IV Congreso de Arquitectura y Salud

Los días 25 y 26 de mayo próximos se celebrará el IV Congreso de Arquitectura y Salud, el día 25 en el Colegio de Arquitectos de Barcelona y el día 26 en el CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona). El acto está organizado por las asociaciones BaM (Bioarquitectura Mediterránea) y GEA y la agrupación AuS (Arquitectura y sostenibilidad) del Colegio de arquitectos de Catalunya.

El día 25 se realizarán dos sesiones, en la de la mañana, y bajo el título “Repensar las ciudades (del futuro), Ciudades sostenibles, entornos naturales, sociales y saludables” iniciará la sesión Yayo Herrero del FUHEM, que hablará sobre “La ciudad ecosocial”, luego Jorge Riechman sobre “Tecnociencia y ciudad”, Eloi Juvillá sobre como “incorporar la salud a la planificación urbana”, Jon Minchin sobre “Ciudades verdes y productivas” y Ton Salvadó sobre “Antes que nada la salud”. Para finalizar una mesa redonda con los 4 ponentes que será moderada por el periodista Antonio Cerrillo del periódico La Vanguardia.

La sesión de tarde se desarrolla bajo el título de “Biohabitabilidad, la revolución pendiente, Garantizar la calidad y la salud de los espacios interiores” Inicia la sesión Mariano Bueno que hablará “De la Geobiología a la Biohabitabilidad”, posteriormente Cati Chamorro hablará sobre “La vivienda como determinante de la salud”, Nicolás Olea sobre “Substancias tóxicas en la vida cotidiana” y Marieta Fernández sobre “Exposición a radiaciones no ionizantes en la vivienda”. La mesa redonda posterior con los ponentes la moderará le periodista Albert Punsola, colaborador habitual de diversas publicaciones especializadas.

En la sesión del día 26 el título de la mesa es: “Arquitectura natural: Resentir el entorno, las formas y la luz” El invitado especial del Congreso será Stéphane Cardinaux que hablará sobre “Geometría Sagrada, el genio del lugar” A continuación Eduard Melé hablará sobre “Arquitectura, antroposofía y formas orgánicas”, luego Carlos Martin la Moneda sobre “origen y tradición de la Geometría Sagrada en arquitectura”, Assumpció Vilaseca sobre “Aplicación y usos actuales de la Geometría Sagrada y Josep M. Mallarach sobre “Espacios sagrados en arquitectura”. El debate posterior será moderado por Xavier Duran de TV3.

Por la tarde del día 26 se visitará el edificio llamado “Espai Txema”, sede de la asociación BaM (una de las organizadoras del Congreso). El edificio ha sido realizado con técnicas de Bioconstrucción. En él se podrá ver la exposición de los proyectos finalistas del concurso convocado por la asociación. Se visitará el espacio y se podrá votar entre los finalistas a los ganadores dentro de las 5 categorías del concurso: territorio, materiales, innovación, formación y legislación. A las 20 horas se proclamarán los vencedores del concurso en el marco de jun fin de fiesta.

 

Más info: http://www.arquitectes.cat/iframes/escolasert/default2.php?fitxa&idx=2187&lang=C

Selvas de comida en la ciudad. Vídeo de presentación

Presentación del libro Selvas de comida en la ciudad por su autor Julio Pérez en Oslo.

Esta publicación es una mirada profunda a lo que podría y quizás debería ser la arquitectura para las personas y para el planeta. Julio propone una concepción diferente de la arquitectura unida a la naturaleza, a la producción de los alimentos de forma cercana y especialmente de respeto al planeta; nos ofrece una concepción crítica, reflexiva, profunda sobre la ecología, la economía, la sociedad, el consumo, partiendo de los principios de la permacultura. Arquitectura para la vida: la civilización industrial, las biociudades, ciudades para la vida, la nueva cultura urbana, la agri/arquitectura. Pequeños huertos urbanos: las selvas, el modelo a copiar, los fundamentos básicos de la ecología, la naturaleza y sus leyes, semillas, suelo, agua, sol. Amor hacia la vida. En la segunda parte desarrolla técnicas básicas, sencillas y viables para crear las selvas de comida en la ciudad; el diseño, la actitud del diseñador, los principios de la permacultura, ejemplos de diseños realizados; preparar la tierra, el compostaje, almacigueras, el gallinero, pasando inevitablemente por el amor. Ese amor que siente hacia la vida. Del diseño para crear un pequeño huerto urbano natural: principios, la parte racional o consciente, la parte intuitiva, proceso de trabajo, criterios de diseño. Técnicas básicas: composteros, almacigueras, gremios de plantas, huertos instantáneos, de camas alta, circulares, en espiral, estanques, gallinero… Y ejemplos de diseños de huertos construidos.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

Parte 6

Parte 7

El Ayuntamiento de Palma registra una huella de carbono de 0,144 toneladas de CO2 por habitante

El Ayuntamiento de Palma ha conseguido el registro de la huella municipal de carbono a través del cálculo de la huella de carbono municipal durante el año 2015. La huella de carbono es un indicador ambiental sencillo de entender por la ciudadanía y que está íntimamente relacionado con el calentamiento global.

