Diseño ecológico en la climatización

El concepto de diseño ecológico en la edificación va tomando fuerza durante los últimos años hasta convertirse actualmente en un requisito en muchos casos, aportando mucho valor añadido a las construcciones y siendo un requisito indispensable para garantizar una sostenibilidad adecuada de los edificios. Ante este concepto de diseño ecológico habitualmente no se abordan todos los aspectos que deben englobarse para que se considere no sólo los materiales o la energía, sino el conjunto del edificio y su integración con el entorno.

Es importante mencionar que podremos considerar que es ecológico si logra una adecuada integración con el entorno y el medio ambiente, siendo por lo tanto un diseño relacionado con la sostenibilidad o la minimización de recursos energéticos, pero que va más allá. Estos términos son habitualmente mezclados y confundidos porque están habitualmente relacionados, pero deben analizarse cada uno con claridad e independencia. Los objetivos generales que podríamos definir para un diseño ecológico son:

  • utilizar materiales que sean naturales y no contaminantes, buscando el menor impacto en todo el ciclo de vida de la instalación
  • promover el ahorro energético en los edificios
  • utilizar energías renovables para el suministro de energía
  • reducir al máximo los impactos asociados a la construcción: esto debe englobar tanto el uso de recursos para la edificación, considerando como principal el suelo, y las emisiones producidas durante la vida útil de la edificación

Centrándonos en el uso de materiales deberemos, desde un punto de vista de diseño con el menor impacto, usar materiales que tengan un ciclo de vida con la menor huella de emisiones y de agua, tanto desde la fase de toma del material hasta su posible reciclaje o reutilización final.

El edificio debe de integrarse de forma idónea en el entorno, reduciendo su impacto visual, acústico y de emisiones, teniendo en cuenta que las emisiones engloban todos estos aspectos, como emisiones sonoras, gases, efluentes líquidos o contaminación electromagnética. Centrándonos en el principal aspecto de consumo de recursos durante la vida del edificio, el consumo energético, es clave identificar el binomio que regula el consumo durante toda la vida útil del edificio. El consumo de energía es el cociente entre la demanda y el rendimiento de los equipos utilizados para suplir esa demanda, térmica o eléctrica. Esto implica que la reducción del consumo de energía final puede lograrse mediante una menor demanda energética en el edificio, aumentando el rendimiento de las instalaciones o de forma conjunta. Se debe buscar una solución global durante toda la vida útil de la instalación, en todos los aspectos consumidores de energía, siendo habitual el no tener clara la necesidad de combinar dichos criterios de diseño. Analizando las principales demanda de energía en el edificio tendremos que:

  • refrigeración y climatización: se deben seguir criterios de disminución de la demanda energética mediante el análisis de la ubicación, factor de forma, materiales (mejorando el aislamiento y tratando de pasivizar al máximo el edificio respecto de las condiciones ambientales exteriores) y captación de energía gratuita. Esto puede lograrse mediante el uso de cerramientos de alta inercia térmica, sistemas de sombreamiento y ganancia solar activos o pasivos y ventilación controlada, entre otros. Una vez que se logrado un diseño que reduce al máximo la demanda de energía debemos plantear el sistema que con el mejor rendimiento y menores emisiones permita suplirla, para lo que debemos optar por soluciones basadas en equipos de alta eficiencia energética, como por ejemplo bombas de calor geotérmicas o aerotérmicas, alimentadas con energías renovables. Como ejemplo de diseño óptimo tendremos la alimentación con energía fotovoltaica de estos equipos que proporciona una solución basada en energías renovables pero tiene un impacto global en la sostenibilidad, al reducir, por ejemplo, las necesidades de construcción de centrales eléctricas remotas o de líneas de transmisión de energía eléctrica. Este diseño ecológico local tiene grandes ventajas globales sobre el medio ambiente, que es el objetivo que hemos fijado desde el primer momento.
  • iluminación: optando por un diseño que maximice el uso de la iluminación natural pero sin que repercuta de forma negativa en otros aspectos, como por ejemplo en un aumento excesivo de la demanda térmica para climatización, por excesiva radiación solar incidente en el interior del edificio. Una solución de compromiso buscará minimizar el consumo global de recursos, y una vez establecidas las necesidades de iluminación interior deberemos optar por equipos con altas eficiencias lumínicas, siendo el referente actual los equipos LED. Con este prisma de diseño global utilizaremos equipos que cuenten además con cantidades muy bajas o nulas de elementos altamente contaminantes (por ejemplo metales pesados) y que además sean reciclables, sin obsolescencia programada, y con una gran vida útil.

Todo esto demuestra que el concepto del diseño ecológico engloba todos los impactos asociados al edificio durante su fase de construcción, explotación y posterior desmantelamiento. Además de esto es muy importante asegurar una adecuada ventilación del edificio en caso de incendio para evitar que se produzcan intoxicaciones por inhalación de estos productos de combustión. Con este criterio lograremos que los edificios y sus entornos (ciudades) sean entornos placenteros para el habitante y que no pongan en compromiso el futuro del planeta.

