ISOBIO, Proyecto Europeo para desarrollar materiales de Construcción naturales a gran escala

ISOBIO da nombre al proyecto de Desarrollo de Materiales de Aislamiento de Altas Prestaciones a partir de Agregados Bio-derivados. El proyecto europeo, que empezó en febrero de 2015 y dura 4 años, pretende desarrollar nuevos materiales aislantes y revocos a partir de la combinación de agregados de materiales naturales, como fibras vegetales y residuos agrícolas, y aglomerantes biológicos.

El proyecto ISOBIO tiene una duración de cuatro años.

El proyecto se engloba dentro del contexto de Horizon2020, programa de investigación de la Unión Europea, en el apartado de Materiales para la Envolvente de los Edificios. Y este plantea:

  • Reducción de la energía y el CO2 embebido a nivel de producto de la construcción.
  • Mejora de las prestaciones aislantes de los aislamientos desarrollados.
  • Reducción de costes de producción.

El proyecto abarca desde el estudio y elección de los materiales de origen biológico hasta la implantación en el mercado europeo, pasando por el desarrollo, la industrialización y el análisis de los productos resultantes. Este proceso se ha dividido en paquetes de trabajo, que se desarrollan a lo largo de estos 4 años de duración y que implican unos resultados concretos para cada uno.

Desarrollo de los Paquetes de trabajo

Los primeros paquetes de trabajo se han centrado en la caracterización de bio-agregados, materiales biológicos que actúen como aglomerante y la compatibilización de componentes para crear materiales estables, con propiedades aislantes que puedan conformar productos fiables y durables en el tiempo. Desde el inicio del proyecto y durante todo el proceso, hay un equipo de trabajo encargado de realizar el análisis de ciclo de vida y de costes, desde el material base hasta los productos aislantes y de revoco resultantes del proyecto.

Una vez desarrollados los materiales, hay otros paquetes de trabajo donde se desarrollan los productos concretos, definiendo el formato, sistemas de instalación, usabilidad del producto,… Además se definirá el proceso de producción e industrialización de los productos.

El proyecto tiene una fase de ensayos, en el que se testearán prototipos en diversos climas y se realizarán simulaciones dinámicas con software especializado como DesignBuilder-EnergyPlus y WUFI Pro para comprobar y optimizar las propiedades térmicas e higrotérmicas.

Durante todo el proyecto también hay un paquete de trabajo dedicado a la explotación y difusión del trabajo y de los productos resultantes, que estudia y planifica su inclusión en el mercado de la construcción actual.

EH 54. Editorial

Seguiremos insistiendo, pase lo que pase, en la necesidad de que cada persona tenga una vivienda digna y asequible y que para ello hay que diseñar, construir y rehabilitar hábitats saludables y con la mínima huella ecológica; algo que la industria convencional y las administraciones han pasado por alto, primando los intereses económicos por encima de todo.

Vivimos en una sociedad injusta que no duda en acusar de “enemigos de la ciencia”, “ecotalibanes”, “jipis retrógrados” y otros muchos apelativos, a aquellos que pedimos algo de sentido común y que los avances de la tecnología, de la ciencia y de la industria se utilicen aplicando el principio de precaución y no escatimando medios para demostrar la inocuidad de los productos y materiales que vamos a utilizar en nuestro entorno.

Por desgracia parece que nada hemos aprendido en todo este tiempo y la humanidad sigue tropezando con la misma piedra una y otra vez. La historia se repite y parece un déjà vu, un volver a empezar que ya cansa.

¿Cómo es posible que en este país no se aplique ninguna normativa para evitar que el radón entre en nuestras casas? Es incomprensible e inadmisible que la administración no haya aplicado las recomendaciones dadas en 1990 por la UE para incorporar medidas de protección. No se entiende que el Código Técnico de la Edificación no incorpore normas y medidas para evitarlo, como tampoco se entiende que la mayoría de los arquitectos no tengan ni idea de qué es eso del radón. En nuestro país más de 1500 personas mueren al año debido a este gas invisible e inodoro que se acumula principalmente en los sótanos de nuestras casas. Según la OMS1 es la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón después del tabaco.