El Ayuntamiento de Palma tiene una huella de carbono de 0,144 t CO2/habitante.

La huella de carbono municipal resulta de dividir el conjunto de emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la actividad diaria del Ayuntamiento durante un año entero, dividida entre todos los habitantes de la ciudad.

El Ayuntamiento de Palma ha hecho el cálculo de la huella de carbono correspondiente a:

  • Las emisiones directas generadas por el consumo de combustibles por el transporte de la flota de vehículos municipales, las emisiones generadas por el consumo de combustibles para calefacción de edificios e instalaciones municipales y las emisiones generadas por el escape de gases refrigerantes en equipos de climatización y refrigeración (ALCANCE 1 al registro).
  • Las emisiones indirectas causadas por el consumo de energía eléctrica en edificios e instalaciones municipales (ALCANCE 2 al registro).

Para este cálculo se han tenido en cuenta los datos de:

  • Ayuntamiento (todos los edificios municipales, instalaciones y colegios de educación infantil y primaria),
  • Instituto Municipal de Innovación (IMI)
  • Instituto Municipal de Deportes (IME)
  • Empresa Municipal de Transportes (EMT)
  • Empresa Municipal de Aguas de y Alcantarillado (EMAYA)
  • Empresa Funeraria Municipal
  • MercaPalma
  • Sociedad Municipal de Aparcamientos y Proyectos (SMAP)
  • Patronato Municipal de Escoletes

El resumen de las emisiones generadas por estas actividades municipales son:

  • Emisiones directas: 33.229 t CO2 – 0,077 t CO2/habitante
  • Emisiones indirectas: 28.706 t CO2 – 0,067 t CO2/habitante

La suma supone un total de 61.935 t CO2 equivalente, por lo tanto, el Ayuntamiento tiene una huella de carbono de 0,144 t CO2/habitante. (A nivel estatal España emite 339.325.940 t CO2 equivalente 7,3 t CO2/habitante.)

Vidrio Low-E fotovoltaico que reduce la eficiencia energética

La banca ética concede el 75% de los préstamos que se le solicitan

Según datos facilitados por la organización Global Alliance For Banking On Values, entidad co-organizadora del Foro Global de Nueva Economía e Innovación Social (NESI Forum), la banca ética concede actualmente el 75% de los préstamos que se le solicitan.

En un momento en que los grandes bancos se han visto obligados a devolver las cláusulas suelo y han tenido que aprovisionarse para hacer frente a estos costes, la banca ética se posiciona, así, como una alternativa para la regeneración de la economía hacia un modelo más sostenible y respetuoso con la sociedad. Según Marcos Eguiguren, director ejecutivo de Global Bank for Banking on Values, la banca ética supone “realizar préstamos a la economía real, lo que reporta muchos más beneficios que el negocio realizado por los grandes bancos”. Además, destaca que “estos bancos basados en la sostenibilidad se dirigen a las necesidades reales de empresas y personas con las comunidades locales como centro, y muy especialmente al crédito”. Eguiguren también ha puesto en valor el apoyo que la banca ética está recibiendo de los mercados en desarrollo como Perú, Nigeria o Malasia, con un marco regulatorio claramente favorable.

Triodos Bank, entidad de referencia en banca ética en Europa, ha sido la más reciente en sumarse al Foro Global de Nueva Economía e Innovación Social (NESI Forum), que se celebrará en Málaga entre el 19 y el 22 de abril. En este sentido, el director de Global Alliance for Banking on Values, que aglutina a 40 entidades financieras de banca ética, ha comentado que “la participación de Triodos Bank en NESI Forum tiene más sentido que nunca dado que es una obligación de la economía aplicar principios de sostenibilidad, justicia e inclusión”.

La principal diferencia de la banca ética respecto a la banca tradicional radica en su modelo social, que estudia y financia proyectos que afectan a la economía real. Además, aplica también el modelo de Triple Balance, que suma al tradicional balance financiero por el que se rige una empresa, un balance medioambiental y un balance social. Otra distinción radica en el sueldo que cobran sus trabajadores y directivos. Según Oxfam Intermón, que contará también con representación en NESI Forum, los altos directivos de las empresas del Ibex 35 ganan de media 96 veces más que sus empleados, una desigualdad que la banca ética suple, pues en este caso, la diferencia se queda en el 5,7%. Además, la mayoría de los accionistas de banca ética son pequeños inversores, frente a las grandes fortunas que sustentan la banca tradicional y exigen compensaciones por el dinero invertido.

La fórmula de dirección de las entidades de banca ética es, también, una de las grandes diferencias con sus competidoras directas, puesto que en el caso de estas organizaciones la dirección se lleva a cabo de modo democrático y en forma de cooperativa, no por medio de un reducido Consejo de Administración. Por último, el índice de morosidad también varía en lo que a morosidad respecta.

Para Diego Isabel La Moneda, co-fundador de Global Hub por el Bien Común y director de NESI Forum, “las entidades de banca ética expondrán su modelo, mediante el cual apoyan a empresas y emprendedores orientados a distintos sectores como Moda Ética, soberanía alimentaria, descentralización energética o moda ética, bioconstrucción”. Además, destacó que la banca ética cuenta con entidades desde Estados Unidos hasta Nepal.

NESI es el único Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social que reúne a los principales actores de cambio y líderes de opinión para pensar, dialogar y asentar las bases de una Nueva Economía basada en valores y en el BIEN COMÚN. Se darán cita ponentes y experiencias inspiradoras, 900 líderes de opinión y agentes de cambio social de más de 60 regiones diferentes. Málaga, 19-22 abril de 2016.

 

Más info: https://www.youtube.com/watch?v=JHTGhS3twzU&feature=youtu.be

El jardín vertical más grande del mundo

El biólogo y experto en botánica Ignacio Solano ha sido el responsable de diseñar y coordinar, el que es hasta la fecha el jardín vertical más grande del mundo. Se trata de un edificio del barrio Chapinero Alto de Bogotá (Colombia), bautizado como Santalaia, un coloso de más de 3.100 metros cuadrados. Su cobertura vegetal está compuesta por cerca de 115.000 plantas de 10 especies y 5 familias diferentes. El tiempo de ejecución para esta gigantesca obra han sido ocho meses para su diseño y otros ocho meses para su ejecución.

A finales del 2015, el equipo de Paisajismo Urbano, encabezado por Ignacio Solano y la empresa Groncol de Colombia, se embarcaron en esta gran aventura por petición de Exacta Proyecto Total. Esta empresa colombiana les pidió un edificio vivo que tuviera capas uniformes de plantas tanto en color como en volumen.

En esta ocasión Solano trató de utilizar el mayor número posible de plantas endémicas, para ello previamente realizó una expedición a las selvas del Chocó colombiano para recoger muestras, reproducirlas in vitro y, una vez crecidas, incorporarlas a la obra.

El reto más importante que hubo que solventar en este proyecto fue el sistema de riego. Finalmente y tras mucho trabajo se superó creando más de 40 sectores de riego que se regulan de acuerdo con la humedad y la radiación solar. Además, esta estructura cuenta como medida adicional con una planta de tratamiento que recicla el agua sobrante del muro al igual que algunas aguas grises del edifico. Este ecosistema vertical, se ha convertido en un gran corazón verde en la mitad de la densa ciudad de ladrillo de Bogotá.

Certificaciones ambientales de edificios. Observaciones sobre su contribución a la transformación del sector de la edificación

Desde hace unos años se oye mucho hablar de las Certificaciones ambientales de edificios, herramientas que permiten reconocer los méritos ambientales de los edificios a través de unas etiquetas. En este artículo se pretende aclarar en qué consisten, hacia qué tipo de sostenibilidad llevan, qué requisitos tienen que cumplir.

Las certificaciones ambientales de edificios son herramientas de aplicación voluntaria, pensadas para identificar su calidad ambiental a través de una etiqueta y para acompañar su proceso de diseño. Suponen el reconocimiento por una organización independiente, tanto del promotor como del proyectista, de los valores medioambientales de un edificio a través de la aplicación de una metodología de evaluación reconocida.

Su gran contribución, aparte de identificar el comportamiento ambiental del edificio, es poder incidir en ello, detectando sus puntos débiles y sugiriendo mejoras. En el proceso de certificación intervienen el promotor, el proyectista, la entidad certificadora, que emite el certificado después de realizar un control de los datos ambientales del edificio, y el certificador, que aparte de elaborar estos datos puede intervenir a lo largo del proceso como asesor para aportar mejoras ambientales.

Algunas tienen difusión internacional como la estadounidense LEED, la inglesa BREEAM o la alemana DGNB; otras están pensadas para ser aplicadas dentro del territorio nacional como las españolas VERDE y ECÓMETRO, las italianas ITACA y CASA CLIMA, la japonesa CASBEE, etc.

Las primeras certificaciones BREEAM1, LEED2 y GBTOOL3 surgen en los años 90, como respuesta a la toma de conciencia de que nuestro planeta tiene recursos limitados. A estas han seguido las certificaciones impulsadas por organizaciones como iiSBE4 (por ejemplo la española VERDE y la italiana ITACA) y WGBC5 (como LEED y sus adaptaciones locales), y otras más recientes como DGNB. Actualmente, aunque su aplicación siga siendo voluntaria, se están difundiendo cada día más. Se pueden encontrar certificaciones de código abierto, como ECÓMETRO6 y OPENHOUSE7, que se desarrollan con un trabajo abierto y colaborativo.

¿En qué consisten?

Las certificaciones ambientales de edificios tienen origen en la necesidad de que el sector de la edificación, para acelerar su cambio hacía prácticas sostenibles, disponga de un medio simple para identificar el comportamiento ambiental de sistemas tan complejos como los edificios, porque “lo que no se define no se puede medir, lo que no se mide, no se puede mejorar, lo que no se mejora, se degrada siempre”8.

Todos los programas de certificación (las herramientas informáticas que se aplican para obtener la certificación) consisten en una selección de indicadores9 de sostenibilidad, cada uno de los cuales asocia una valoración a un aspecto de la sostenibilidad ambiental, social o económica de un edificio. Los indicadores de sostenibilidad son parámetros medidos u observados que describen el estado del medioambiente, el más famoso es la emisión de CO2. En relación al uso de los indicadores la científica Donella Meadows10  remarca que “a menudo están mal escogidos, su elaboración es un proceso lleno de trampas, pero tampoco es posible moverse sin ellos porque los sistemas son demasiado complejos para gestionar toda la información (…) No garantizan los resultados, pero los resultados son imposibles sin indicadores adecuados, y los indicadores adecuados, en sí, pueden producir resultados”.

Están caracterizados por un proceso de certificación y un método de valoración.

El proceso de certificación consiste en la entrega, a la entidad certificadora, de los documentos que argumentan los resultados de cada indicador obtenidos por el edificio. Estos documentos están elaborados en una colaboración entre certificador, proyectista y promotor. En el proceso de certificación pueden y se deben proponer medidas para la mejora del desempeño ambiental del edificio, que pueden ser aceptadas o no por el promotor. Este proceso de ida y vuelta de información y cambios al proyecto puede empezar en fase de uso o en fase de proyecto ejecutivo o básico, esta última es la opción preferible por poder aplicarse la mayor cantidad de mejoras.

El método de valoración puede basarse en planteamientos diferentes. Por ejemplo VERDE realiza un análisis del ciclo de vida (ACV) donde se ponderan los potenciales impactos en valores absolutos y luego a estos se asocia uno de los 6 niveles de certificación a través de una comparación con un edificio de referencia; finalmente visualizan el resultado global con una gráfica representada por hojas conquistadas (de 0 a 5). Los sistemas check-list, como BREEAM y LEED, suman los puntos obtenidos en cada indicador (no dan los valores absolutos de los potenciales impactos) y visualizan el resultado global con porcentajes el primero y medallas de oro, platino etc. el segundo.

Los aspectos de la sostenibilidad medidos por los indicadores suelen ser la eficiencia energética y del uso del agua, la energía imbuida de los materiales de construcción, el impacto debido a la ubicación de la parcela, la durabilidad del edificio y la flexibilidad de uso, aparte de temas ligados a la sostenibilidad social y económica, como el confort, la seguridad, los ciclos económicos, etc.

Teniendo en cuenta que cada indicador se ocupa de un tema importante para la sostenibilidad, los protocolos de certificación pueden utilizarse para orientar sobre cuáles son los factores importantes para la sostenibilidad de un edificio.

¿Hacia qué tipo de sostenibilidad llevan?

Según los estándares ISO dedicados a las certificaciones ambientales de edificios11, su principal función es ubicar los edificios dentro de un ranking de sostenibilidad que ellas mismas determinan.

Cuando se certifica un edificio, el hecho de obtener una puntuación mayor tiene que coincidir proporcionalmente con un mejor comportamiento ambiental, circunstancia que no siempre se verifica, porque el resultado puede ser “camuflado” por buenas prestaciones en indicadores de sostenibilidad social y económica, que permiten obtener la certificación aunque los méritos ambientales sean escasos o ausentes.

En la investigación realizada por la autora de este artículo en su tesis doctoral12, donde se han analizado las cuatro certificaciones CASBEE, GBTOOL, ITACA y LEED, se ha constatado que si un edificio obtiene la valoración máxima en todos los indicadores, la disminución de impactos que se consigue en este respecto a los valores estándar es de un 50%. Resultado muy inferior a cuanto requiere la exigencia de la sostenibilidad. El planeta exige edificios que ofrezcan una habitabilidad digna generando un balance de gasto de recursos no renovables y producción de impactos igual a cero.

¿Qué requisitos tienen que cumplir?

Las certificaciones tienen que incluir todos los temas importantes para la sostenibilidad de un edificio en todas sus fases de ciclo de vida, incluyendo indicadores sobre agua, energía, materiales, suelo, biodiversidad en las fases de extracción y fabricación de materiales, transporte, construcción, uso, mantenimiento y derribo. Pero es necesario limitar el número de indicadores a la cantidad mínima indispensable, para maximizar la agilidad de uso.

La puntuación final obtenida por los factores de sostenibilidad social y económica externos a la sostenibilidad ambiental, como las condiciones de confort y de seguridad, y los ciclos económicos, no tendría que sumarse a la valoración obtenida por producción de impacto, para que quede clara cuál es la eficiencia ambiental del edificio. También es recomendable que se incluyan “filtros éticos”, indicadores que impidan la certificación si en el edificio intervienen factores contrarios a la dignidad de la vida, como trabajo infantil o esclavo o producción de  armas, en su construcción o uso.

Diferenciar realidad geográfica y tipología

Las puntuaciones deberían adaptarse a las peculiaridades del área geográfica y a la tipología de aplicación. El entorno de valoración debería ser homogéneo respecto a clima, aspectos culturales, aspectos sociales, aspectos económicos y aspectos técnicos de la construcción. No es lo mismo valorar la eficiencia energética o el consumo de agua en Galicia o en Murcia por las diferencias climáticas. También es importante adaptar la valoración a la tipología edificatoria, porque no pueden pretenderse los mismos consumos energéticos o de agua en un edificio residencial o de oficinas. Coherentemente a estos conceptos, los indicadores de VERDE pueden adaptarse a los datos climáticos y pluviométricos del municipio donde se evalúa. De VERDE, LEED y BREEAM existen varias versiones adaptadas a las varias tipologías.

Diferenciar fases de construcción y de uso

Además, para que la valoración sea lo más ajustada posible a la realidad, en el cálculo de los impactos se tendría que diferenciar entre el porcentaje provocado en fase de construcción y el porcentaje previsto para la fase de uso. El primero está provocado por la extracción de materias primas, su transformación, transporte y puesta en obra; el segundo por los flujos de recursos requeridos para obtener habitabilidad y para desarrollar actividades dentro del edificio (flujos, es importante recordar, que dependen en primer lugar de los usuarios). Los primeros son más fáciles de prever, por ejemplo basándose en el cómputo métrico, y pueden ser reducidos escogiendo otros materiales y/o sistemas constructivos. Los segundos pueden preverse basándose en simulaciones, pero en la realidad, mucho dependerá de la actuación del usuario en lo cotidiano, especialmente para gestionar estrategias de bioclimática.

Se  remarca que, para facilitar un buen uso del edificio, la certificación debería incluir manuales de uso y de recursos sobre cómo funciona el edificio para permitir al usuario controlar directamente los sistemas de regulación de temperatura, radiación solar y ventilación natural.

Configurarse sobre las exigencias del profesional de la construcción

Para que la certificación no se limite a valorar e incida en la mejora de la calidad ambiental del proyecto, su funcionamiento tendrá que ser fácil de entender por quien interviene en su desarrollo. Así que los métodos y criterios para asignar los puntos deberán ser fáciles de comprender, transparentes y objetivos. Lo más fácil es que los datos requeridos sean los que pueden encontrarse ya ordenados en la lógica del proyecto, como la información que se genera para cumplir la normativa o el cómputo métrico, aumentando de esta manera también su viabilidad económica. Las certificaciones tendrían que recurrir cuanto sea posible a la representación gráfica y a las explicaciones visuales (gráficos, fotos, imágenes, etc.) de conceptos, resultados y propuestas de mejora. Siempre aclaran mucho y hacen el uso de la herramienta más liviano.

El protocolo de certificación puede guiar la mejora medioambiental del proyecto aunque no se llegue a certificar

Como conclusión se recomienda que, aunque no se certifique un edificio, se tenga en cuenta que los programas de certificación y las guías de uso pueden utilizarse como soporte al proyecto, por su capacidad de explicar qué factores son importantes para la sostenibilidad y de detectar en qué aspectos el proyecto o el edificio construido deben mejorar. La mayoría pueden descargarse gratuitamente de la web13. En algunos casos ofrecen también buenas prácticas y una librería de soluciones constructivas, materiales, productos de construcción, etc.

Las certificaciones y los protocolos de certificación pueden ser un medio potente para ayudar al sector de la edificación en el necesario cambio hacía prácticas sostenibles. 


1.- www.breeam.org. Realizado por la empresa privada inglesa BRE Global

2.- www.usgbc.org/leed. Impulsado por la asociación sin ánimo de lucro USGBC

3.- http://www.iisbe.org/sbtool-2012. Impulsado por la asociación canadiense sin ánimo de lucro iiSBE, de origen académico

4.- iiSBE – International Initiative for a Sustainable Built Environment es una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es facilitar y promover activamente la adopción de políticas, métodos y herramientas para acelerar el movimiento hacia la práctica de construcción sostenible a nivel mundial.

5.- WGBC World Green Building Council es una organización internacional que tiene como objetivo apoyar el cambio de la industria de la construcción hacia la sostenibilidad.

6.- www.ecometro.org

7.- www.openhouse-fp7.eu

8.- William Thomson, físico y matemático británico del siglo XIX que llevó a cabo importantes trabajos respecto a la termodinámica. Ha establecido la escala de temperatura Kelvin que mide la temperatura absoluta

9.- De acuerdo con la terminología OECD – Organization for Economic Co-operation and development, un indicador de medioambiente es un parámetro o propiedad medida u observada que describe el estado del medioambiente. Son una manera de medir, señalar, apuntar con mayor o menor exactitud.

10.- Donella Meadows, científica ambiental y ecóloga coautora del relevante libro Los límites del crecimiento

11.- Los dos estándares ISO (International Standardisation Institute) para la Certificación ambiental de los edificios: Norma UNE-ISO/TS 21929-1:2009 – Sostenibilidad en Construcción de Edificios – Indicadores de Sostenibilidad. Marco para el Desarrollo de Indicadores para Edificios; Norma UNE-ISO/TS 21931-1:2008 – Sostenibilidad en construcción de edificios. Marco de trabajo para los métodos de evaluación del comportamiento medioambiental de los trabajos de construcción. Parte 1: Edificios

12.- Chiara Monterotti, Análisis y propuesta sobre la contribución de las herramientas de evaluación de la sostenibilidad de los edificios a su eficiencia ambiental,  www.tdx.cat

13.- VERDE propone la herramienta HADES como soporte al proyecto y la guía de uso, www.gbce.es/es/pagina/herramienta-de-ayuda-al-diseno-hades;

LEED propone un check list por cada  versión de la herramienta www.usgbc.org/resources/new-construction-v2009-checklist-xls.

Ambas pueden descargarse gratuitamente.

* Chiara Monterotti es arquitecta, doctora en arquitectura y evaluadora acreditada de la certificación VERDE. Ha realizado una tesis doctoral sobre certificaciones ambientales de edificios. Se dedica a la certificación y a la rehabilitación de edificios existentes para mejorar la calidad de vida de la gente con el mayor respeto para el medio ambiente. buenasenergias21@gmail.com

La revisión del sistema económico actual, principal asignatura pendiente de Davos

Diego Isabel La Moneda, cofundador de Global Hub por el Bien Común y coordinador del primer Foro de Nueva Economía e Innovación Social (NESI Forum), que se celebrará en Málaga del 19 al 22 de abril de 2017, ha enviado una carta a Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial de Davos, con un mensaje claro: “Cambiemos la economía para cambiar el mundo”. Así, La Moneda anima a incluir los nuevos modelos y movimientos económicos en el debate de la mayor cita de la economía global del año para caminar hacia un mundo mejor.

En esta misiva, Isabel La Moneda ha estimado que lo prioritario es “revisar los pilares fundamentales del sistema económico dominante”, así como “repensar lo que entendemos por palabras como economía, desarrollo, crecimiento y competitividad” ante el contexto de crisis mundial. Así, ha solicitado a Davos la inclusión de los nuevos modelos y movimientos económicos para un desarrollo más equitativo.