La pérdida de carbono del suelo puede acelerar el cambio climático

La investigación revela que con el aumento de la temperatura de la Tierra los suelos podrían liberar más carbono hacia la atmósfera, lo que haría aumentar aún más la temperatura. Esto nos haría entrar en un círculo redundante difícil de parar. “La activación de esta retroalimentación puede acelerar e intensificar el cambio climático”, alerta Peñuelas. Los suelos de las regiones boreales y de latitudes aún más altas, que hasta ahora han estado en parte congelados y almacenando grandes stocks de carbono, serían los más sensibles al aumento de la temperatura.

El estudio explica cómo el calentamiento terrestre puede comportar que los suelos liberen, según la previsión más conservadora, más de 55 petagramos de carbono (55 billones de kg) hasta el 2050. Este valor es el equivalente a aumentar un 17% las emisiones humanas de carbono a la atmósfera previstas para este periodo.

Los autores del estudio calculan que el aumento en 1 ºC de la temperatura terrestre puede provocar que los suelos liberen de dos a tres veces el carbono emitido en un año por las actividades humanas. Una perspectiva preocupante ya que el acuerdo de la COP21 en París del año pasado fijaba como objetivo que el aumento no supere los 2 ºC en 2100.

suelos2

Los suelos de altas latitudes tienen una baja actividad de los microorganismos debido a las bajas temperaturas. Autor: Hannes Grobe (CC-BY-SA-2.5)

La investigación muestra cómo los suelos más sensibles al aumento de la temperatura son los de las regiones más frías. “Los suelos árticos y subárticos están fríos y a menudo congelados, como lo han estado durante siglos o incluso milenios. Con el frío, la actividad microbiana ha sido menor y los restos vegetales no se han descompuesto. Así, estos suelos han liberado poco carbono a la atmósfera y han acumulado grandes stocks”, explica Marc Estiarte. Como estas regiones son las que más se calentarán, según indican los modelos, “se puede liberar una enorme cantidad de carbono a la atmósfera”, añade Estiarte.

De hecho, otro estudio donde también han participado Josep Peñuelas y Marc Estiarte, publicado el pasado 14 de noviembre en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences, explica por qué los suelos de latitudes altas son los más sensibles al cambio de temperatura de la Tierra. En esta investigación se ha visto que la liberación de carbono por parte del suelo aumenta hasta que la temperatura del suelo alcanza los 25 ºC, y más allá de este umbral se van reduciendo las emisiones de carbono.

La temperatura de los suelos de regiones templadas y tropicales es más cercana a este límite, no así la de los suelos boreales más al norte que tienen, por tanto, más recorrido para aumentar sus emisiones de carbono a la atmósfera. Esto, sumado a los grandes stocks de carbono que albergan, hace que los suelos árticos y subárticos sean claves para las predicciones de cambio climático.


Artículos

Crowther, T.W., Estiarte, M., Peñuelas, J. et al. (2016). Quantifying global soil carbon losses in response to warming. Nature. DOI: 10.1038/nature20150

Carey, J.C., Estiarte, M., Peñuelas, et al. (2016). Temperature response of soil respiration largely unaltered with experimental warming. Proceedings of the National Academy of Sciences. DOI: 10.1073/pnas.1605365113

Las 10 sorprendentes casas okupa alrededor del mundo

Objeto de polémica, las casas okupas han representado la cultura más alternativa en lo que a viviendas se refiere. En habitissimo han hecho una recopilación de los 10 edificios abandonados o desocupados destacan por haberse convertido en auténticos hogares o centros culturales de gran envergadura:

Tacheles: la casa okupa más famosa del mundo (Berlín)
El nacimiento de esta casa okupa se remonta a la caída del Muro de Berlín en 1989 aunque el edificio había sido construido en 1908. Se convirtió en un centro cultural que en 2012 fue desalojado sin resistencia ni violencia alguna.

tacheles3 tacheles1tacheles2


Tommy Weissbecker: una casa okupa totalmente legal (Berlín)
Este edificio fue okupado en 1973 por jóvenes que huían de sus casas o que no tenían un lugar en el que pasar la noche. Fundada en honor a Tommy Weissbecker, joven anarquista que murió en una detención policial, esta casa continua estando abierta como bar y sala de conciertos.

tommyweissbeckerhaus1tommyweissbeckerhaus2


Prestes Maia: el edificio okupa más grande (Sao Paulo)
En Brasil se encuentra este rascacielos en el que conviven más de 1500 personas en 22 plantas. Esta antigua fábrica textil se convirtió en el edificio okupado más grande después de que la Torre David (Caracas, Venezuela), fuera desalojada por el gobierno.

prestesmaia1 prestesmaia2 prestesmaia3


59 Rivoli. Arstias en un banco (París)
Hay mucha gente que acudir a la capital parisina prefieren alternativas al arte que pueden encontrar en el Louvre. Hay que remontarse a 1999 para encontrar este edificio que fue ocupado por un grupo de aristas para transformarlo en una obra de gran valor. En 2001, el Ayuntamiento lo legalizó permitiendo que lo okupas vivieran allí por 130€ al mes.