Seguiremos luchando contra la presión de las corporaciones sin escrúpulos, el “si no pasa nada”, la idea que arguyen los “talibanes” de la ciencia de que el progreso tiene sus daños colaterales y la inoperancia de las administraciones. Seguiremos denunciando las prácticas que atentan contra la vida humana, contra el medio ambiente y que se apoyan en la ignorancia. Seguiremos proponiendo soluciones y maneras de hacer las cosas de otra forma. Seguiremos exponiendo que la economía sin la ecología y la ética es inútil.

1.- En el año 1988 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), que está integrada en la OMS, clasificó el radón como cancerígeno humano del grupo 1. Ver artículo en la página 28.

 

Puedes encontrar la revista aqui

Parlamento Europeo aprueba nuevo etiquetado sobre eficiencia energética

El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un nuevo sistema de etiquetado para ayudar a los consumidores a escoger electrodomésticos más eficientes y reducir así tanto su consumo de electricidad como el importe de las facturas energéticas.

La Eurocámara respaldó en su sesión plenaria una nueva herramienta de clasificación que indica, de la A a la G, la eficiencia energética de los productos.

El texto que adopta esta medida salió adelante con 535 votos a favor, 46 en contra y 79 abstenciones.

De esa manera, los consumidores podrán elegir productos más eficientes, lo que les permitirá recortar el consumo y el importe que deben pagar por la factura de la luz, mientras que los fabricantes se verán alentados a innovar e invertir en productos de mayor eficiencia energética.

Tras la aprobación de esta medida, que sustituye al actual sistema de clasificación (A+, A++ y A+++), se pretende que las primeras etiquetas lleguen a las tiendas a finales de 2019.

La normativa precisa que la clasificación se revisará cuando el 30 % de los productos en el mercado comunitario reciban la máxima clasificación (A) o cuando el 50 % esté en las franjas A y B.

Los productos llevarán las etiquetas adheridas y los consumidores podrán obtener más detalles a través de internet.

Además, la norma también establece que el fabricante deberá informar en caso de que exista alguna modificación en la clasificación de los productos que ya hayan sido vendidos.

Por su parte, la publicidad de los productos deberá incluir la clasificación energética y se realizarán campañas de información para explicar el nuevo sistema a los consumidores.

El texto expone que la Comisión Europea (CE) deberá crear una base de datos con información técnica para ayudar a las autoridades nacionales a evaluar el cumplimiento de la normativa, así como un portal en línea para el público general con información adicional sobre los productos.

El Ejecutivo comunitario deberá también fijar directrices para la aplicación del reglamento en relación a la evaluación de los productos e intercambio de información.

Según la CE, el nuevo sistema podría ahorrar 200.000 millones de kilovatios por hora, el equivalente al consumo energético anual de los países bálticos.

Dinamarca es el país de la UE donde el precio del kilovatio es más caro (30,88 céntimos de euro), mientras que en España el coste es de 21,85 céntimos, según los datos de 2016 que maneja la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Hungría y Bulgaria fueron los Estados miembros con el precio del kilovatio más bajo el año pasado, 11,14 y 9,56 céntimos de euro respectivamente.

El Tribunal Constitucional da vía libre a las instalaciones de autoconsumo compartido en edificios

l pasado 25 de mayo, el Tribunal Constitucional publicó una sentencia que anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos recogida en el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, que regula la producción y el suministro eléctricos en régimen de autoconsumo.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

La sentencia anula la prohibición de autoconsumo eléctrico en comunidades de vecinos.

En dicha sentencia, el Constitucional declara contrario al orden constitucional de distribución de competencias y, por tanto, inconstitucional y nulo, el apartado 3 del artículo 4 del RD 900/2015, el cual establece que “en ningún caso un generador se podrá conectar a la red de varios consumidores”.

Mediante esta sentencia, el alto tribunal responde a un conflicto positivo presentado por la Generalitat de Catalunya contra el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo.

Autoconsumo, un beneficio para el usuario y para la eficiencia energética

El Gobierno de la Generalitat ha valorado positivamente la decisión del Tribunal Constitucional de anular la prohibición de que un generador se pueda conectar a la red interior de varios consumidores. El ejecutivo catalán considera, y el TC le ha dado la razón, que esta prohibición vulnera sus competencias autonómicas y dificulta la consecución de los objetivos de eficiencia energética y ambientales establecidos en diferentes directivas europeas de cara al año 2020.

En concreto, tal y como se puede leer en la propia sentencia, el alto tribunal indica que no “se evidencia razón alguna que justifique la necesidad de imponer una prohibición de este cariz, que impide a las Comunidades Autónomas promover en ejecución de las competencias que hayan asumido en materia de energía, medidas para la implantación de instalaciones comunes de autoconsumo en urbanizaciones, grandes edificios de viviendas o cualquier otro tipo de edificios complejos o con elementos comunitarios, y de las que se puedan beneficiar varios usuarios.

Jornadas de bioconstrucción en Aínsa

El pasado domingo finalizaron las jornadas de bioconstrucción en Aínsa, que tras 14 años celebrándose en Graus,  se han trasladado este año a la capital de la comarca del Sobrarbe

Se abrieron con una presentación de productos y materiales novedosos, que nos mostraron las distintas empresas participantes en la feria.

A continuación, emprendedores/ as de Sobrarbe, guardar semillas autóctonas, escuela alternativa, estudio de arquitectura de bioconstrucción, el IEB, nos hablaron de sus proyectos e iniciativas, de sus ilusiones y sus vivencias, y nos hicieron ver que con esfuerzo todo es posible.

Para finalizar la tarde, Miguel Martínez, componente del proyecto Canapalea, nos contó todas las posibilidades que tenemos a la hora de usar cáñamo en bioconstrucción, además de sus ventajas eminentes y la manera de cultivarlo y transformarlo.

He de decir que no todo fue estudiar. Después de una larga jornada, todos los y las compañeros/as fuimos de cañas y compartimos unas risas, es increíble el vínculo y la convivencia que se crea en pocos días. Y si a todo esto le añadimos un entorno único, como es la plaza de Aínsa, mejor que mejor.

Algunos de los representantes de las diferentes empresas presentes en la exposición de materiales. De izquierda a derecha: Susana Martinez de deCal, el director de la empresa de materiales Campodarve, Joaquin Edo de Socyr, un representante de la empresa Campodarve, Joan Reverté y Toni Sabaté de Effik Haus Habitat.

Al día siguiente comenzamos la mañana con la intervención de Werner Schmidt, arquitecto Suizo invitado de honor en las jornadas. Está especializado en la construcción con pacas de paja, incluso para edificios de varios pisos, y  mostró varios de sus proyectos. Son espectaculares y a más de un@ nos dejó con la “boca abierta”.

A la hora de la pausa, hubo un pequeño imprevisto. Empezó a llover a mares y el suelo de la carpa comenzó a encharcarse. Como la lluvia no paraba, tuvimos que cambiar de escenario. Desde aquí felicitar a la organización porque, a pesar de las inclemencias del tiempo y la dificultad de ordenar a un centenar de personas, tuvieron rápidos recursos para poder seguir con los planes previstos.

Con un poco de retraso, empezó la charla de Margareta Schwarz, doctora arquitecta italiana. Nos quiso dar a conocer dos tipos de construcción con pacas de paja, la de carga y la de relleno con una estructura de madera, con sus respectivos diseños, destacando los arcos de pacas de paja hechos por ella misma. Fue un gran aprendizaje.

Hay mucho desconocimiento sobre la construcción con paja. Justo en el desayuno, unos señores hablaban sobre ello. Decían que son casetas para el “ganao” y la típica broma de Los tres cerditos (“soplaré, soplaré y tu casa derribaré”), mientras nosotr@s los escuchábamos. Yo quiero decir que con este material se pueden conseguir viviendas espectaculares, con prestaciones mucho mejores que las de las viviendas convencionales, y los proyectos de Werner y Margareta son una muestra de ello. Así que animo a todo el mundo a documentarse, estoy segura de que os sorprenderá.

Bloques de cáñamo y cal aérea de Estucolis.