El Foro Económico Mundial de Davos, que comenzará mañana y se prolongará hasta el próximo viernes, 20 de enero, reunirá a 2.500 líderes mundiales bajo el lema ‘Liderazgo responsable y receptivo’, un concepto que ha sido reconocido por Diego Isabel La Moneda como un paso para dar solución a los problemas que amenazan el desarrollo económico mundial: el cambio climático, el hambre o la pobreza, entre otros.

Según Schwab, en 2017 existirán cinco retos principales a los que hacer frente: la cuarta revolución industrial, alineada con la revolución digital; un sistema dinámico e inclusivo de gobernanza, mediante la colaboración público-privada; la reestructuración del crecimiento económico mundial, para disminuir el desempleo estructurar y posibilitar un crecimiento sostenido; un pacto entre la empresa y la sociedad para reducir la desigualdad, y abordar la pérdida de confianza en las instituciones.

En línea con las propuestas y preocupaciones de Schwab, Isabel La Moneda insistía en su misiva: “Ha llegado la hora de Ha llegado el momento de repensar el dinero, la banca y las finanzas, de transformar las organizaciones y dotarlas de propósitos orientados al bien común, de redistribuir el poder y explorar nuevos modelos de gobernanza, más descentralizados y más democráticos y de dejar de hablar de competencia y hablar de colaboración”, ha urgido. “Ha llegado el momento de abandonar un sistema económico extractivo y transitar hacia un nuevo modelo que conserve y regenere la naturaleza”, ha añadido.

Según la FAO, 795 millones de personas sufrieron desnutrición en el mundo entre 2014 y 2016. Asimismo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que en 2016 engrosaron las listas del paro 2,3 millones de personas, hasta sumar 199,4 millones de desempleados. Además, según el High Pay Centre de Reino Unido, los altos cargos de las principales compañías ganan 183 veces más que un trabajador medio.

Estos datos no hacen sino reforzar la búsqueda de una alternativa a través de los nuevos movimientos económicos: “Me refiero a la Economía Social y Solidaria, al Movimiento Cooperativo, a la emergente Economía Colaborativa, a la Economía del Bien Común, al Procomún, además de a las economías Verde, Azul, Naranja y Circular. Y también al movimiento de las Ciudades en Transición, el Slow Food, la Banca con Valores y las Corporaciones B”, ha explicado Diego Isabel La Moneda. “¿Se atrevería a llevar tales modelos a la cita anual en Davos? ¿Sería capaz de cuestionar conceptos como el de desarrollo y crecimiento, y priorizar la colaboración frente a la competitividad?”, ha concluido.


La Carta completa a la que se hace alusión la tienes aquí: http://neweconomyforum.org/es/cambiemos-la-economia-cambiar-mundo/


NESI es el único Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social que reúne a los principales actores de cambio y líderes de opinión para pensar, dialogar y asentar las bases de una Nueva Economía basada en valores y en el BIEN COMÚN. Se darán cita ponentes y experiencias inspiradoras, 900 líderes de opinión y agentes de cambio social de más de 60 regiones diferentes. Málaga, 19-22 abril de 2016.

Vídeo del Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social (NESI)


Puedes conseguir entradas anticipadas con descuentos en: https://www.eventbrite.co.uk/e/new-economy-social-innovation-global-forum-tickets-30495370474?aff=es2

Baso eskola o la escuela en el bosque

Desde hace años, las tendencias pedagógicas nórdicas abogan por la incorporación del bosque como espacio de aprendizaje, juego y conocimiento de nuestra naturaleza. El espacio que nos ofrece la finca de robles centenarios de que dispone Fundación Kutxa Ekogunea- Arteaga es especialmente adecuado para esta propuesta ecológica y pedagógicamente pionera.

Ecohouse, con un diseño del arquitecto navarro Iñaki Urkia, construye esta escuela que se  ha adaptado a la topografía del terreno y se ve como refugios de madera en el bosque.

Las cubiertas son vegetales para que se mantenga bien con las hojas que se caen de los árboles en otoño, dándole encanto y mimetismo al lugar.

Se han utilizado dos sistemas constructivos en madera. Baso eskola 1 con tronco macizo laminado y baso eskola 2 con panel contralaminado.

Los aislamientos utilizados son naturales y reciclados, celulosa y fibra de madera.

El sistema de calefacción de las dos escuelas es de biomasa.

