos.

Huertos comunitarios al servicio del barrio

Desde el primer día de ocupación, los habitantes de Can Masdeu se fijaron dos objetivos prioritarios: velar por la conservación del carácter natural del valle y recuperar su uso y gestión comunitarios. El valle de Can Masdeu se sitúa en uno de los tres barrancos pertenecientes a 9 Barris, una barriada periférica en la vertiente barcelonesa del Parc de Collserola. Se trata de una zona de gran valor agroforestal que asegura la biodiversidad y la conexión entre los diferentes ecosistemas naturales de la zona. Algo que parece importar poco a sus propietarios, que en los últimos años han llevado a cabo varios intentos de especulación con el terreno, que sólo han podido ser paralizados gracias a la existencia de un fuerte asociacionismo local. Los habitantes de Can Masdeu, unidos al resto de asociaciones locales, exigen la recalificación del valle, para que pase de zona de equipamientos a zona agrícola, y acabar así con cualquier intento futuro de urbanizar este espacio natural.

 

 

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *