España, pionera en economía circular agroindustrial gracias al concepto Biorrefinería

Biogastur, con 4,5 megavatios, es la planta de biogás agroindustrial con mayor potencia de España. Ubicada en Navia (Asturias) trata anualmente 400.000 toneladas de residuos ganaderos, que se convierten en biogás y en fertilizantes sólidos y líquidos, generando la energía necesaria para abastecer anualmente 1.500 hogares y dejando de emitir el equivalente al CO2 que producen 17.000 coches.

El grupo dirigido por Marcos Quevedo, ha sido el responsable de desarrollar la ingeniería, diseño, construcción y puesta en marcha del proyecto. Biogastur señaló que este proyecto se trata de “una importante oportunidad y coloca a España como pionera en economía circular agroindustrial, gracias al concepto de Biorrefinería y a la tecnología que está implementada en la planta de Navia”.

El grupo ha dedicado más de cinco años a los trabajos previos de ingeniería, desarrollo de nuevas soluciones y construcción de la Planta. El tratamiento anual de 400.000 toneladas de residuos ganaderos procedentes de más de 25.000 vacas, permite la producción de biogás con cogeneración y de fertilizantes tanto sólidos como líquidos. Para Marcos Quevedo “El desarrollo de nuevas técnicas nos permite una generación de biogás mayor y más eficaz, sin emitir olores al exterior y el volcado a la red más de 30 GW/h año”.

“Gracias a la tecnología desarrollada en España, la planta-biorrefinería de Navia es el mejor ejemplo de economía circular, donde los residuos ganaderos producen la electricidad que los ganaderos consumen, el GNV Renovable de los camiones que recogen el purín de vacuno y les devuelve el fertilizante para los cultivos que alimentan a su propio ganado” concluye Marcos Quevedo

Acerca de Biogastur:

Biogastur desarrolla los proyectos mediante la explotación del enorme potencial que representa la extracción del biogás de la materia orgánica, así como la valorización en forma de fertilizante de alta calidad ecológica (en diferentes formatos) del subproducto digerido con un óptimo tratamiento del digestado final del proceso de digestión.

Biogastur cuenta con Central Lechera Asturiana SAT, como socio estratégico, Lonjas Tecnología SA, como socio tecnológico y el resto del capital está repartido entre el equipo directivo e inversores financieros.

Así mismo, durante la fase de desarrollo de sus proyectos, Biogastur ha ido cerrando acuerdos estratégicos con empresas líderes en sus sectores. Actualmente cuenta con cuatro proyectos en cartera en diferentes fases de desarrollo.

www.biogastur.com

La alta participación en las actividades y la animación en las ventas convierten a la 15 edición de Bioterra en una de las mejores

Si algo ha definido esta 15 edición de Bioterra, la Feria de Euskadi de los productos ecológicos, la bioconstrucción, las energías renovables y el consumo responsable, ha sido el excelente ambiente que se ha registrado en los pabellones y en las múltiples actividades que se han celebrado en estos tres días de feria en Ficoba.

Más de 12.000 visitantes han recorrido los stands de los 170 expositores que han participado en Bioterra. Y la mayoría de ellos se han llevado una grata impresión, ya que 9 de cada 10 han valorado muy positivamente la organización y las propuestas que han encontrado en la feria.

En el apartado de visitantes también hay que destacar el alto número de personas procedentes de Iparralde, un 11% del total, que se suma a un público eminentemente guipuzcoano, que proviene mayoritariamente de las comarcas del Bidasoa, Donostialdea y Oarsoaldea.

La presencia de público se ha traducido en las ventas registradas en los stands. Según los primeros datos el gasto medio por visitante ha ascendido a 60 euros y las ventas totales han superado los 650.000 euros Unos datos que han influido en la buena valoración que los expositores han hecho de esta 15 edición de Bioterra. El 70% de ellos se ha mostrado entre satisfecho y muy satisfecho con la feria.

En el ambiente que ha registrado Bioterra a lo largo del fin de semana ha tenido mucho que ver la alta participación en las actividades. Cerca de 3.000 personas, es decir, el 24% de los visitantes han participado en las conferencias, demostraciones, Yoga-Day, BioBeauty Gunea, Sukaldean, la jornada de moda sostenible, las conferencias de bioconstrucción, exposiciones y han tenido la oportunidad de conducir en coches eléctricos, entre las alrededor de 70 actividades programadas para el fin de semana.

El visitante profesional

Los visitantes profesionales también están refrendando con su presencia el creciente protagonismo de Bioterra en el sector ecológico. Cada edición son más los que se acercan a Bioterra, este año han sido alrededor de 350, para entrevistarse con los principales actores del sector (empresas, distribuidores, consejos reguladores, instituciones…), buscar distribuidores o conocer nuevas propuestas.

http://bioterra.ficoba.org

La Fundación Joaquín Díaz rinde homenaje a los profesores Félix Jové y José Luis Sáinz Guerra, por su defensa de la Arquitectura Tradicional

El sábado día 2 de junio pasado la Fundación Joaquín Díaz rendió homenaje a los profesores de la Universidad de Valladolid: Félix Jové y José Luis Sáinz Guerra, por su dedicación a la defensa de los valores de la Arquitectura Tradicional.

El acto consistió en la entrega de una placa por parte del director del Centro Etnográfico dentro de las Jornadas que sobre Construcción Tradicional se están celebrando en el Centro e-LEA de la Fundación Joaquín Díaz en Urueña, con la colaboración de la Junta de Castilla y León, la Diputación de Valladolid, la bodega Heredad de Urueña, la Universidad de Valladolid, la Universidad de Alcalá de Henares y otras instituciones.

Es este el segundo año que la Fundación hace entrega de este galardón que, en 2016, recayó en Carlos Carricajo Carbajo, aparejador, investigador y gran difusor de las  construcciones de la arquitectura tradicional, de quien Joaquín Díaz dijo que era “de los maestros que da clases sin aula e instruye sin necesidad de explicar la lección”.

Un premio a 15 años de investigación y difusión.

El premio rinde homenaje al trabajo de investigación y difusión desarrollado desde hace más de quince años por estos dos profesores e investigadores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valladolid que en el año 2004 fundaron el Grupo de

Investigación “GrupoTIERRA” para el estudio, documentación y difusión de la arquitectura construida en tierra y adobe y de la arquitectura tradicional. Desde entonces han desarrollado una intensa actividad con la elaboración de diferentes publicaciones y la organización de catorce Congresos Internacionales. En septiembre de este año se desarrollará la quinceava edición del mismo.

La labor de internacionalización y externalización del Congreso ha llevado a hacer itinerante la sede de celebración, de manera que si el año pasado el Congreso se celebró en México (DF), el presente año se llevará a cabo en Colombia, en la

Universidad Francisco de Paula Santander. Potenciando la internalización de la imagen de la Universidad de Valladolid más allá de las fronteras europeas.

Coincidiendo con la entrega del premio el profesor Félix Jové disertó sobre el tema: La construcción con tierra en la arquitectura tradicional y monumental, del pasado al futuro“, mientras que el profesor Sáinz Guerra lo hizo sobre: “El paisaje del barro”.

Posteriormente, de manos del propio Joaquín Díaz y en presencia de las autoridades, se les dió entrega de la placa conmemorativa.

http://www.arquitectura.uva.es/2018/05/29/la-fundacion-joaquin-diaz-rinde-homenajea-los-profesores-felix-jove-y-jose-luis-sainz-guerra-por-su-defensa-de-la-arquitecturatradicional/

La madera, material único para una construcción sostenible

El martes 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, una jornada para concienciar e implicar a individuos y colectivos en la responsabilidad compartida de conservar y mejorar el entorno. Se estima que el 30% de las emisiones de CO2 -principales causantes del cambio climático- en Europa procede de los edificios, que consumen el 40% del total de la energía. En nuestro país “el ladrillo” nos dejó un extenso parque de viviendas de bajas calidades en cuya construcción se omitieron los criterios relacionados con la sostenibilidad.

En un modelo de construcción sostenible, más respetuoso con el medio ambiente, la madera recobra su protagonismo. Si el acero fue el material de la arquitectura del siglo XIX y el hormigón  el del XX, a madera es el material del siglo XXI. Recurso natural, renovable, reutilizable y biodegradable, óptimo en una economía circular, la madera atesora un conjunto de beneficios medioambientales que la diferencian del resto y hacen que sea única.

Cambio climático

El cambio climático nos advierte de que no podemos continuar con un sistema de construcción pernicioso, tan demandante de energía y emisor de gases de efecto invernadero. En este sentido, la madera requiere mucha menos energía en el proceso de transformación -de materia prima a material de construcción- que el acero o el hormigón. Por ejemplo, en el edificio de cinco plantas que House Habitat construyó en el distrito barcelonés de Gracia, las emisiones de CO2 resultantes de la fabricación de la estructura de madera fueron cinco veces más bajas que si se hubiera realizado en hormigón, y ocho que en acero.

La madera, además, es el único material de construcción que sigue absorbiendo y almacenando CO2 de la atmósfera a lo largo de toda la vida útil del edificio. Algo muy importante sobre todo en entornos urbanos donde la concentración de emisiones es elevada. Por tanto, de las dos maneras que existen para reducir el CO2 de la atmósfera: evitar las emisiones o detraerlo y almacenarlo, la madera es el único material que aúna ambas capacidades.

Proteger los bosques

El empleo de madera para la construcción garantiza asimismo, por medio de una gestión responsable, controlada y económicamente viable, la preservación de los bosques, sumideros naturales de dióxido de carbono. Las principales organizaciones medioambientales, como FSC o PEFC, afirman que el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales es la única garantía de de su supervivencia.

Los árboles jóvenes -plantados para obtener la madera- absorben más CO2 que los maduros, los cuales finalmente se mueren y se pudren, devolviendo su almacenamiento de CO2 a la atmósfera; mientras que la mayor parte del CO2 de los árboles cortados en un bosque bien gestionado sigue almacenada a lo largo de la vida útil del producto de madera resultante.

Ahorro de energía

La madera es uno de los materiales de construcción que mejor aíslan, tanto del frío en invierno como del calor en verano. Es un material idóneo para cumplir con los exigentes estándares de baja demanda energética de la construcción pasiva o de consumo de energía casi nulo (nZEB). Si el consumo de energía es menor, contaminaremos menos el entorno.

Fuente: House Habitat (www.househabitat.es)

España sigue sin tener normativa sobre el gas radón 100 días después de expirar el plazo impuesto por la UE

España debería tener una normativa que proteja la salud de los ciudadanos de los efectos nocivos del gas radón, y esa normativa tenía que estar promulgada antes del 6 de febrero de 2018. Así lo establece la Directiva 59/2013/EURATOM para todos los países de la Unión Europea. Mañana se cumplen 100 días de esa fecha límite, “pero a día de hoy ni siquiera existe un borrador de esa normativa, cuando todos los países de nuestro entorno tienen ya un Plan Nacional de Radón”, denuncia el director de la Fundación para la Salud Geoambiental, José Miguel Rodríguez.

El radón es la segunda causa de cáncer de pulmón después del tabaco, según la OMS, y los fumadores que se expongan a este gas tienen 25 veces más riesgo de sufrir dicha enfermedad. En España cada año mueren unas 1.500 personas por causas achacables al radón, según algunos expertos, pese a que la causa es perfectamente evitable. Este gas radiactivo está muy presente en zonas con suelos graníticos, como Galicia, Extremadura o la sierra norte de Madrid, y se concentra en el interior de los edificios que no tengan implementadas medidas para evitarlo.

La Directiva 59/2013/EURATOM señala la obligación de los estados miembros de medir y controlar el radón en viviendas, colegios, edificios públicos, lugares de trabajo, etc. También obliga a las Administraciones a informar a los ciudadanos, tanto a nivel local como nacional, respecto a la exposición al radón en recintos cerrados y a los riesgos asociados para la salud, así como sobre la importancia de efectuar medidas antirradón y sobre los medios técnicos disponibles para reducir las concentraciones de este gas. Este extremo tampoco se está cumpliendo en España.

Un problema de salud pública

La Fundación para la Salud Geoambiental, organización sin ánimo de lucro que lleva años trabajando para concienciar a la sociedad de este problema a través de su campaña Vive sin radón, considera que estamos ante un problema de salud pública de primer orden. “Es más que urgente articular un Plan Nacional sobre Radón porque ya hemos incumplido todos los plazos que nos daba la UE, y eso va en detrimento de la salud del ciudadano, que no sabe lo que pasa y por tanto no se puede proteger de este gas radiactivo”, subraya José Miguel Rodríguez. “Parece que este Plan Nacional debería desarrollarlo el Ministerio de Sanidad, pero no tenemos noticias de la situación ya que no contestan a nuestras solicitudes de información. Tampoco se ha publicado el nuevo Código Técnico de la Edificación con las correspondientes medidas preventivas para que este peligroso gas no se introduzca en las viviendas”, detalla.

Desde enero de 2014 el Gobierno viene rechazando cualquier iniciativa planteada por los diferentes grupos políticos con el argumento de que “ya se estaba trabajando en la trasposición de la Directiva”. En las numerosas preguntas al Gobierno planteadas en el Congreso de los Diputados por los diferentes grupos políticos, el Ejecutivo siempre argumentaba que se cumplirían los plazos. “No podemos entender esta desidia con un tema de salud tan importante y que afecta a tantas personas en nuestro país. No olvidemos que han tenido cuatro años para preparar la trasposición. Además, si se demora mucho más la trasposición, se podría incurrir en infracción del ordenamiento comunitario”, señala José Miguel Rodríguez.

En la web www.vivesinradon.org, se ofrece información detallada sobre este gas natural que emana del subsuelo y que es muy abundante en zonas graníticas. El sitio incluye un mapa predictivo donde se puede ver el nivel de riesgo de radón en cualquier lugar de España con gran precisión, incluso por municipio y calle. Desde la Fundación para la Salud Geoambiental se recomienda hacer una evaluación en el caso de que la vivienda se encuentre en una zona con elevado riesgo de presencia de este gas, porque eso puede traducirse en problemas para la salud a largo plazo. En función del nivel de radón que se detecte, los expertos recomendarán las soluciones apropiadas, que pueden variar desde una estrategia de ventilación de la casa hasta una obra relativamente sencilla que garantizará un sistema de ventilación correcto para expulsar este gas radiactivo de los interiores del inmueble.

El estado de ánimo también se “pinta”: la elección de colores afecta al comportamiento y emociones

La correcta elección del tipo de pintura no debe atender solo a requisitos estéticos, también ayuda a combatir otros retos, como la contaminación interior o la mejora de la higiene.

El verano es la estación del año que más se suele aprovechar para acometer reformas o rehabilitaciones en el hogar. Hay más horas de luz, menos humedad y, sobre todo, tiempo libre para coordinarse. Se trata de la época perfecta para poner a punto la vivienda de cara al invierno.

A este respecto, a parte de la mejora de las condiciones del inmueble, este tipo de acciones también buscan el gusto personal y la individualidad, aspectos que ya no solo se expresan a través una arquitectura atractiva, sino también gracias a un diseño cromático adecuado, otorgando a las estancias o al exterior de la vivienda una inmediata vitalidad emocional. Así, el color que se elija y el tipo de pintura a utilizar serán una de las principales decisiones a considerar durante estos dos meses previos, antes del comienzo de la obra.

Las claves a tener en cuenta a la hora de elegir la pintura y colores adecuados:

¿Cómo quiero que me haga sentir? El primer criterio es atender a las emociones que van a evocar los colores:

  • Blanco. Transmite frescura y tranquilidad y está demostrado que aumenta la capacidad de concentración. Además, a nivel de diseño, aporta luminosidad y amplitud. 
  • Negro. Es sinónimo de misterio, fuerza y seriedad. Pese a que favorece la introversión, aporta mayor elegancia. No obstante, roba mucha luz, por lo que debe aplicarse en pequeñas dosis.
  • Amarillo. Genera positividad y un ambiente agradable. Gracias a su energía y vitalidad, ayuda a combatir la depresión y desarrolla el intelecto. 
  • Tonos rojizos. Debido a su capacidad de transmitir sentimientos de pasión y mayor agresividad, pueden llegar a resultar demasiado estresantes. No obstante, si se utilizan con moderación o para contrastar colores claros, pueden dar un toque diferencial a determinadas partes o elementos de la vivienda: la zona de la televisión en el salón, marcos y ventanas de las puertas…
  • Crema. Es el color más utilizado. Tiene un carácter neutral y suave y, lo más importante, combina con cualquier color y provoca sensación de pulcritud.
  • Gama de verdes. Simbolizan naturaleza y frescura en sus tonalidades más vivas (verde lima), o tranquilidad y estabilidad en tonos más suaves. 
  • Azules. Aportan serenidad, introspección y relajan los sentidos si se utilizan en expresiones claras. Sin embargo, pueden resultar fríos y poco acogedores. En sus tonalidades más fuertes, el azul suprime el apetito y estimula el pensamiento. En pastel o celeste, ayuda a conciliar el sueño.
  • Morados. Es la gama de colores más artística. Presenta cualidades opuestas. Está ligada, por un lado, a la meditación, sobre todo en su gama más suave, por su efecto sedante. Y, por otro, cuenta con un extremo más oscuro y potente que se relaciona con la pasión y la fantasía. No conviene abusar porque tiende a causar un efecto depresivo. 
  • Rosas. Cada vez más generalizado, su uso en estancias interiores es una de las opciones más acertadas para transmitir un ambiente acogedor y reconfortante, sobre todo, en tonos palo, ya que influyen en los sentimientos invitándolos a ser amables, suaves y profundos. 

Si se trata de un chalet o adosado, el color elegido para la fachada mostrara la personalidad de sus habitantes y lo que quieren trasmitir, además de marcar la primera impresión de las personas que visiten la vivienda.

¿Cómo afectará la luz y la orientación? El color puede cambiar enormemente según el nivel de sol que recibe cada estancia o parte de la vivienda, o la intensidad de luz artificial utilizada. De este modo, lo recomendable es testar cómo se percibe una determinada tonalidad en diferentes condiciones de iluminación: natural o artificial, mañana y tarde, soleado o nublado, etc.

Estilo arquitectónico, clave. En caso de que el estilo arquitectónico sea muy marcado, la adaptación de los colores al entorno será clave. Por ejemplo, en una vivienda con techos altos, molduras destacadas, cornisas y rosetones es conveniente no ensañarse con los colores fuertes, siendo mejor optar por otras gamas que destaquen menos. También habrá que tener en cuenta las formas: las habitaciones con irregularidades en este sentido necesitan colores neutros con una misma tonalidad.

Valor añadido: mayor protección frente a la contaminación y desperfectos. Una correcta elección de colores no debe atender únicamente a requisitos estéticos. Ahora mismo, también se premia la calidad y la “utilidad” de las pinturas que se utilicen. De este modo, ya existen algunas que, más allá de su finalidad estética, son capaces de proporcionar una protección fiable contra humedades, suciedad o sustancias nocivas, tanto en el interior como en la fachada. Así, se puede evitar desde la formación de grietas, hasta la suciedad, la proliferación de microorganismos por la humedad y otro tipo de contaminación, proporcionando un ambiente óptimo y mejora de la higiene.

Si se trata de una vivienda unifamiliar aislada térmicamente habrá que tener en cuenta el uso de colores con un valor de referencia de la luminosidad* superior al 20% para evitar la acumulación de altas temperaturas por efecto del sol directo, de este modo se prolonga y garantiza mayor durabilidad del sistema (evitando grietas y la pérdida de color, entre otros).

*Este índice indica cuánto difiere su claridad del negro (reflexión mínima = valor 0) o del blanco (reflexión máxima = valor 100).

Fuene: Sto

El Ayuntamiento de París impulsa la rehabilitación energética de 1.000 viviendas

Éco-renovons Paris (Eco-rehabilitación París) es un programa del Ayuntamiento de París cuyo objetivo es impulsar la rehabilitación energética de edificios de viviendas privadas, reducir su impacto ambiental y luchar contra la pobreza energética.

Las solicitudes se pueden presentar hasta el 30 de junio de 2018.

Éco-renovons Paris

París tiene 47.000 copropiedades, que representan el 75% de las viviendas en París. Más del 90% de ellas fueron construidas antes de la primera regulación térmica.

Por primera vez, todas las copropiedades que deseen un proyecto de rehabilitación integral pueden optar a un programa para apoyar su proyecto: Éco-renovons Paris – Objective 1.000 buildings.

Éco-renovons Paris es de carácter participativo, abierto principalmente a copropiedades que se pueden beneficiar de un apoyo personalizado y gratuito para la renovación energética y medioambiental por parte de consultores especializados en Eco-rehabilitación.

También están convocados a esta iniciativa los edificios cuya propiedad es única (monopropiedades), casas individuales y chalés.

Cómo participar en el programa

2018 es el último año de convocatoria para este programa. El archivo de la solicitud debe presentarse en la escalera de la parcela (copropiedad o monopropiedad).

Los interesados deben ponerse en contacto con un asesor de renovación ecológica y conectarse en CoachCopro®.

Una comisión validará las solicitudes en base a tres criterios:

  • El potencial para la mejora energética y ambiental del proyecto de obras propuesto.
  • La motivación de los propietarios.
  • Coherencia entre el proyecto propuesto y la capacidad de los propietarios para llevarlo a cabo (coherencia técnica y capacidad financiera).

California a punto de obligar a la instalación de paneles solares en los nuevos edificios

De ser aprobada la medida entraría en vigencia para 2020 y sería el primero estado en adoptar una medida de estas proporciones. El estado norteamericano tiene una población de 39.5 millones de personas.

Si la Comisión Energética de California (Estados Unidos) vota SÍ el día de hoy, todas las edificaciones nuevas que se construyan, deberán, obligatoriamente, tener paneles solares.

Según The Independent, alrededor del 20% de las viviendas familiares se construyen con capacidad solar incorporada, pero si la norma se aprueba, la proporción aumentará drásticamente, sobre todo a partir de 2020, que es cuando entraría en vigor.

“California está a punto de dar un gran salto en los estándares energéticos”, ha dicho Bob Raymer, director técnico de la California Building Industry Association, a The Mercury News.

Según el medio sobre tecnología Slash Gear, la energía solar no ha despegado en los mercados de consumidores por dos razones. Una, el alto costo (que con las décadas se ha ido reduciendo) y otra, la falta de un empujón como el de California.

La medida solo se aplicaría para las construcciones que tengan tres o más pisos, y además de la implementación más amplia de la energía solar obligatoria en Estados Unidos, las nuevas directrices también exigirían una mayor dependencia de la electricidad con respecto al gas natural y un mayor almacenamiento en baterías.

La medida no nació de la noche a la mañana. Hace una década, la Comisión Energética de California venía hablando de mejorar la eficiencia energética de las construcciones residenciales para que “los nuevos hogares, tanto casas como edificios, puedan ser cero energía neta en 2020 para residencias y para 2030 para edificios comerciales”. Es decir, que todos los hogares produzcan suficiente energía solar para autoabastecerse y prescindir de la electricidad y el gas que usan.

Según los cálculos de The Independent, el nuevo estándar energético haría que los costos de construcción suban unos 30.000 dólares, pero si la medida sobre el nuevo sistema de energía solar sobrevive, los dueños de un hogar ahorrarían 60.000 dólares.

A pesar de esto, estos costos adicionales fueron criticados por el constructor de viviendas y consultor de diseño Bill Watt, quien dijo que los precios de la vivienda quedarían fuera del alcance de muchos. “¿Por qué no hacer una pausa por un momento, centrarse en los problemas de la asequibilidad y la vivienda, y luego dar la vuelta?”, dijo a ese medio británico.

Solar Power Authority hizo el cálculo de cuánto cuesta instalar suficientes paneles solares fotovoltaicos (PV) en una casa o edificio de negocios para la generación propia de energía eléctrica. “En los Estados Unidos, una regla general es que la casa promedio consume electricidad a razón de 1 kW por hora (kWh). Hay aproximadamente 730 horas en cada mes, y el precio promedio de un kWh de electricidad es de $ 0,10. Entonces, una factura mensual promedio sería de alrededor de $73 por 730 kWh de electricidad“.

Slash Gear señala que algunos expertos piensan que, aunque suene ideal, la medida no es viable porque si bien la energía solar podría ser suficiente en el día, no así en la noche. Ahí es cuando algunas plantas a gas tendrán que alimentarse para abastecer la demanda, lo que a su vez aumentaría aún más las emisiones de carbono.

California se convertiría en el primer estado de Estados Unidos que hace obligatoria la energía solar, pero no son los primeros en el mundo. Incluso en ese país hay ciudades, como South Miami (en Florida) que impulsaron la medida que empieza a regir en septiembre, y la ciudad de San Francisco, en el ojo público por impulsar ambiciosas demandas contra grandes petroleras por su contribución al cambio climático, estaría estudiando implementar la misma medida.

Los techos verdes ahorran energía. Nuevos resultados

Ni el Reglamento de Ahorro Energético (EnEV, siglas en alemán), ni el DIN 4108 Protección Calorífuga y Ahorro Energético en Edificios, tienen en cuenta los efectos que tienen los techos verdes en relación a la protección térmica en verano y en invierno. Por ello en el Centro para la Construcción con Consciencia Ambiental (ZUB, siglas en alemán) de Kassel, se realizaron, entre noviembre de 2007 hasta febrero de 2009, unas mediciones en cinco techos verdes distintos, con el objetivo de determinar sus respectivos comportamientos de aislamiento térmico. El proyecto fue subvencionado por la Fundación Alemana de Medio Ambiente (Minke/Gross 2010).

Los techos verdes tienen la capacidad de reducir considerablemente el calor producido por la radiación solar en verano y la pérdida de calor, por radiación, de los techos en invierno.

Los gráficos 1 y 2 muestran los resultados de las mediciones de temperatura que el autor realizó en Kassel en un techo verde de inclinación leve. Este techo estaba cubierto por una espesa vegetación de pastos silvestres/hierbas silvestres, formando un sustrato ligero de 16 cm de espesor. Con una temperatura al mediodía de unos 30º C en septiembre, la temperatura en la cubierta por debajo de la capa de sustrato ascendía hasta un valor máximo de 17,5º C. Con una temperatura de -14º C en enero, la temperatura bajo tierra (sustrato) no descendió nunca por debajo de 0º C. Las curvas evidencian una reducción particularmente fuerte de las diferencias de temperatura, mostrando así el potencial de su ahorro energético en la climatización del edificio.

Gráfico 1. Forma de la curva de temperatura en un techo verde con 15 cm de sustrato ligero en otoño.

 

Gráfico 2. Forma de la curva de temperatura en un techo verde con 15 cm de sustrato ligero en invierno.

Los ensayos (ver tablas 1, 2 y 3 pág. 35)

El lugar del ensayo se ubicó a unos 14 metros de altura en el centro urbano de Kassel. Consistió en una sala de experimentación climatizada y fuertemente aislada, sobre la cual estaban dispuestos seis campos de pruebas, con una superficie de 1,00 m x 1,20 m cada uno, con su respectivo aislamiento lateral de 25 cm de espesor.

En la cámara climática había una temperatura de 20º C, con una oscilación del 10% de máxima.

Como campo de referencia sirvió un techo equipado con un aislamiento calorífugo (λ = 0,04 W/(m·K) de 20 cm de espesor y con una piel de tejado sintética para la evacuación del agua, sin capa de sustrato ni de vegetación. La tabla 2.8 muestra la disposición de los campos de pruebas. Se eligieron diferentes espesores de sustratos y especies de vegetación para poder registrar, de forma separada, la respectiva influencia del sustrato y de la vegetación.

En cada campo de medición se introdujeron 12 detectores Pt 100, además de una sonda para medir la corriente térmica. Cada 6 minutos se registraron los valores de medición de los respectivos sensores.

Tabla 1. Resumen de los tipos de construcciones de tejado.

Tabla 2. Diferencia proporcional de las pérdidas de calor por transmisión en relación con el campo de referencia.

Tabla 3. Diferencia proporcional de las pérdidas de calor por transmisión del campo V y del campo VI.

La medición de resultados

El gráfico 3 muestra las temperaturas medidas debajo del sustrato (es decir, las temperaturas reinantes en el elemento de construcción) de los cinco techos verdes durante una semana en verano, en comparación con las respectivas temperaturas detectadas por debajo de la impermeabilización de tejados del campo de referencia sin sustrato ni vegetación. Éstas resultaron entre 25º C a 45º C más altas que las de los techos verdes, aunque la temperatura del aire medida por encima del campo de referencia era sólo 7º C (de máxima) más alta, debido a la fuerte radiación solar. En comparación, durante la noche, la temperatura en la superficie del campo de referencia llegó a ser hasta 7º C inferior que la temperatura del aire, lo que demuestra el efecto nocturno de pérdida de calor transmitida en este tipo de techos.

Gráfico 3. Temperaturas en el elemento de construcción de todos los campos, además de la temperatura del aire exterior en la semana de verano de 2008.

 

Comparando los campos V y VI, se constató que el sustrato de 15 cm de espesor, en el campo V, con una densa vegetación de variedades de pasto, producen una mayor disminución en el rango de las temperaturas, que en el campo VI, cuyo sustrato tenía sólo 8 cm de espesor, y cuya cubierta de vegetación era, sobre todo, de Sedum (véase el gráfico 3), además demuestra que, debido al efecto del techo verde, las oscilaciones de las temperaturas exteriores se reducen un promedio de 50%, en el campo IV y de 70%, en el campo V.

Gráfico 4 Temperaturas en el elemento de construcción de todos los campos, además de la temperatura del aire exterior en la semana de invierno de 2009.

Resulta particularmente efectiva la reducción de las oscilaciones de temperatura debido a los techos verdes en invierno, tal como demuestran los valores medidos en la cubierta (véase la tabla 3). Durante la semana de enero, el valor máximo de la temperatura del aire exterior fue de 18º C, y la correspondiente máxima del campo de referencia ascendió a 15º C. Mientras tanto, en los campos con un sustrato de 15 cm de espesor no se registraron oscilaciones, mientras que en los campos con un sustrato de 8 cm de espesor se dieron unas oscilaciones máximas de sólo 3º C. En tiempos en que la temperatura del aire estaba continuamente por debajo de 0º C, bajando incluso hasta -18º C, lo que hacía oscilar las temperaturas en el campo de referencia entre +3º y –12º C, la temperatura en los campos con un sustrato de 15 cm nunca fue inferior al punto de congelación. Sin embargo, en el campo con un sustrato de 8 cm de espesor, la tierra llegó a congelarse.

El gráfico 5 muestra la pérdida (o la ganancia) mensual de calor por transmisión de los cuatro campos con un aislamiento calorífugo de 20 cm de espesor durante el año 2008. Con ello se evidencia que el campo de referencia en los tres meses de verano sufre un considerable aumento de calor, el cual ascendió a 960 Wh/m2 en el mes de junio, mientras que, en los demás campos, solamente alcanzó la quinta parte de este valor. En el gráfico 6 queda representada la pérdida (o la ganancia) mensual de calor por transmisión durante los meses de junio a agosto de 2008.

Gráfico 5. Pérdida mensual de calor, además del registro de calor para el campo de referencia, el campo II, el campo III y el campo IV. Se considera el período entre enero de 2008 y agosto de 2008.

A pesar de que, durante la semana de invierno del 2 al 8 de enero de 2009, reinaban continuamente unas temperaturas del aire de 0º C a -17º C, la temperatura por debajo del sustrato, de 15 cm de espesor, del techo verde cubierto con pastos se mantuvo constantemente en +1º C. Este hecho puede ser explicado, sobre todo, por el efecto de almacenamiento de calor latente por la humedad del sustrato.

De la tabla 2 se deduce que, en comparación con el techo de referencia, las pérdidas de calor invernales, en el caso del techo con un sustrato de 15 cm de pastos, fueron 25% menores en diciembre, alcanzando una reducción de 18,2% de promedio, durante todo el período de calefacción.

La tabla 3 muestra que el techo con una vegetación de pastos y con un sustrato de 15 cm de espesor mostró 10% menos de pérdida de calor durante el período de calefacción en comparación con los correspondientes valores del techo equipado con un sustrato de sólo 8 cm de espesor y con una vegetación de Sedum.

Los resultados de la prueba confirman que, incluso en comparación con un aislamiento calorífugo de 20 cm de espesor, el techo verde presenta una considerable protección calorífuga en verano, e, igualmente, un considerable efecto adicional de aislamiento térmico durante todo el período de calefacción. Además, resultó obvio que es recomendable emplear una espesa vegetación de pastos silvestres, con un sustrato ligero de 15 cm de espesor, en vez de una vegetación de Sedum, menos espesa, con un sustrato ligero de solamente 8 cm de espesor. Únicamente habrá que tomar en consideración que los 7 cm adicionales de sustrato ligero se traducen, en su estado saturado de agua, en un aumento de peso de unos 70 – 80 kg/m2.

Gráfico 6. Pérdida total de calor, además del registro de calor para el campo de referencia, el campo II, el campo III y el campo IV. Se considera el período entre junio de 2008 y agosto de 2008.

Conclusiones

Los efectos térmicos de techos verdes se deben  a los siguientes fenómenos:

  • Se da una protección térmica adicional en verano porque, debido a la sombra producida por la vegetación, los rayos solares no alcanzan la tierra y, además, la energía solar en el colchón vegetal es, casi completamente, consumida por la reflexión y por su absorción para la fotosíntesis.
  • El colchón de aire encerrado actúa como una capa de aislamiento térmico. Dürr parte del hecho de que un colchón denso de pastos muestra un λ de 0,17 W/(m·K), mientras que un sustrato húmedo como la tierra muestra un λ de 0,6 W/(m·K) [Dürr 1995], véase también [Umweltbundesamt 1987].
  • Un colchón vegetal espeso protege la superficie del sustrato contra el viento. Debido a que así no se registra casi ningún movimiento de aire, la pérdida de calor por el efecto del viento tiende a cero.
  • En la madrugada, cuando la temperatura del aire exterior llega a su punto más bajo de la noche, normalmente se produce rocío en la vegetación. Este rocío matinal aumenta la temperatura en la capa de vegetación, debido a que la condensación de 1 g de agua hace liberar alrededor de unas 530 calorías térmicas. De esta manera, se reduce en parte la pérdida de calor por transmisión.
  • La masa térmica de la capa del sustrato, además del agua almacenada en las plantas y en el sustrato, producen una reducción en el rango de temperaturas.
  • A través de la respiración por las raíces se da una ganancia de calor – aunque sea muy leve – en la tierra. En invierno, esta ganancia de calor contribuye a que la tierra se congele con menos frecuencia.

Además, la fotosíntesis y la respiración ayudan a que se suavicen las oscilaciones de temperatura entre el día y la noche:

  • En la fotosíntesis, para cada molécula producida de C6H12O6 (glucosa) se consumen 2,83 kJ de energía. En días de verano, cuando prevalece la fotosíntesis, se produce un efecto de refrigeración. De noche, cuando ya no se da ningún proceso de fotosíntesis, se produce calor debido a la respiración.
  • El efecto de almacenamiento del calor latente en el sustrato ligero, hace que se amortigüen las diferencias de temperatura: cuando el agua en la capa superior del sustrato se congela, la transformación de un gramo de agua a un gramo de hielo hace que se liberen alrededor de unas 80 calorías térmicas. El sustrato en proceso de congelación permanece por un tiempo muy prolongado a una temperatura de 0º C, aunque la temperatura exterior sea bastante inferior. Durante la descongelación del hielo se consume otra vez la correspondiente cantidad de energía de unos 80 cal/g del hielo para la transformación del estado de agregación; sin embargo, casi toda esta energía se extrae del aire. Analizando el proceso en su totalidad, el efecto de almacenamiento del calor latente conduce a una ganancia térmica para el tejado.

En viviendas de construcción antigua y en oficinas en altillos, la protección térmica en verano conseguida por los techos verdes es de notable importancia. En edificios ubicados en Kassel, en varios casos se verificó que, con unas temperaturas exteriores de 30º C, la temperatura por debajo de la capa de tierra del techo verde nunca fue superior a 20º C (véase también el gráfico 2.6), y que la temperatura interior no superó nunca los 25º C. La fotografía  muestra el ejemplo de Berlín-Kreuzberg donde, gracias a la ampliación sobre la azotea, se ganó un local habitable adicional. Bajo el techo ajardinado se creó un clima confortable.

 

Techos Verdes

Foro NESI de Nueva Economía e Innovación Social

Diferentes formas de actuar, diferentes herramientas para hacerlo, pero una meta común: transformar la economía y hacerla una más afín a las personas y al planeta. Las Nuevas Economías emergen con fuerza y cada vez están más presentes en Planes, estrategias e iniciativas municipales.

Las ciudades emiten el 70% de los Gases de Efecto Invernadero y para el 2050, ONU prevé que dos tercios de la población vivan en ellas. Es por esto que en el FORO NESI Clima 2018 se abordarán los retos que supone el Cambio Climático desde la perspectiva de las ciudades, y a través de la puesta en valor de las propuestas que nos traen estas Nuevas Economías.

Datos Clave:

Objetivos del Foro:

  • Conocer buenas prácticas de aplicación de las soluciones innovadoras de las nuevas economías en el medio urbano en cuanto a disminución de emisiones y adaptación al cambio climático en los sectores energía, industria, transporte, urbanismo, construcción, turismo y finanzas.
  • Informar e implicar a los responsables del desarrollo de políticas públicas (niveles local, regional, nacional), a los agentes socio-económicos y a la ciudadanía en la implementación de las nuevas economías de cara a disminuir las emisiones de carbono.
  • Elaborar y ofrecer hojas de ruta prácticas de implementación para entidades locales y también a nivel de políticas públicas regionales/nacionales

Destinatarios:

El Foro NESI Clima será un lugar de encuentro y trabajo participativo para técnicos municipales, representantes de administraciones públicas locales y regionales, empresas, ONGs, Universidades, centros de investigación y ciudadanía interesada en conocer las propuestas de las nuevas economías para afrontar el reto del cambio climático.

Ponentes principales:

  • Albert Cañigueral. Conector Ouishare
  • Borja Izaola. Arquitecto, antropólogo y coach en sostenibilidad
  • Carlos Askunze Elizaga. Coordinador de REAS Euskadi-Red de Economía Alternativa y Solidaria
  • Christian Iaione. LabGov – LABoratory for the Governance of the Commons
  • Diego Isabel La Moneda . Director Foro NESI
  • Dirk Holemans. Concejal en Gante (Bélgica)
  • Emma Ortíz Barredo. Coach ejecutivo y de equipos.
  • Erika Martínez. Departamento de comunicación de Goiener S.Coop
  • Iñaki Alonso – vicepresidente de la Cooperativa Teatro del Barrio
  • Iván del Caz de Diego. Co-fundador Bikonsulting
  • Javier Goikoetxea. Economía del bien Común.
  • Juan Carlos Escudero, Jefe del Área de Información e Innovación para la Sostenibilidad. Centro de Estudios Ambientales del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.
  • Kristina Apiñaniz. Directora de AClima
  • Lluis Torrens, Director de Planificación e Innovación. Ayuntamiento de Barcelona.
  • María Fernández. Responsable de proyectos de sostenibilidad en el Servicio de Empresas del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.
  • Nicola Cerantola. Fundador de Ecologing
  • Oscar Fernández – Concejal de VitoriaGasteiz
  • Reyes Montiel, Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid
  • Susana Cantero, activista y miembro de la asociación Zabalortu
  • Susana Conde Rey. Global Sustainable Tourism Council

Más información sobre los ponentes: http://neweconomyforum.org/es/nesi-clima-2018/#NesiClima2