59rivoli1 59rivoli2 59rivoli3


La Carbonera (Barcelona)
El edificio más antiguo del barrio del Eixample de Barcelona fue catalogado por el Ayuntamiento como protegido por lo que el símbolo de la okupación en forma de graffiti permanece como recuerdo inborrable de lo que un día fue. Un centro de ocupación hasta 2014.

lacarbonera1 lacarbonera2


La casa Vrankrijk: el emblema de la okupación (Ámsterdam)
Otro de los países en los que el fenómeno social de la okupación tuvo gran repercursión fue en Holanda. A pesar de que en 2010 la okupación fue ilegalizada en 2010, este edificio que simboliza la protesta contra la nueva construcción, fue comprado por uno particulares que mantiene su estética y lo han convertido en un café de debates sobre globalización.

vrankrijk1 vrankrijk2 vrankrijk3


The Castle: la okupación como protesta al precio del alquiler (Londres)
El precio de los alquileres en el Reino Unido es desorbitado y hay ya muchos jóvenes que no pueden hacer frente a estos gastos. En este edificio ya viven más de 100 personas a modo de protesta sobre la falta de oportunidades y de acceso a la vivienda de la actuales generaciones.

thecastle1 thecastle2 thecastle3


Kukutza: una fábrica okupada (Bilbao)
Un caso muy sonado fue el de este centro cultural. Una fábrica que estuvo okupada de 1996 a 2011 y que se convirtió en un referente de la vida alternativa en nuestro país. El resultado de su desalojamiento fue el peor de los que se recuerda recientemente: 140.000 euros en daños y desperfectos, 64 detenidos y 72 heridos.

kukutza1 kukutza2 kukutza3


Rote Flora: la fuera del pueblo (Hamburgo)
Este antiguo teatro de Alemania fue ocupado en 1989 por grupos de izquierda alemana. La razón de su actuación era que el Gobierno iba a demoler un edificio con un gran valor histórico. Las manifestaciones fueron tan importantes que decidieron dar marcha atrás en su derribo para convertirlo en un centro cultural.


roteflora1 roteflora2 roteflora3


Forte Prenestino, un centro okupa atípico (Roma)
En las murallas de Roma se creó un centro okupa en el que se llevan a cabo exposiciones, conciertos y actos culturales. De esto hace ya 30 años en lo que anteriormente fue un antiguo cuartel militar secreto.

forteprenestino1 forteprenestino2 forteprenestino3

Viviendas construidas con adobe, bambú, paja y tapial fueron reconocidas en el pabellón de México en Venecia

Las tipologías de distintas regiones de México y los materiales con los que se construyen —adobe, tapial, bambú, madera, entre otros— tienen a menudo características de habitabilidad superiores a las que se realizan con materiales industriales y a partir de diseños estandarizados. Además, su producción está por lo general vinculada a sistemas de participación e identidades locales.

Muchos de los proyectos en el pabellón de México en la Bienal de Venecia buscan recuperar o promover el uso de materiales locales. Entre ellos se encuentran los trabajos de Cooperación Comunitaria en Guerrero, Comunal en Puebla, Laboratorio Arquitectura Básica en Oaxaca y Chihuahua, y CapaLab en Baja California Sur.

Cada uno de ellos responde a un sitio específico, y ejemplifican maneras en que los arquitectos pueden promover y enriquecer saberes locales.

Cooperación Comunitaria y el adobe

El proyecto de Cooperación Comunitaria que se presenta en el pabellón se desarrolla en la sierra de Guerrero. En años recientes, muchas casas de adobe en esta región sufrieron daños por terremotos y huracanes. El equipo de arquitectos e ingenieros de Cooperación Comunitaria realizó un diagnóstico y descubrió que los adobes no eran lo suficientemente resistentes.

cooperacion_comunitaria_techo

A partir de un proceso participativo, se construyó una vivienda vernácula con adobes de tamaño adecuado y con ciertas modificaciones—como contrafuertes y ciertos elementos de piedra y concreto—que la hacen más resistente. Los habitantes de la región han implementado los aprendizajes de este proceso de construcción en la reparación de sus viviendas y en la construcción de casas nuevas.

iso_construcciones_de_adobe_en_guerrero_cooperacion-jpg_comunitaria

Algunas instituciones públicas ofrecen casas de block como alternativa a las casas de adobe vernáculas. Además de ser caro llevar materiales industriales a la sierra, las casas que se construyen con ellos son de menor calidad. En contraste, las estrategias de Cooperación Comunitaria permiten dar continuidad a procesos constructivos y formas de habitar adaptadas a su medio natural y cultural.
cooperacion_comunitaria

Comunal y la vivienda de bambú

El despacho Comunal ha desarrollado proyectos habitacionales en la sierra de Puebla. De manera similar a Cooperación Comunitaria, su trabajo parte de la tipología habitacional existente, y propone ciertas modificaciones que mejoran su habitabilidad y hacen que los procesos constructivos sean más baratos y eficientes.

comunal_2

En los alrededores de Cuetzalan abunda el bambú. Comunal eligió una comunidad en la zona, Tepetzintan, y realizó, de manera participativa con sus habitantes, una casa tipo con estructura de bambú. Esta casa—la cual se usa hoy como centro comunitario—tiene además piezas prefabricadas de bambú y tierra del sitio.