Los edificios cuentan con unos grandes miradores acristalados orientados al sur que permitiren calentar los edificios de forma pasiva con el sol de invierno que pasa a través de los árboles sin hojas. En verano los edificios quedarán sombreados por los aleros y las hojas verdes de los robles.

El funcionamiento bioclimático es sencillo y pasivo. La ventilación es cruzada.

Los retretes son secos, con compostaje debajo, que permite ver a los niños el ciclo de la materia orgánica en la naturaleza. Las aguas grises se depuran en una balsa con plantas acuáticas que garanticen la emisión al terreno del agua limpia.

Proyecto: Iñaki Urkía

Construye: Ecohouse

Ecovatios presenta en FITUR soluciones para reducir hasta en un 40% el consumo eléctrico de los hoteles

ecovatios, eléctrica que suministra a sus clientes energía procedente en un 100% de fuentes renovables, presentará en FITUR 2017, Feria Internacional del Turismo que se celebrará en Madrid del 18 al 22 de enero, servicios capaces de reducir el consumo energético de hoteles y establecimientos turísticos hasta en un 40%.  La presencia de la compañía en FITUR, (stand 3B43, pabellón 3) está motivada por la creciente demanda por parte del sector hotelero de productos y servicios que le permitan reducir sus emisiones, ahorrar costes y, al mismo tiempo, atraer a un turista cada vez más concienciado con el respeto al medioambiente.

La compañía complementará su estancia en FITUR con una ponencia presentada por su director general, Carlos García Buitrón, con el título “Cómo cambiar a electricidad verde y bajar el consumo puede mejorar la competitividad y el atractivo de tu hotel”, que tendrá lugar el jueves 19 de enero a las 13.30h en el auditorio del pabellón 3.

ecovatios destaca por el carácter innovador de sus servicios, que le han convertido en beneficiario del programa “Emprendetur 2016” otorgado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.  Este programa apoya, bajo el marco del Plan Nacional e Integral del Turismo, proyectos orientados al fortalecimiento del potencial innovador de las empresas del sector turístico, así como aquellos dirigidos a aportar factores de competitividad diferenciales.

La oferta de ecovatios dirigida a hoteles abarca desde tarifas eléctricas que destacan por estar entre las más competitivas del mercado, según el comparador de precios de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), hasta servicios innovadores como la monitorización remota de los consumos energéticos, que permite a los hoteles la detección y eliminación de ineficiencias, o la producción de energía a través de proyectos de autoconsumo con energía fotovoltaica.

La regulación sobre autoconsumo y la muy importante bajada de los costes de la tecnología en los últimos años permiten a los establecimientos turísticos mejorar su huella medioambiental y su competitividad utilizando la energía fotovoltaica. Los ahorros generados en la factura eléctrica oscilan entre un 15% y un 40%.

ecovatios mostrará en vivo en FITUR su servicio online gratuito (https://ecovatios.com/autoconsumo) basado en tecnologías de geolocalización y realizará, a los hoteles que se lo soliciten durante el evento, una propuesta gratuita de proyecto acompañada de su estudio de rentabilidad.

ecovatios cuenta ya entre sus clientes con diversos establecimientos hoteleros de reconocido prestigio, como el Sercotel Blue Coruña, de cuatro estrellas, que destaca por su calidad de servicio, compromiso medioambiental e innovación. Álvaro Lens, director del hotel, ha declarado: “Para nosotros, conceptos como la eficiencia energética o la minimización del impacto ambiental de nuestra actividad son especialmente importantes, y la energía es clave en este aspecto. Sabíamos que queríamos utilizar energía verde en nuestro hotel y con ecovatios lo hemos conseguido sin pagar ningún sobrecoste por ello, más bien al contrario. Ahora nuestras facturas eléctricas son sensiblemente más económicas que cuando nos suministraba una de las eléctricas tradicionales”.

 Según el director general de ecovatios, Carlos García Buitrón, “un informe de 2015 de la consultora Nielsen señala que un 66% de los consumidores globales están dispuestos a pagar más por productos y servicios provenientes de empresas que crean un impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad. La utilización de electricidad de origen 100% renovable a precios competitivos, combinada con la reducción del consumo de energía, permite a los hoteles mejorar de manera sencilla su huella ambiental, su eficiencia económica y, al mismo tiempo, incrementar su atractivo hacia unos clientes que valoran cada vez más aquellos establecimientos que apuestan por la sostenibilidad. Adicionalmente, la energía verde suministrada por ecovatios puede contribuir a que los establecimientos hoteleros más ambiciosos puedan conseguir la certificación LEED de excelencia ambiental”.