Europa exige leyes para controlar el radón en hogares y oficinas pero España hace oídos sordos

El pasado 6 de febrero venció el plazo para trasponer a la legislación española la Directiva europea 2013/59/EURATOM que obliga a los países miembros a medir y controlar el gas radón en hogares y oficinas. El gas radón es la segunda causa de cáncer de pulmón en el mundo por detrás del tabaco, según la propia OMS. Pese a ser un factor evitable, en España mata a unas 1.500 personas al año, según cálculos de distintas fuentes. A pesar de los datos y las advertencias de la UE, el Gobierno español ha dejado agotar el plazo para elaborar un Plan Nacional contra el Radón sin siquiera presentar un borrador o una propuesta, ni un Código Técnico de la Edificación (CTE) que obligue a construir con medidas antirradón, como ya se hace desde hace años en muchos países de nuestro entorno.

La Fundación para la Salud Geoambiental, organización sin ánimo de lucro que lleva años trabajando para concienciar a la sociedad de este problema y para ofrecer soluciones y asesoramiento frente a este riesgo sanitario, lamenta que haya tanta dejadez ante este problema que no es nuevo. Ya en el año 90, la Comisión Europea hizo una recomendación para proteger a los ciudadanos de la exposición al radón (90/143/EURATOM). “Es terrible que ningún Gobierno, sea del color que sea, haya tenido ni el más mínimo interés en la salud de los ciudadanos. Tan solo les ha preocupado el radón como arma arrojadiza contra el gobierno de turno”, lamenta José Miguel Rodríguez, director de la Fundación. Además, denuncia que en España no sólo no tenemos una legislación que proteja al ciudadano del riesgo del gas radón para su salud, sino que ni siquiera hay un mínimo nivel de concienciación sobre este problema. “La gente no sabe qué es el radón, cómo puede aparecer en tu casa y qué supone eso. Y por tanto, como lo que no se ve ni se conoce no existe, el Gobierno puede dejar pasar plazos y directivas y aquí no ocurre nada”, critica.

Información y soluciones

Por eso, la Fundación para la Salud Geoambiental lleva años realizando una intensa tarea de divulgación sobre este asunto. El programa Vive sin Radón lleva dos años en marcha ofreciendo soluciones y una información clara y gratuita a los ciudadanos. Además da charlas gratuitas en todas las entidades que lo solicitan. “No olvidemos que el derecho a la salud está recogido en nuestra Constitución, concretamente en su artículo 43, y compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas. El Plan Nacional de Radón y el CTE no pueden demorarse más y deberían estar operativos antes del verano”, concluye José Miguel Rodríguez.

En la web www.vivesinradon.org, se ofrece información detallada sobre este gas natural que emana del subsuelo y que es muy abundante en zonas graníticas. El sitio incluye un mapa predictivo donde se puede ver el nivel de riesgo de radón en cualquier lugar de España con gran precisión, incluso por municipio y calle. Desde la Fundación para la Salud Geoambiental se recomienda hacer una evaluación en el caso de que la vivienda se encuentre en una zona con elevado riesgo de presencia de este gas, porque eso puede traducirse en problemas para la salud a largo plazo. En función del nivel de radón que se detecte, los expertos recomendarán las soluciones apropiadas, que pueden variar desde una estrategia de ventilación de la casa hasta una obra relativamente sencilla que garantizará un sistema de ventilación correcto para expulsar este gas radiactivo de los interiores del inmueble.

Jornada de arquitectura ecológica y salud

Sábado 3 de marzo

En esta jornada se presenta un repaso por los diferentes aspectos relacionados con la bioconstrucción, el hábitat saludable y la movilidad urbana. Las y los participantes de estas jornadas son especialistas y profesionales de reconocido prestigio y comprometidos con una arquitectura y una construcción respetuosa con el planeta.

10.15 h. Presentación de la Jornada

10.30 h. Bioconstrucción, construir respetando la salud y el medio ambiente. Juan Bello Llorente. Profesor de formación profesional en Edificación y Obra Civil. Arquitecto técnico, colaborador de la revista EcoHabitar.

11.15 h. Construcción con paja

Carolina Martínez García. Arquitecta Técnica especializada en bioconstrucción.

12 h. Utilización de la tierra en la bioconstrucción. Guido Alfonso Tomasini. Bioconstructor. 

12.45 h. Construcción sostenible con madera. María Portela Barral. Investigadora de la USC plataforma de ingeniería de la madera estructural. Ingeniera de montes.

13.30 h. Movilidad sostenible en bicicleta. Francisco García Campo. Especialista en movilidad urbana en bicicleta.

14.15 h. Formación para la bioconstrucción: colaboración Portugal – Galicia. Carlos Miranda, Ingeniero Civil. Luis Ferreira, Arquitecto. Tecnicos superiores do CICCOPN – Centro de Formação Profissional da Indústria da Construção Civil e Obras Públicas do Norte. 

15 h. Cocinas y hornos solares en la escuela y en la casa. Juan Bello Llorente. Profesor de formación profesional en Edificación y Obra Civil. Arquitecto técnico.


Inscripción previa, aforo limitado, dirigirse a: gestión@ecohabitar.org. Asunto: Inscripción Jornada Arquitectura Ecológica y Salud.

Para obtener Certificado de Asistencia del Instituto Ecohabitar, por mail: 6 € donación. En este caso la entrada a la feria es gratuita.
Enviar datos personales a:  gestión@ecohabitar.org.

 

Ya disponibles nuevas ayudas públicas en 2018 para la eficiencia energética de edificios e instalaciones

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha lanzado un programa de ayudas, desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), para la segunda convocatoria del programa de ayudas destinadas a proyectos de rehabilitación energética de edificios. La cuantía de estas ayudas se cifra en 125,6 millones de euros.

Entre los objetivos señalados para acceder a dichas ayudas, debemos señalar la importancia de fomentar la sostenibilidad y la eficiencia energética mediante acciones dirigidas a la reducción de las emisiones de CO2, como también la reducción del consumo energético en los edificios.

Entre las medidas de eficiencia energética, que promueven dichas ayudas, encontramos algunas como la mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica o la optimización en las instalaciones térmicas y de iluminación. También se estimula la sustitución de energía convencional por energía solar térmica y por energía geotérmica. En definitiva, cualquier medida de eficiencia energética es susceptible de implantarse en este contexto. Para ello, existen soluciones que permiten conocer y analizar las debilidades de nuestro consumo energético. De esta forma, podremos adoptar soluciones de optimización energética, como sistemas de telemedida o contadores inteligentes que nos permitan adoptar un consumo energético más responsable. Diversas empresas, como Linkener, ya proveen de este tipo de soluciones tecnológicas a sus clientes.

La finalidad es mejorar la calificación del certificado energético total de las instalaciones, con respecto a la calificación energética original del edificio. Y debe hacerlo, al menos, en una letra, dentro de la escala de emisiones de dióxido de carbono.

Entre las bases de las ayudas, se determina que pueden beneficiarse de estas ayudas los titulares de edificios destinados a cualquier uso, sea doméstico o empresarial. Independientemente de su personalidad jurídica, pública o privada.

También podrán beneficiarse las comunidades de propietarios, o agrupaciones de comunidades de propietarios de edificios residenciales. Y también podrán hacerlo las empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios. Por último, cabe destacar que podrán beneficiarse las empresas de servicios energéticos.

Condiciones para las ayudas

Todos estos posibles beneficiarios podrán percibir esta ayuda dineraria sin contraprestación en base a un criterio social, en función de su grado de eficiencia energética, y con un importe máximo de un 30% de la inversión.

Se detalla también que los beneficiarios podrán solicitar un anticipo, de hasta el 40% de la ayuda concedida. Dichas ayudas provienen del presupuesto de un programa del Fondo Nacional de Eficiencia Energética que, al mismo tiempo, es cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Estas ayudas se inscriben dentro del marco del Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2014-2020.

Ventajas de adoptar medidas para la eficiencia energética

Cada vez más consumidores energéticos desean alcanzar la eficiencia en sus hogares y empresas. Un certificado energético de eficiencia es sinónimo de ahorro y rentabilidad. Por ello, gracias a estas ayudas, podemos implementar medidas sobre ámbitos tan diversos como el aislamiento térmico o la mejora de la calidad y confort interior. Además, es una forma de prevención y mantenimiento sobre nuestras instalaciones y equipamiento, debido al desgaste propio del paso de los años.

Y a ello, debemos añadir los beneficios de contribuir al cuidado del medio ambiente. De hecho, una de las claves de estas ayudas es alcanzar el objetivo de la reducción de nuestro consumo de energía para así frenar la emisión de CO2 a la atmósfera.

Todos aquellos interesados, podrán iniciar los trámites de solicitud mediante la aplicación informática de IDAE en, www.idae.es, desde el día 3 de febrero de 2018.

El diseño de la bioconstrucción del futuro

Es significativo, y está en el conocimiento de todas, que estamos ante un sector, la bioconstrucción, concebido e impulsado desde la base, desde el esfuerzo personal de la gente de la calle. El impulso, las pautas, los requisitos, las necesidades, los estándares y las innovaciones han salido desde esa energía, enfrentándose, muchas veces, a unas administraciones reacias a evolucionar y casadas con los dictados de los mercados y del pensamiento único. Read more

Cubierta ajardinada con huerto

En la ciudad de Manacor (Mallorca) hemos construido nuestra propia vivienda, un edificio de planta baja y dos pisos entre medianeras, siguiendo criterios de bioconstrucción, sostenibilidad y eficiencia energética. El estudio geobiológico, la buena orientación, la ventilación natural, el uso de materiales ecológicos como el corcho negro, la fibra de madera o la lana de oveja, los forjados de madera, los morteros de cal, el uso de energías renovables como la solar térmica y la biomasa han sido los elementos utilizados en este proyecto. Además, se ha construido una cubierta ajardinada de 40 m2, con un grueso de 25 cm de tierra, que se está utilizando como huerto urbano ecológico. Las ventajas de un techo verde son muchas: reducción de superficies pavimentadas, producción de oxígeno y consumo de CO2, limpieza del aire, regulación de la temperatura ambiente, regulación de la humedad, protección de la membrana impermeable y gran aislamiento térmico y acústico.

Ésta, además, produce alimentos. Veamos paso a paso como se construyó.

A partir de la primera planta el elemento estructural predominante es la madera: viguetas de madera laminada GL24h de 10×20 cm y tableros estructurales de OSB de 22 mm del tipo 3 (medio húmedo), combinados con pilares y jácenas metálicas. Es muy importante a la hora de realizar una cubierta ajardinada asegurarse de que la estructura es capaz de aguantar la carga prevista. Para un sustrato aligerado saturado de agua se puede considerar una carga de 100 kg/m2 para cada 10 cm de tierra al que hay que añadir la sobrecarga de uso.

Las pendientes se han realizado con el mismo aislamiento con el fin de reducir peso, en este caso se ha colocado un mínimo de 8 cm de corcho natural. El corcho es un excelente aislante térmico, tiene un buen comportamiento acústico, es transpirable, imputrescible, resiste el ataque de insectos y hongos, no emite vapores ni partículas tóxicas, tiene una elevada resistencia a la compresión, es ignífugo (M-2) y tiene una buena relación calidad precio. Debajo del corcho, en la cara caliente del aislamiento se ha colocado una barrera de vapor para evitar las posibles condensaciones intersticiales.

La impermeabilización utilizada ha sido EPDM de 1.14 mm, sin adherirla al soporte de base y rematada con un perfil lateral de sujeción. El EPDM, dentro del mundo de las telas impermeables, es la mejor a nivel de flexibilidad, resistencia y durabilidad y permite la recogida de agua potable. Es, sin duda, la más ecológica comparada con las de PVC o las asfálticas. Es la que se suele utilizar en los pequeños y grandes embalses. Realizamos la prueba de estanqueidad preceptiva. Las uniones en este tipo de tela se hacen “vulcanizadas”, similar a una soldadura en frío. Es el mismo procedimiento que se utiliza cuando se pone un parche en una rueda de bicicleta.

Empezamos la cubierta ajardinada propiamente dicha. Las capas de abajo hacia arriba son: 1.- Manta retenedora: absorbe agua para mantener más tiempo la humedad y ahorrar agua, y también protege la tela impermeable. 2.- Placa drenante de polietileno: también hace las funciones de retener parte del agua y de drenar el resto, además de proporcionar protección a las capas inferiores. 3.- Manta separadora: geotextíl anti-raíces, que evita que las raíces pasen por debajo de este nivel. También evita que las tierras pasen a un nivel inferior y sean lavadas por el agua.

Ha llegado la hora de colocar el sustrato o la tierra preparada. En este caso un amigo nos preparó una tierra donde había mezclado fibra de coco, turba, estiércol y piedra pómez, para que fuera ligera, esponjosa, con suficientes nutrientes y con capacidad para retener el agua.

Ya podemos empezar a plantear el huerto con el sistema de “Parades en Crestall” del mallorquín GASPAR CABALLERO. Se hacen como mínimo 4 paradas con caminos entre ellas para pasar. Con este sistema, la tierra que se cultiva no se pisa, se colocan bovedillas en medio de cada parada para poder poner el pie si es necesario. Dentro de cada parada se coloca “compost”, entre las bovedillas se siembran flores y plantas aromáticas para favorecer la polinización de los cultivos. También es conveniente montar un sistema automático de riego para ahorrar trabajo. El recomendado es el tipo de tubo exudante. Después, dentro de cada parada, se siembran las semillas o el plantel según las familias a plantar. Cada parada tiene unas familias asignadas y cada año se hace una rotación para garantizar que un mismo cultivo no vuelva a pasar por la misma parada hasta dentro de 4 años, de esta manera los nutrientes que aporta o quita cada cultivo se van compensando.

Aquí tenemos el resultado unos meses después de haber hecho la siembra: judías, tomates, pimientos, berenjenas, lechugas, pepinos, cebollas, remolachas, y más adelante ajos, coles, zanahorias, rábanos, puerros… sin prácticamente haber tenido que quitar malas hierbas y sin utilizar pesticida. Un elemento adicional que no puede faltar en el huerto es la compostera, en ella pondremos los restos de fruta y verdura de las comidas de cada día, así como los restos de la poda del huerto. De esta manera fabricaremos nosotros mismos el “compost” para las siguientes temporadas y cerraremos el ciclo.

 

Tableros OSB 22 mm

16,30 €/m2

Barrera de vapor

1,80 €/m2

Corcho natural negro de 8 cm

22,36 €/m2

Tela impermeable de EPDM de 1.14 mm

15,00 €/m2 (incluye mano de obra)

Perfil lateral de anclaje paravtela EPDM

9,00 €/m2 (incluye mano de obra).

Manta retenedora

4,75 €/m2 (incluye mano de obra)

Placa drenante

14,00 v/m2 (incluye mano de obra).

Membrana protectora

2,25 €/m2 (incluye mano de obra).

Sustrato de tierra

80,00 €/m3

Material de riego 40 m2

60 € (incluye programador de riego).

Artículo aparecido en el nº 38 de EcoHabitar. Verano 2013

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así tenemos que pedirte un pequeño favor. EcoHabitar es un proyecto independiente y constantemente estamos incluyendo artículos e información para que muchas lectoras y lectores como tú puedan estar al día sobre los temas que te interesan. Los ingresos por publicidad, una publicidad seleccionada entre empresas y profesionales comprometidos, no son suficientes para mantener este proyecto, y tampoco hemos colocado un muro de pago como hacen otras publicaciones.

Ayúdanos a ser independientes y a mantener este sitio en beneficio de todas y del planeta.

Aportación

Acuerdo entre INTI y CAPC para fomentar la Bioconstrucción

La gestación de políticas públicas participativas es un desafío al que INTI, a través del sector Tecnologías Sustentables, se abocó desde su origen. En este sentido, el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba (CAPC) se convirtió en un socio fundamental, relación que quedó plasmada en la reciente firma de un convenio para ratificar el modo de trabajo e impulsar las diversas iniciativas vinculadas a la bioconstrucción.

El documento establece cuatro líneas de trabajo concretas y simultáneas: la confección de un Manual de Bioarquitectura, un ciclo de formación para la producción del hábitat con sustentabilidad, la aplicación de sistemas de saneamiento ecológico descentralizado y un ciclo de desarrollo de conocimientos sobre energía solar térmica.

El manual incluirá, entre otros contenidos, la información sistematizada del Proyecto SUME –iniciativa interinstitucional y participativa para la construcción de un edificio con tecnologías naturales en INTI-Córdoba, el primer edificio institucional con estas características-, abarcando tanto las técnicas y materiales utilizados como la gestión asociada y planificación participativa. El objetivo es poner a disposición de la sociedad los conocimientos disponibles sobre la temática, con el aval y experticia técnica del INTI y el CAPC.

El ciclo de formación busca constituir un espacio de intercambio y creación entre todos los actores involucrados –públicos, privados, académicos, productivos y sociales– para la promoción de políticas públicas participativas en relación a un hábitat con una mirada sustentable, para lo cual es imprescindible formar actores locales, descentralizando el conocimiento. Por otro lado, el ciclo de desarrollo de conocimientos de energía solar térmica busca desarrollar las capacidades productivas en esa área cuya importancia es cada vez mayor, contribuyendo al desarrollo de la industria local y su consecuente oferta de bienes y servicios integrados, así como también la elección de las tecnologías más apropiadas para cada contexto.

El saneamiento sustentable, que es además otra de las líneas de trabajo de Tecnologías Sustentables, estará presente en este proyecto a través de la gestación de un espacio que desarrolle el saneamiento descentralizado -tecnología ya adoptada en varios hogares de la provincia-, y permita facilitar el acceso a sectores más amplios de la población a través de la transferencia tecnológica, capacitaciones, seguimiento institucional y apoyo a la producción local.

Proyecto SUME: Una iniciativa en crecimiento

El proyecto del Salón de Usos Múltiples Experimentales (SUME) consiste en la construcción conjunta de un edificio público funcional con materiales naturales regionales, cuyo desempeño será medido para incorporar información técnica al marco normativo nacional y nutrir el citado manual de Bioarquitectura. Este módulo, instalado en el centro de la ciudad de Córdoba, contempla un salón de capacitaciones y exposiciones; un comedor para los trabajadores del INTI; y un espacio demostrativo y pedagógico que visibilice tecnologías a alumnos de escuelas técnicas y universidades así como a profesionales y visitantes en general.

Esta iniciativa busca impulsar una alternativa tecnológica frente al cambio climático, la crisis energética y el acceso a la vivienda, problemáticas a las cuales se busca atender a través de la promoción de hábitats sustentables. De esta manera, la resolución de necesidades concretas se enmarca un proyecto de características innovadoras y de alto impacto territorial que busca impulsar la cadena forestoindustrial y formalizar la bioconstrucción en la zona centro del país.

Las cocinas de leña y carbón están vinculadas a casi dos millones de muertes al año

Millones de cocinas limpias han sido desplegadas en el mundo en desarrollo, pero hay muy poca investigación que mida la eficacia de esta intervención y cómo se podría mejorar, dicen los investigadores.

La quema de biomasa, como carbón vegetal, desechos de cultivos y madera, para cocinar y calefaccionar causa la contaminación del aire en el interior de las viviendas, lo que afecta a tres mil millones de personas en el mundo. La contaminación del aire es una principal causa ambiental de muerte, con un estimado de dos millones de fallecimientos cada año —la mayoría de ellos debido a infecciones agudas de las vías respiratorias bajas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y cáncer de pulmón— según la OMS.

Pero, a pesar de que los riesgos sanitarios asociados con la contaminación del aire en interiores son claros, aún se desconoce la cantidad a la que deben reducirse las emisiones para erradicar esos riesgos y mejorar la salud, dijeron los investigadores en un artículo publicado hoy en Science (14 de octubre).

Hasta la fecha, ha habido solo un estudio sobre el impacto de una menor exposición a la contaminación del aire en interiores, dijeron los expertos. La investigación analizó la neumonía infantil en Guatemala y encontró que se necesita un 90 por ciento de reducción de las emisiones para disminuir el riesgo. Aún no está claro si otros riesgos sanitarios necesitan una reducción igualmente drástica, señalaron los autores.

“Necesitamos medir los niveles de exposición al humo en los hogares cuando se usan estas nuevas cocinas. No es suficiente basarse en lo que funciona en el laboratorio”, dijo a SciDev.Net William Martin, coautor del artículo y director asociado para la prevención de enfermedades y promoción de la salud en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

“Necesitamos estar seguros de que las cocinas realmente reducen el humo a un nivel que mejora la salud, necesitamos evaluar a una población suficientemente grande y medir directamente los impactos sobre la salud”.

Martin agregó: “No hay atajos para la investigación. Necesitamos verificar que se registran resultados similares en contextos diferentes y usando distintos efectos sobre la salud”.

Los autores dicen que se necesitarían alrededor de US$150 a 200 millones para investigar los riesgos sanitarios asociados con la contaminación del aire en interiores.

Las iniciativas para implantar nuevas cocinas mejoradas y eficientes brindan una “gran oportunidad” para determinar si esta intervención funciona, dijeron los investigadores, citando a la Alianza Mundial para las Cocinas Limpias, creada por la Fundación de las Naciones Unidas, que busca distribuir cocinas y combustibles limpios y eficientes a 100 millones de hogares en 2020.

La contaminación del aire en interiores también está vinculada al bajo peso al nacer, lesiones por quemaduras, cataratas, enfermedades cardiovasculares, asma y tuberculosis. Y la quema de biomasa contribuye a la degradación ambiental y a la deforestación. Cocinas mejoradas y eficientes podrían ayudar a reducir el uso de combustibles y disminuir las emisiones de carbón negro (un componente clave del hollín).

Propuesta de la Comisión Europea para hacer frente al Cambio Climático

Dos años después de los Acuerdos de París, la Unión Europea está firmemente en la senda para seguir luchando contra el cambio climático. Para este fin, la Comisión Europea ha anunciado el pasado 12 de diciembre durante la cumbre One Planet de París (One Planet Summit) una serie de iniciativas para lograr una economía limpia y moderna. Entre las propuestas transformadoras, se incluye un Reglamento para la Inversión en Rendimiento Energético en Edificios.
Poner el sector financiero al servicio del clima, es una de las iniciativas anunciadas por la Comisión Europea para lograr una economía limpia y moderna.

Admitiendo que los Acuerdos de París es un elemento clave para la modernización de la industria y economía europeas, la Comisión la ve como una oportunidad para los negocios de la Unión Europea con el fin de mantener y aprovechar la ventaja fomentar las energías renovables, la eficiencia energética y competir en el desarrollo de tecnologías limpias en el mercado global.

La Unión Europea está creando un ambiente apto que acelera las inversiones público-privadas en innovación y modernización en todos los sectores clave. Están haciendo esta transición a una economía moderna y limpia teniendo en cuenta las diferencias en el mix energético y las estructuras económicas en toda la Unión Europea.

Iniciativas para una economía moderna y limpia

Más allá de actualizar y fortalecer su energía y legislación climática, la Unión Europea busca desarrollar medidas aptas que estimulen la inversión, creen puestos de trabajo, potencien e innoven industrias y aseguren que ningún ciudadano, trabajador o región quede detrás del proceso.

Este nuevo Plan de Acción para el Planeta incluye diez iniciativas transformadoras que reflejan las diez prioridades políticas de la Comisión de Juncker.

Las diez iniciativas para una economía moderna y limpia son las siguientes:

  1. Poner el sector financiero al servicio del clima.
  2. Planes de inversión europeos externos: oportunidades para África y regiones vecinas.
  3. Apoyo a la Inversión Urbana para Ciudades Europeas.
  4. Energía Limpia para Iniciativa de Islas.
  5. Acción de apoyo estructural para regiones intensivas en carbón y carbono.
  6. Juventud Europea para Acción Climática.
  7. Financiación Inteligente para inversión en instalaciones en Edificios Inteligentes.
  8. Reglamento de la Unión Europea para la Inversión en Rendimiento Energético de Edificios.
  9. Inversión en Tecnologías Industriales Limpias.
  10. Movilidad Limpia, Conectada y Competitiva.

`Oleada Solar´, abre a la participación la segunda compra colectiva de instalaciones fotovoltaicas para el hogar tras el éxito de su primera edición

La  Oleada Solar es un proyecto que fomenta y facilita el autoconsumo energético en los hogares desde los valores de la economía social y solidaria, rompiendo la inacción, activando a la ciudadanía y generando una gran comunidad diversa y comprometida con el entorno y la sostenibilidad ambiental.

Tras el éxito de la primera Oleada Solar, en la que se alcanzó el reto de unir a 100 hogares de toda España (en concreto de 14 Comunidades Autónomas) a la campaña, nueve meses después llega la segunda edición de esta iniciativa, impulsada por la empresa de no lucro ecooo revolución solar y que cuenta con alianzas locales en Sabadell, La Palma, Tenerife y Gran Canaria, reafirmando la máxima “la energía positiva es contagiosa”.

Bajo la fórmula de compra colectiva y participativa, la segunda Oleada Solar ofrece la posibilidad de unir, en 45 días de campaña, a otros 100 hogares. Una compra colectiva de 100 instalaciones fotovoltaicas que permitirá reducir el precio final en un 30% y generarán, cada una de ellas, en apenas 10m2 de superficie del tejado, energía suficiente para abastecer buena parte del consumo diurno de la vivienda durante los próximos 30 años.

Gracias a la colaboración entre Triodos Bank, banco ético que promueve el impacto positivo del dinero, y ecooo, para promover el autoconsumo de energía solar fotovoltaica en los hogares, las personas que lo deseen podrán optar, en la segunda Oleada Solar, a la financiación de su instalación desde 70€ al mes y disfrutar de una instalación con paneles fotovoltaicos de alta calidad y de fabricación europea, pero sobre todo uniéndose a un proyecto que nace desde los valores de la economía social y solidaria, la economía al servicio de las personas, para impulsar un nuevo modelo energético sustentado por renovables y basado en la cooperación, la equidad, el compromiso con el planeta y los seres que lo co-habitamos y que genere riqueza y bienestar para todas y todos. Una apuesta por la calidad, por hacer mínima la huella de carbono y por la colaboración frente a la competencia.

La fortaleza de la Oleada Solar reside, precisamente, en la unión de las personas y en los lazos existentes entre ellas, conformando un tejido de redes que se retroalimentan con la ilusión y desde el empoderamiento, conformando una gran comunidad. Y en esta comunidad la que ha permitido la construcción de una red de instaladores locales constituida por 50 empresas y más de 200 profesionales, que desde sus municipios, sus barrios, están generando empleo local, tejido social y riqueza, avanzando hacia un nuevo modelo energético descentralizado y descarbonizado.


Una comunidad que ya supo contagiar de solidaridad y responsabilidad los beneficios individuales de apostar por la autoproducción de energía solar fotovoltaica, a través del Generador Solar Solidario. Se destinaron una parte de los beneficios a la instalación de una planta de autoconsumo en El Refugio del Burrito, entidad que resultó ganadora, tras un proceso abierto a toda la ciudadanía, y en el que se encontraban también otras tres entidades sociales, del Generador Solidario. Y, en esta segunda Oleada Solar también se contará con un nuevo Generador Solar Solidario.

La primera Oleada Solar demostró el valioso poder de la ciudadanía para impulsar el cambio de modelo energético, aprovechando los beneficios del autoconsumo y apoyándose en la fuerza de la acción colectiva, incrementando en un 35% el número de viviendas con autoconsumo en España, en apenas medio año, y alcanzado el 70% en el caso de la Comunidad de Madrid. La segunda Oleada Solar quiere continuar narrando esta historia de éxito colectivo y compartido en comunidad.

Muchos agentes locales, resilientes y conectados que se abren paso, derribando todas las barreras que encuentran, desde la unión, la creatividad y el sentido común para impulsar toda una revolución energética ciudadana.
Para más información y entrevistas:

Laura Ramos de Blas
lauraramos@ecooo.es
+34 627 952 997

Web: oleadasolar.org

Creciente interés por la construcción en madera en España

Tras la crisis económica de los últimos años, la construcción va recuperándose, siendo la construcción en madera la que más ha crecido y está creciendo en los últimos tiempos, tanto la construcción de viviendas como de edificios para cualquier tipo de uso. También han aumentado las remontas y las edificaciones verticales. La madera, como material natural, renovable y reutilizable, es uno de los protagonistas de la economía circular. 

Las edificaciones pasivas reducen las emisiones de carbono; son más eficientes en el consumo de energía; dependen muy poco de la red eléctrica; contribuyen a aumentar la concienciación ambiental y suponen un gran ahorro económico (entre un 75% y un 90% menos que una vivienda tradicional). Poco a poco este tipo de construcciones se van implementado. En la actualidad España está copiando los modelos de Europa de hace 40 años. La sociedad de hoy es cada vez más consciente de que hay que cuidar el medio ambiente.

Esta empresa está especializada en construcción industrializada de edificios de consumo energético nulo o casi nulo, con criterios de arquitectura bioclimática, pasiva y de máxima eficiencia energética, obligatorios para la edificación pública a finales de este mismo año.

Durante 2017 la compañía de edificación sostenible ha realizado numerosos proyectos, entre los que destacan la finalización de 2.000 m² de fachadas del Centro de Medicina Comparativa y Bioimagen de la Fundación Institut d’Investigació en Ciències de la Salut Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), el montaje en tan solo tres semanas de los 1.000 m² de estructura y envolvente del renovado Hotel-Balneario de Yémeda (Cuenca) o la certificación de su primera vivienda Passivhaus en Barcelona.

En la actualidad ARQUIMA cuenta con 25 proyectos en marcha, tanto de viviendas unifamiliares y plurifamiliares como de edificios de equipamientos públicos y privados.

El equipo de ARQUIMA, liderado por José Antonio González, está convencido de que “así como el acero fue el material del siglo XIX y el hormigón el material del siglo XX, la madera será el material del siglo XXI”.

ARQUIMA ofrece una alternativa respetuosa con el medio ambiente, con la salud de las personas y energéticamente eficiente para reducir el exceso de emisiones de CO2 en el planeta. El tipo de madera utilizado por ARQUIMA para la envolvente de los edificios es el abeto KVH certificado. ARQUIMA sólo utiliza materiales con una mínima huella de carbono, como la madera de bosques gestionados de manera sostenible y certificados con sellos PEFC (Programme for endorsement of Forest Certification Schemes) y FSC® (Forest Stewardship Council).

Las envolventes de los edificios se realizan completamente en la fábrica de ARQUIMA y se transportan los módulos en 2D en camiones hasta el lugar del montaje, donde, con la ayuda de una grúa se monta de manera rápida y limpia. Como las paredes llevan ya integradas las carpinterías exteriores y el revestimiento de fachada, el montaje es muy rápido y además la obra no necesita andamios y apenas genera residuos.

Este tipo de edificaciones aportan más rapidez de ejecución, más confort térmico y más calidad del aire interior. El coste económico constructivo puede ser ligeramente superior al de la construcción tradicional, pero se amortiza en pocos años ya que su ahorro energético es de hasta un 90% respecto a las construcciones tradicionales. El plazo de ejecución puede llegar a reducir en un 50% el plazo de una obra tradicional, y esto, en sectores como el hotelero o el de los promotores inmobiliarios, puede generar muchos beneficios.

Para más información:  www.arquima.net