Otra gran clase magistral fue la de María Cruz Iglesias, Doctora Arquitecta, Catedrática de la Univerdidad de A Coruña. Ella compartió con nosotr@s sus conocimientos sobre la madera, su durabilidad natural, sus diferentes patologías y la manera de solucionarlas sin usar productos tóxicos. Tratar la madera con una sustancia perjudicial para la salud no es necesario en ningún caso, ya que, si está dañada, existen grandes alternativas mucho más naturales y beneficiosas.

Borja Izaola, abrió la tarde con el tema central de estas jornadas “ecoconexiones entre el campo y la ciudad” y seguidamente. Silvia de Santos, nos habló sobre “el espacio vital sano, un derecho natural”. Ambos hablaron con una sensibilidad especial y nos transmitieron lo más significativo enseñándonos a mirar con otro punto de vista.

Materiales para el taller que impartió Martín García de Terrae

En el World-café trabajamos sobre cinco preguntas, profundizando en el tema de cómo modificar la ciudad en un espacio más en armonía con la naturaleza y en una conexión sana con el campo. Con el sistema de hablar e intercambiar opiniones en pequeños grupos, nos conocimos todavía más e hicimos lazos con empatía a pesar de las controversias que puedan existir, llegando a entender mejor nuestro auto-empoderamiento y las capacidades que tenemos.

El domingo Martín García de Terrae nos dio una conferencia y un taller extraordinario sobre revoques de barro y tierra. Este profesional cuenta con mucha experiencia y puede transmitir sus conocimientos de forma clara: para cada pregunta tenía respuestas. Nos enseñó, durante cuatro horas, múltiples posibilidades y soluciones de aplicaciones y nos quedamos con la sensación de que el tema de revoques es muy amplio, nada fácil y necesita gremios de aplicación muy bien preparados.

Quedamos con mucha satisfacción de haber participado en unas jornadas descomunales y esperamos con interés la oferta de 2018.

Asistentes al Work Cafe donde se indagó utilizando técnicas grupales y que dirigió Borja Izaola.

 

De izquierda a derecha: Petra Jebens-Zirkel, Werner Schmidt,Alfred Zirkel, Margareta Schwarz, Toni Marín y Borja Izaola.

Arantza Redondo Hernández es diseñadora de interiores y arquitecta técnica. 

Samuel Bravo, ganador del Wheelwright Prize 2017

La edición 2017 del Wheelwright Prize, premio de Harvard University Graduate School of Design (GSD), ha sido otorgado al arquitecto chileno Samuel Bravo, quien recibe un fondo de 100.000 dólares con el fin de desarrollar su investigación sobre asentamientos informales y arquitecturas tradicionales.

Su propuesta de investigación se titula Projectless: Architecture of Informal Settlements y valora el concepto de “arquitectura sin arquitectos”, acuñado por el arquitecto e historiador social Bernard Rudofsky en 1964. Bravo plantea visitar una docena de lugares en Sudamérica, Asia y África, con el objetivo de desarrollar estrategias que integren diseños colectivos y vernáculos en los proyectos contemporáneos.

Bravo fue uno de los cuatro finalistas de la presente edición, que contó con más de 200 postulantes de 45 países de todo el mundo. Titulado de la Pontificia Universidad Católica de Chile (2009), Bravo lidera su propia oficina y ha realizado una serie de proyectos en Sudamérica, incluyendo Proyecto Tarapacá, una serie de intervenciones en la ciudad de Tarapacá (Chile) con motivo del terremoto de 2005, y un centro de sanación y reserva natural basado en la medicina tradicional del pueblo shipibo en la selva amazónica en Perú, junto a Sandra Iturriaga.

Samuel ya había sido finalista en la anterior edición del certamen internacional, que finalmente premió a Anna Puigjaner.

Vía Plataforma arquitectura

Una nueva forma de hacer vivienda ecológica y social se abre paso en Madrid.

Ayer día 4 de junio, los socios y socias de la Cooperativa Entrepatios colocaron el cartel que informa de que, en su solar del distrito de Usera, muy pronto se levantará un edificio de 17 viviendas que será un modelo innovador por su carácter social y ecológico.

En un día simbólico en el que empezó a hacerse realidad una nueva forma de acceder a la vivienda, las familias que habitarán esta primera promoción de la cooperativa Entrepatios celebraron una Asamblea-Fiesta en el solar del madrileño barrio de Usera en el que van a construir su proyecto “Entrepatios-Las Carolinas”. Entre mayores y pequeños, limpiaron y decoraron su solar, guardaron en él objetos simbólicos, pintaron frases y palabras con sus sueños, y plantaron flores de papel hechas por los niños y niñas que allí habitarán. Todo ello mientras entablaban relación con los futuros vecinos y empezaban a participar en la vida del barrio.

Posteriormente se colocó el cartel informativo de la promoción, pendiente de licencia de construcción por parte del Ayuntamiento de Madrid. Y se celebró una Asamblea de la Cooperativa, en la que se aprobó la constitución de la segunda promoción de Entrepatios, que busca ya suelo en el barrio de Vallecas, para seguir construyendo vivienda en Madrid de otra manera.

Las tres grandes diferencias con respecto a la forma tradicional de construir vivienda, provienen del modelo de propiedad en régimen de derecho de uso (“el pilar económico”), de su diseño participativo y comunitario (“el pilar social”), y de su marcado carácter ecológico (“el pilar medioambiental”).

El derecho de uso es un formato que rompe de forma radical con el modelo especulativo, dado que no existe la propiedad privada individual, sino que ésta reside en la Cooperativa, de modo que los vecinos y vecinas disfrutarán de un derecho de uso indefinido sobre su vivienda, pagando una cuota mensual reducida, y financiado con banca ética. Este modelo, que se extiende por Europa y América, tendrá su primer ejemplo en la ciudad de Madrid en el edificio de Entrepatios.

Durante todo el proceso, los miembros de la cooperativa toman todas las decisiones sobre el diseño de sus casas y de las zonas y servicios comunes, asesorados por profesionales de la arquitectura y la gestión como SATT y Lógica’eco, que les ayudan a conocer los pros y contras de cada decisión y ajustarlas de acuerdo al proyecto económico.

Además, el edificio de Entrepatios va a ser un referente de construcción ecológica, tanto por los conceptos de diseño y los materiales que se van a utilizar, como por la gestión del agua, la climatización y la producción de energía limpia.

Contacto para prensa: Leo Bensadón (leo.bensadon@logicaeco.es, 636-987-317)

Aerogeneradores, una alternativa sostenible para el autoconsumo doméstico de energía

No ocasiona ruido ni vibraciones. Y, además, a diferencia de los paneles solares, produce en plena noche. Son algunas de las ventajas de los aerogeneradores de eje vertical en los que trabajan en el departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Cádiz. “Podría ser una solución para reducir la pobreza energética y suministrar electricidad en países en vía de desarrollo”, afirma Rafael Jiménez, responsable de la investigación. Se trata de un proyecto puesto en marcha por la colaboración entre la UCA y la empresa Ventum. Junto a su uso doméstico, los científicos apuestan por el uso de este aerogenerador en barcos durante la navegación con el fin de reducir el consumo de combustible.

Fuente: www.historiasdeluz.es

Llegar a los acuerdos de la COP21 es hoy por hoy una utopía

Revertir, o incluso frenar, las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono y no superar el umbral de incremento de 1,5 ºC para el 2100, parece hoy por hoy imposible. Excepto avances tecnológicos revolucionarios y de momento imprevistos, las emisiones de CO2 deberían llegar a un máximo durante los próximos diez años. La única opción posible para frenar el cambio climático pasa por reducir drásticamente el uso de combustibles fósiles en favor de las energías renovables, y aplicar tecnologías de captura y secuestro de carbono que lo retiren artificialmente de la atmósfera. Unos augurios que empeoran más aún después de que Donald Trump haya anunciado la retirada de EEUU del acuerdo contra el cambio climático establecido en la reunión de París.

Proyección de la cantidad de emisiones antropogénicas acumuladas de carbono en los diferentes escenarios para el 2100. La columna “Historical (1901 a 2000)” muestra el total de emisiones acumuladas durante el s. XX. La columna “Fossil fuels” proyecta la cantidad de carbono emitida si empeora aún más el consumo de combustibles fósiles y no se usan las renovables. La columna “BAU” muestra un escenario que mantiene la dinámica actual. La “Re-Low” indica las emisiones en caso de que haya un ligero desarrollo de las renovables y una reducción baja de los combustibles fósiles. La columna “Re-High” muestra las emisiones en el escenario más optimista, donde se desarrollen bastente las energías renovables (un 5% anual) y se reduzca mucho el consumo de combustibles fósiles. La única columna que permite no superar un aumento de 2 ºC en 2100 es “Re-High + CCS”, que combina el mejor de los escenarios con la aplicación de tecnologías de captación y secuestro de carbono.

“La cantidad de dióxido de carbono se puede reducir de dos maneras: parando las emisiones o retirándolo de la atmósfera gracias al secuestro que se hace en los sumideros naturales como plantas, océanos y suelos. Y quizás con nuevas tecnologías humanas, aunque de momento son inviables”, explica Josep Peñuelas, investigador del CSIC en el CREAF, y uno de los autores del estudio publicado en Nature Communications. Parece que la opción de reducir las emisiones no es posible, lo que de paso reduce cada vez más la capacidad de los sumideros para capturar carbono de la atmósfera. Tanto es así, que el estudio muestra como, en el período de 2002 a 2011, las emisiones antropogénicas de CO2 fueron casi el doble de lo que la Tierra pudo absorber en océanos, suelos y plantas.

Cuatro escenarios donde ninguno de ellos cumple el objetivo de 1,5 ºC

La investigación plantea cuatro escenarios futuros, combinando diferentes grados de desarrollo de las renovables y de uso de combustibles fósiles. Uno de estos escenarios contempla seguir con la dinámica actual de crecimiento y consumo. En este caso, se prevé que en 2100 las emisiones de dióxido de carbono sean un 20% superiores a las de ahora, y la temperatura aumente hasta 3,3 ºC respecto a los niveles que había antes de la Revolución Industrial.

“Incluso, el mejor de los casos planteados queda lejos de los objetivos de la COP21: el aumento previsto en un escenario ideal sería de 2,5 ºC”, apunta el investigador. Para ello, se necesitaría que las energías renovables se instauren rápidamente —con un crecimiento anual sostenido del 5% (entre 2013 y 2014 sólo lo hicieron en un 2,6%)—, que las emisiones de dióxido de carbono lleguen a un máximo ya en 2022; que se reduzca más de un 75% el uso de combustibles fósiles como fuente de energía primaria en 2100; y que se detengan drásticamente otras actividades emisoras de CO2 como la deforestación.

Emisiones de una central. Fuente: Pixabay (CC0)

Ante esto, el estudio plantea la opción que desarrollar tecnología a gran escala para retirar artificialmente el carbono atmosférico. En caso de combinar el mejor de los escenarios planteados con esta tecnología la temperatura no llegaría a subir los 1,5 ºC —se quedaría en 1,4 ºC, pero en ningún caso sería posible ‘enfriar’ el planeta. Sin embargo, estas técnicas hipotéticas de secuestro de CO2, hoy por hoy, no están suficientemente desarrolladas y son imposibles de aplicar a gran escala, con unos grandes costes económicos y problemas medioambientales asociados. Por lo tanto, finaliza Peñuelas, “es imprescindible alcanzar el objetivo de sociedades estrictamente neutrales en carbono, donde las emisiones sean inferiores a la capacidad de los sumideros para capturar el CO2“.


ARTÍCULO

Walsh B., Ciais P., Janssens I.A., Peñuelas J., Riahi K., Rydzak F., van Vuuren D.P., Obersteiner M. (2017). Pathways for balancing CO2 emissions and sinks. Nature Communications 8, 14856. DOI: 10.1038/ncomms14856

Relaciones híbridas. Pensando en una oficina para Triodos Bank

Parece que la banca tiende a ser digital, la mayoría de los bancos están reduciendo sus oficinas presenciales y potenciando sus herramientas digitales. Incluso hay bancos sin oficinas, bancos que ya solo funcionan a través de una App. La tendencia obviamente es digital, los servicios de la banca cada vez serán más digitales pero sabemos que la experiencia de usuario de los clientes del futuro está más basada en la construcción de experiencias innovadoras y alineadas con ciertos valores; y concretamente para Triodos Bank, en la construcción de relaciones valiosas y humanas.