comunal_prototipo_2

Las técnicas introducidas por Comunal han comenzado a multiplicarse en la región—quienes participaron en la construcción de la casa tipo han empleado sus técnicas constructivas en otras edificaciones. Esto ha permitido que la comunidad aproveche el bambú y no tenga que recurrir a materiales más caros y menos sustentables como el cemento, el block o la lámina.

comunal_prototipo_2-4

Laboratorio de arquitectura básica y la paja

A lo largo de dos décadas, Juan Casillas se ha dedicado a construir “viviendas regenerativas”. Es decir, no son únicamente ecológicas, sino que buscan tener un impacto positivo en el medio ambiente. Una de las especialidades de su taller es la construcción en paja. Los muros de pacas aprovechan un material residual (que de no ser usado se incineraría), y son además fáciles de construir de manera participativa.

casa_pet_2

Este es el caso de uno de los proyectos de Casillas que se presenta en el pabellón: con su guía, el Colectivo Chopeke de Ciudad Juárez construyó una pequeña casa de paja para un grupo de migrantes rarámuri. El colectivo y los rarámuri han realizado otras construcciones con la misma técnica, fortaleciendo a partir de este proceso sus lazos como comunidad.

casillas

Casillas ha experimentado con otras estrategias constructivas que son también procesos de reciclaje. En otro caso que se presenta en Venecia, el arquitecto construyó una casa en la costa de Oaxaca con bajareque y PET. Tradicionalmente, las casas en esta zona se construían con conchas que sus constructores recolectaban en la playa; hoy escasean las conchas y abundan las botellas de PET. Esta situación motivó a Casillas a integrar las botellas a los procesos constructivos.

casa_pet_1

CapaLab y el tapial

El trabajo del despacho CapaLab que se presenta en el pabellón de México en Venecia es la Casa O. Se trata de un prototipo de vivienda construido para damnificados del huracán Odile que devastó Los Cabos en 2014.

4-_casao_capalab_social_housing_los_cabos-11

Los Cabos es una población reciente; antes de ser un desarrollo turístico, era una zona mayormente deshabitada. Así, no existe una arquitectura vernácula arraigada. Con la Casa O, CapaLab propone una arquitectura local que aprovecha los materiales disponibles y responde a las condiciones específicas del sitio. Los cuartos de la Casa O están organizados en torno a un patio central, el cual permite ventilar todos los espacios naturalmente; algunos de ellos tienen celosías que filtran la luz hacia el interior. La Casa O está construida de tierra apisonada extraída del sitio. Algunos de sus muros son de block, los cuales están rellenos de tierra para que sean más térmicos en un contexto árido y caliente.

5-_casa_o_manual

Como parte de la experimentación con materiales locales, CapaLab ha también producido blocks de tierra, los cuales tienen muy alta resistencia y representan una alternativa económica y ecológica al block de cemento.

2-_casa_0

3-_casao_capalab_social_housing_los_cabos-25

Materiales y estrategias locales

Tres de los proyectos aquí descritos—los realizados por Cooperación Comunitaria, Laboratorio de arquitectura básica y CapaLab—cuentan con manuales que permiten a no expertos conocer e implementar sus diseños y técnicas constructivas. Los cuatro proyectos, más allá de ser experiencias aisladas, son estrategias para la utilización de materiales apropiados para condiciones locales, así como alternativas a la industrialización y estandarización de los procesos constructivos en el país.

Las leyes y reglamentos que rigen la vivienda en México muchas veces no reconocen la riqueza de las arquitecturas vernáculas ni los beneficios del uso de materiales locales. Las cuatro experiencias que presentamos muestran que es posible promover la continuidad de sistemas de producción vernáculos y el desarrollo de otros ligados a procesos y condiciones regionales. En el corto plazo, es conveniente adaptar los esquemas de financiamiento para nuevas viviendas y para adecuaciones, de manera que respondan a las características de distintos contextos geográficos en el país.

Por:  

Expertos y consumidores debaten sobre nuevos modelos de transformación económica

¿Qué puede hacer cada persona para transformar la economía? Ésta fue la principal pregunta abordada por los asistentes que llenaron la sala en la que se celebró la jornada organizada por el Foro Global NESI Nueva Economía, Sociedad e Innovación dentro del marco de Biocultura Madrid. Diego Isabel, director del Global Hub por el Bien Común; Iñaki Alonso del Instituto EcoHabitar y Luís Madrid, miembro de NESI Madrid abrieron el debate bajo el título Nuevos modelos económicos para cambiar el mundo. En esta ocasión, los expertos centraron la reflexión sobre las acciones específicas que cualquier persona puede llevar a cabo para emprender una transformación económica. “Está claro que los gobiernos y las empresas tienen una responsabilidad importantes a la hora de transformar el actual sistema económico en un modelo más sostenible, justo, colaborativo y orientado a las personas”, advierte el fundador de NESI, Diego Isabel. Sin embargo, también añadía: “Pero las personas somos al final la energía que cambiará el mundo: todos tenemos una responsabilidad individual”.

¿Qué comemos o con qué ropa vestimos?,  ¿cuánta energía consumimos?, ¿cómo nos relacionamos con el dinero y con qué entidades bancarias trabajamos?  O incluso, ¿cómo nos comportamos en nuestro trabajo? Éstas fueron algunas de la cuestiones que se fueron analizando durante la mañana por los diferentes ponentes y los propios participantes.

Andrea Deodato, Hacia otro Consumo y Jordi Menéndez Puiggalí VSF Justicia Alimentaria Global facilitaron la sesión sobre soberanía alimentaria en la que se habló de alimentación ecológica, circuitos cortos que acerquen productores y consumidores, cooperativas de consumo y la importancia de minimizar desperdicios alimentarios.

La Presidenta de la Asociación de Moda Sostenible y fundadora de The Circular Project, Paloma G.López, planteó la pregunta: ¿Sabes quién hace tu ropa? Así G. López comentaba la necesidad de consumir con mesura, remendar, reutilizar y comprar segunda mano. “Cuando se decida comprar una nueva prenda, podemos buscar productores locales y que garanticen una huella social y ecológica sostenibles”, añadía la conferenciante.

Mario Sánchez-Herrero Clemente. Codirector de ECOOO abordó el Paradigma consumerista y explicó cómo las personas, mediante la participación en cooperativas de consumidores, pueden transformar la economía. Entre otros ejemplo, comentó la experiencia de la cooperativa energética Som Energía que ya cuenta con más de 28.000 cooperativistas.

¿Te gusta tu trabajo? Nuevas formas de trabajar y disfrutar del trabajo fue el título con el que Francisco Abad, fundador de la Fundación Empresa y Sociedad abordó el tema de la vida laboral. Entre las conclusiones principales, destacaba la importancia de llevarse bien con las personas compañeras de trabajo y la necesidad de desarrollar tareas motivadoras con las que sintamos que contribuimos al bien común.

Carlos San Juan preguntó a los participante ¿Qué tal te llevas con el dinero? En su sesión detallaba la creciente oferta de banca con valores y banca ética con la que cualquier persona puede trabajar. La Alianza Global de Banca con Valores, asociación de más de cuarenta bancos entre los que se incluye Triodos o Fiare, fueron algunas de las opciones comentadas.

Por último Laurent Ogel de la Asociación SANNAS explicó cómo las empresas pueden reportar su impacto social y ambiental mediante herramientas como el Triple Balance. Gracias a ellas, las personas pueden conocer el comportamiento de las empresas y tomar decisiones de compra conscientes e informadas.

Esta actividad supone una continuidad a las reflexiones lanzadas el pasado mes de octubre en el MediaLab Prado Madrid, donde 200 actores de cambio social comenzaron a diseñar una hoja de ruta con la que implantar una “nueva economía” en la ciudad de Madrid.  Asimismo todas, estas conclusiones quedarán reflejadas y se presentarán oficialmente durante el Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social (NESI) en abril de 2017 en Málaga.


NESI es el único Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social que reúne a los principales actores de cambio y líderes de opinión para pensar, dialogar y asentar las bases de una Nueva Economía basada en valores y en el BIEN COMÚN. Se darán cita ponentes y experiencias inspiradoras, 900 líderes de opinión y agentes de cambio social de más de 60 regiones diferentes. Málaga, 19-22 abril de 2016.

La industria de la madera es fundamental para seguir desarrollando energías renovables que permitan calentarnos de manera sostenible

El consumo de energía derivado de preparar nuestros hogares a la bajada de las temperaturas propia de los meses de invierno que se avecinan es una de las principales preocupaciones de los españoles, no sólo por el gasto económico que supone sino porque cada vez están más concienciados de la importancia de emplear energías renovables y sostenibles para calentarse.

Es necesario por parte de las administraciones que apoyen más al sector de la madera ya que gracias al aprovechamiento de los recursos forestales se han podido desarrollar, por ejemplo, energías renovables como la biomasa para el uso en calefacciones”, explica Isabel María Llorente, cofundadora de Maderea, plataforma para el fomento del mercado nacional de la madera. Y añade: “Además, emplear los restos de podas y residuos agrícolas para generar calor ayuda a prevenir los incendios.

Desarrollar políticas orientadas a fomentar el uso de energías renovables y sostenibles a partir de derivados de la madera tiene una serie de beneficios tanto a nivel global con la reducción de la contaminación y emisiones de CO2, como a nivel particular para los hogares españoles, en una mayor eficiencia energética.

Según los datos que recoge el IDAE, dependiente del Ministerio de Industria, en su último estudio sobre el consumo de energía en España, los hogares españoles tuvieron un gasto medio de energía de 990 euros, siendo la calefacción lo que más consumo suponía, en un 47%.

La electricidad es la energía más utilizada por los españoles para calentar sus hogares en un 35%, seguido del gas natural que lo emplean el 25%. En tercer lugar, en un 16,3% de los hogares se genera calor con leña o ramas.

“La madera es un recurso natural que permite calentarnos y además por sus propiedades, usada para fabricar elementos de construcción se consiguen viviendas energéticamente más eficientes ya que es un elemento aislante de primera”, asegura Llorente.

Manual de Contratación Pública Ecológica

20161027-comision-europea-manual-compra-publica-verdeEl Manual de Contratación Ecológica de la Comisión Europea ha sido traducido a 23 idiomas europeos. Este documento constituye una guía práctica sobre la aplicación de la contratación pública ecológica (GPP) que expondrá cómo los órganos de contratación pueden utilizar las directivas de contratación.

Este manual, que llega a su tercera edición, analiza cómo las consideraciones medioambientales pueden incluirse en cada etapa del proceso de compra, proporcionando ejemplos prácticos extraídos de los compradores públicos de toda la UE. Estos estudios de casos exploran retos legislativos y administrativos, así como los detalles de ahorros concretos obtenidos por el paso a la CPE.

Así, este manual incluye edificios, servicios de alimentación y catering, vehículos de transporte por carretera o los productos que utilizan energía.

Interface lleva el diseño biofílico y el well-being a la feria ORGATEC

Interface, líder global en diseño y producción de pavimentos modulares y compañía líder en sostenibilidad, lleva la biofília y el well-being a Orgatec 2016, la feria internacional de referencia en equipamiento de oficina. En el evento, celebrado del 25 al 29 de Octubre en Colonia (Alemania) y con un total de 105.000 m2 de zona expositiva, se han dado cita más de 51.000 visitantes profesionales procedentes de 120 países.

En línea con la temática de Orgatec, “Nuevas Visiones de Trabajo”, Interface ha presentado su nueva visión sobre el diseño de oficinas, con propuestas innovadoras e inspiradoras creadas para conectar con la naturaleza y mejorar el bienestar y confort de los usuarios. Ante la desaparición progresiva de las fronteras entre espacios y los cambios radicales que los entornos de trabajo requieren para adaptarse a las nuevas demandas, Interface apuesta por un concepto holístico centrado en las personas, que toma la naturaleza como principal fuente de inspiración y la sostenibilidad como eje transversal.

Con el objetivo de promover el well-being y como actor clave en la implantación del diseño biofílico en los espacios de trabajo a nivel mundial, Interface ha organizado en Orgatec un ciclo de presentaciones sobre biofília. En estos encuentros, expertos en la materia han analizado y demostrado el impacto positivo y los amplios beneficios que el diseño inspirado en la naturaleza genera en los empleados. Las conferencias se han celebrado diariamente en el estand de la firma y han contado con una gran acogida entre el público.

Asimismo, Interface ha formado parte del ‘Foro Tendencias’ de Orgatec, espacio de reflexión en el ponentes de prestigio internacional han debatido sobre las nuevas tendencias creativas en el diseño de oficinas. Nils Rödenbeck, Director Comercial de Interface Alemania, ha sido el encargado de ofrecer la ponencia “Diseño Biofílico”, en la que ha puesto de relieve el poder de esta filosofía para transformar profundamente los espacios actuales e incrementar el bienestar, la productividad y la creatividad de los empleados.

 El espacio Interface en Orgatec ha contado con cuatro zonas expositivas, reflejo de los principales valores de la compañía: diseño, rendimiento, sostenibilidad e innovación, y que ponen de relieve su apuesta firme por diseños que tengan un impacto positivo en las personas y el planeta. Además, los visitantes han podido descubrir y explorar World WovenTM, la última colección global de Interface desarrollada por David Oakey, diseñador exclusivo de la firma. Inspirada en los tejidos clásicos y en las texturas utilizadas alrededor del mundo, World Woven combina la sensibilidad moderna con la durabilidad de los textiles antiguos como el tweed escocés o el arte Saori.

Odile Beranger, Concept Designer de Interface España, comenta: “Para Interface, Orgatec es una plataforma excelente para mostrar nuestros últimos diseños e innovaciones y, una vez más, ha quedado patente la importancia creciente de los pavimentos para el conjunto del espacio. A su vez, la feria ha sido una gran oportunidad para difundir y poner en valor los beneficios del diseño biofílico y el well-being, así como la importancia de invertir en la calidad de los entornos de trabajo. El hecho de haber podido compartir nuestra visión y conocimientos con otros diseñadores nos inspira y motiva para continuar siendo un motor de innovación en el diseño de espacios”.

Para más información: Interface en Orgatec

Estado actual de la arquitectura ecológica y la bioconstrucción en el estado Español

La bioconstrucción, como la forma de construir con materiales saludables y con poco impacto medioambiental, ceñida a nuestro país, ha tenido y tiene un significativo incremento palpable durante estos últimos años. Por desgracia no hay datos cuantitativos que puedan demostrar esta afirmación, debido a que el sector es todavía pequeño, comparado con la construcción convencional y difícil de detectar en los datos suministrados por entidades al uso como puedan ser las Cámaras de Comercio. Esta afirmación se debe a la percepción personal del que escribe este informe.

La bioconstrucción nos permite ser coherentes con nosotros mismos desde una perspectiva del respeto al medio ambiente. Teniendo en cuenta que la construcción en los países industriales produce del 30 al 50% del total de basura, que en la vivienda se consume hasta un 48% de la energía, aplicando criterios de ahorro energético completos (diseño y materiales de bajo impacto) este gasto energético puede llagar al 28%. La eliminación de sustancias tóxicas en la construcción es otra tarea pendiente que urge implantar. Ciertos materiales; como son los derivados del petróleo (poliuretano, PVC y otros), los compuestos volátiles en las pinturas (disolventes orgánicos). 