Las relaciones hoy en día son híbridas. El mundo digital ha impregnado en nuestras vidas y ha construido un mundo de relaciones abiertas, múltiples, frágiles, diversas, que se une a las relaciones más tradicionales, unas relaciones más sólidas, personales, minoritarias. Ambos aspectos, digital y presencial, definen lo que entendemos por relaciones híbridas (Domenico Di Siena, “Diseño Cívico”), y están estructurando la sociedad de hoy en día. Las relaciones digitales las podemos entender como relaciones líquidas en el sentido de la “modernidad líquida” de Zygmunt Bauman, y relaciones presenciales como relaciones físicas, en principio más sólidas.

Desarrollamos un proceso de participativo y de cocreación desde una perspectiva multidisciplinar, en la que han participado diferentes departamentos de Triodos Bank, además de clientes, empleados, técnicos y la propia dirección general. Un proceso complejo de pensamiento estratégico para definir las nuevas necesidades, la misión de la oficinas de futuro de un banco que quiere transformar la sociedad desde la responsabilidad de las inversiones, un banco que ha decidido apoyar e invertir solo en temas sociales, el medioambiente y la cultura.

Triodos Bank tiene 215.000 clientes que no responden a un perfil común, pero que todos ellos comparten una inquietud por unos valores concretos. Estos valores, la inquietud por construir otra forma de hacer las cosas, funcionan como un nexo de unión, como algo transversal que une a todas las personas que son clientes del banco. Pero actualmente son nodos independientes conectados con el banco. Es como una red centralizada con el banco como núcleo. El objetivo del proyecto de nueva oficina es activar esas relaciones entre los diferentes nodos para desarrollar una red distribuida entre clientes y que el banco pase de ser el centro a ser el facilitador de una comunidad. Una red de clientes concienciados, activos en la puesta en marcha de un tejido humano y empresarial que construye otro paradigma respetuoso con la naturaleza, con las personas y que potencie una cultura y educación basada en valores.

El proyecto de las nuevas oficinas incluye dos partes: un nuevo diseño de servicio desarrollado por la propia entidad, que posibilita una nueva forma de relacionarse con los clientes; y por otro lado, un nuevo espacio que ya no sea solo una oficina bancaria de uso transaccional, sino que permita otro tipo de conversaciones y encuentros con valor añadido. y todo ello con un diseño atractivo, único, y los estándares de sostenibilidad más exigentes.

La nueva oficina de Triodos Bank debía responder a la necesidad de construir relaciones sólidas, además de ofrecer los servicios propios de un banco. Si lo digital representa lo más efervescente, líquido, variable, flexible de la sociedad, las oficinas deben tener un carácter “solidificante” de estas relaciones digitales. Para ello se planteó un espacio de encuentro, un lugar donde se celebran eventos, reuniones entre clientes, networking… La Plaza, un espacio multiusos abierto para que se desarrollen los debates de la construcción de una nueva sociedad. También podrás encontrarte con esa persona que conocías por Twitter/Facebook a través de Triodos Bank, o incluso llevar un Libro y coger otro en el crossbooking, conocer a un posible socio, o a un posible cliente y siempre sabiendo que ya hay una serie de valores en el ADN de cada uno que se acerca a Triodos Bank. Este espacio tiene que posibilitar esto y mucho más, ya que el 40% de la oficina se destina para este multiuso, y tanto la arquitectura como el mobiliario es flexible y posibilitan que ocurran estas múltiples funciones.

Después de este proceso de participación y pensamiento estratégico compartido, se ha desarrollado la primera oficina en Málaga, un espacio que posibilita la creación de esta comunidad y que facilita la relación entre los clientes de Triodos Bank. En sucesivos post iremos desgranando los diferentes aspectos que han configurado el proceso de diseño y cómo lo hemos vivido desde sAtt Arquitectura Abierta.

Oficina “Cero CO2” de Triodos Bank en Málaga

Triodos Bank reinventa su modelo de oficina bancaria sostenible