Perfil del promotor

Llevamos un cierto desfase con respecto a otros países de la UE como Francia, Alemania , Italia y Reino Unido. Está comprobado que el aumento de consumo de productos naturales, en los que incluimos una vivienda ecológica con criterios de bioconstrucción, va ligado con el aumento de lo que se denomina “estado de bienestar”.

A mayor nivel de consumo de una sociedad, se manifiesta una respuesta, de una pequeña parte del la población, hacia unos planteamientos de menos consumo descontrolado y una búsqueda de productos con menos impacto ambiental. Por ello este país se esta incorporando más tarde al consumo de la vivienda ecológica, aunque lo está haciendo, al tiempo que se equipara económicamente con el resto de países en la cabeza de la UE.

En este incremento también influye la posición de la administración, aparte de esta concienciación de los ciudadanos. En un estado en el que existen ayudas y facilidades prosperará más este tipo de construcción.

Tal es el caso de Alemania, donde se favorece la construcción ecológica con diferentes medidas. Uno de los ejemplos mas significativos es el de la aplicación de energías renovables en este país donde, con menos sol que aquí, triplican las instalaciones domésticas de fotovoltaica y ACS[1].

También existe una política de ayuda a la fabricación de productos naturales, y, por ejemplo, esta subvencionado el cultivo del cáñamo y lino para la fabricación de aislamientos orgánicos con el objetivo de nivelar los precios respecto a los aislamientos convencionales.

La realidad de la bioconstrucción en España

Y es en el ámbito rural y fuera del ámbito urbano donde se ha desarrollado primero la construcción con criterios ecológicos, viviendas con una tipología rural, adaptadas, en muchos casos, al entorno. Es fácil comprender este fenómeno ya que las personas sensibilizadas y que demandan este tipo de viviendas buscan esto espacios menos masificados y con mayor calidad de vida.

También es cierto que en los últimos tiempos van apareciendo otros ejemplos en urbanizaciones periurbanas y pequeñas ciudades y pueblos, incluso en medianeras en zonas urbanas de bajas alturas. Lo que si es difícil, casi imposible de encontrar en nuestro país son edificios emblemáticos, obras de la administración, públicas y de gran tamaño. Lo que deja claro que es la iniciativa privada, y no la administración, la que va marcando el camino de una arquitectura ecológica, al igual que otras tantas cosas.

A fecha de hoy algunas promotoras están estudiando la posibilidad de incorporar criterios ecológicos en sus proyectos, estamos seguros en algunos casos es por pura y autentica convicción de lo sostenible, algo loable, aunque cabe sospechar que otros promotores sólo se mueven para enmascarar la mera especulación y saltarse la cada vez más exigente legislación.

Los Materiales

Aunque desde el sector privado se hacen esfuerzos y cada vez van apareciendo más empresas de distribución de materiales para bioconstrucción, todavía, algunos promotores se quejan de la dificultad de encontrar ciertos productos, además existe una dependencia en la importación de países como Alemania, Francia o Italia. Hace falta que las empresas de materiales convencionales se cualifiquen para ofrecer servicio técnico profesional y cualificado.

De todas maneras, hoy en el Estado español existe una amplia gama productos para la bioconstrucción y prácticamente podemos encontrar cualquier material en todas las comunidades autónomas.

Construcción sostenible

Con el concepto de “arquitectura sostenible” se esta intentando definir, por parte de la administración y los organismos e instituciones oficiales ligados a la arquitectura, como una construcción que no deja de ser la de siempre, a la que se le ha incorporado poco más que unos criterios bioclimaticos, un lavado de cara que en ningún momento profundiza en los planteamientos que aquí estamos exponiendo. Una arquitectura deshumanizada, al servicio de los intereses de los promotores y la especulación, al igual que la convencional, y en la que en nada se tiene encuentra la salud de las personas y el medio. Es por lo que es tan importante incorporar el término BIOCONSTRUCCIÓN, para definir una arquitectura saludable en la que, aparte de los criterios de ahorros energético mediante diseños bioclimaticos y aplicación de energías renovables, se tenga en cuenta el ahorro energético que los materiales ecológicos llevan incorporado.

Una de las herramientas que se está haciendo imprescindible es el cálculo de huella ecológica de los edificios: un mecanismo por el que podamos cuantificar el impacto medio ambiental, calculando las emisiones de CO2 generadas en la fabricación y extracción de los diferentes materiales que intervienen en su construcción así cómo su ciclo de vida y su posterior reciclaje o incorporación al medio natural.

Cabría pararse a penar si esa tendencia de la humanidad a las grandes obras, monumentos e instalaciones gigantescas nos es un a mera exaltación el ego, tanto del autor como de los promotores, dejando de lado la parte funcional y de necesidad real.

Esto viene a cuento para intentar explicar que una cosa pueden ser nuestros deseos, incluso artísticos, y otra la necesidad real y la sostenibilidad del proyecto. A la hora de extraer piedra de una cantera; gastar combustible en un vehículo poco eficiente en el transporte al lugar de transformación; transformarla con máquinas eléctricas y cargarlas en otro transporte al lugar donde se va a utilizar, debemos ser conscientes de gran impacto de todo este proceso. Desde tiempos inmemoriales el ser humano, exceptuando culturas muy comprometidas con su entorno, ha tenido la idea de que los recursos estaban ahí para extraerlos y que ello no tendría consecuencias; y aunque incluso en tiempos pretéritos ha habido ejemplos de desaparición de culturas debido a los cambios efectuados en el entorno[2], es en los últimos tiempos que esta aptitud, debida a la gran densidad demográfica, está dejando ver nos es así y que si que tiene consecuencias.

Especie insostenible

Estamos ante una sociedad que vive inmersa en un antinatural instinto de “ahogarse en la propia mierda” algo totalmente reñido con el instinto de perduración de la especie, instinto común a todas las especies de animales del planeta. El ser humano ha creído, y sigue creyendo, que puede saltarse esta ley básica de supervivencia. Se podría llegar a suponer que, como especie, la capacidad de razonar y pensar nos llevaría a una tipo de convivencia armónica con el planeta, pero por desgracia no ha sido así.

[1] En la actualidad (2005), las energías renovables representan más del 8% del suministro eléctrico en Alemania. Los planes del Gobierno federal son que en 2010 supongan un 13% y lleguen al 20% en 2020.

[2] La colonización de la Isla de Pascua por comunidades de la Polinesia en el Pacífico oriental a partir del Siglo XII D.C. condujo a la destrucción del hábitat de lo que había sido un lugar paradisíaco, según un estudio publicado por la revista Science. Esa destrucción comenzó con la deforestación y la creación, al mismo tiempo, de los enormes “moais” o cabezas.

“La Isla de Pascua (Rapa Nui) es un modelo de la degradación ambiental inducida por el ser humano”, señalaron los autores del estudio.

“Con un ambiente desolado que contiene estatuas gigantescas y otros monumentos culturales, la Isla de Pascua simboliza a una civilización aislada que una vez floreció, pero que después sufrió una catástrofe ecológica”, señalan.

Ecohouse, en la Conferencia Passivhaus que por primera vez se celebra en Pamplona

Pamplona, 2 de noviembre de 2016.  La 8ª Conferencia Española Passivhaus, evento anual de carácter estatal de eficiencia energética en el sector de la construcción se celebra por primera en Navarra. Baluarte Pamplona acogerá la octava edición de esta cita entre los días 2 y 4 de noviembre.

El encuentro, que organiza la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) con la colaboración del Gobierno de Navarra, la Federación Navarra de Municipios y Concejos y el Ayuntamiento de Pamplona, presenta importantes novedades respecto a otros años. La principal, la apertura al público general para el que se ha dispuesto un programa gratuito de actividades paralelo al habitual, enfocado a los profesionales del sector.  La iniciativa tiene como objetivo satisfacer el progresivo interés social por este tipo de construcción que, además de ser más respetuosa con el medio ambiente, permite ahorrar hasta un 90% de energía en los hogares manteniendo una temperatura confort, tanto en inverno como en verano.

Ecohouse, empresa navarra especializada en construcción pasiva o de consumo de energía casi nulo con estructura de madera y materiales ecológicos, participa de forma activa en la 8ª Conferencia PEP, en la que dispondrá de un stand informativo para que los visitantes puedan resolver sus dudas sobre las casas pasivas. Además, dentro del ciclo de charlas divulgativas abiertas al público, Alfonso Perkaz, director de Ecohouse, hablará sobre passivhaus y construcción en madera (Viernes, 4 -18.30 horas), con ejemplos de proyectos que está desarrollando la constructora navarra, como la vivienda unifamiliar de Azoz, actualmente en proceso de certificación.

Edificio pionero en Navarra

Precisamente Ecohouse está llevando a cabo las obras de un proyecto pionero en Navarra: el edificio dotacional construido en madera y de consumo casi nulo en Mendillorri, el primer nZEB (nearly Zero Energy Building) de Navarra, impulsado por el Ayuntamiento de Pamplona y adjudicado a Ecohouse junto a Egoín y ByE arquitectos.

El nuevo edificio, con estructura de madera contralaminada, consta de 290 metros cuadrados de superficie y se ejecutará en solo dos meses y medio. La planta baja acogerá tres aulas de uso múltiples, mientras que la superior servirá para que los gigantes del barrio puedan ensayar.

Este proyecto pone de manifiesto el compromiso del Ayuntamiento pamplonés con la eficiencia energética, adelantándose así a la aplicación de la directiva 2010/31 de la Unión Europea que, a partir del 31 de diciembre de 2018, obligará a que los nuevos edificios de propiedad o uso público sean de consumo de energía casi nulo; mientras que a partir de la misma fecha de 2020 también tendrán que serlo todas las nuevas construcciones de titularidad privada.

Esta disposición comunitaria se enmarca dentro del objetivo europeo 20-20-20, que persigue reducir un 20% el consumo de energía primarias, disminuir un 20% sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) y aumentar un 20% el empleo de renovables. En la misma se define un edificio de consumo casi nulo como aquel que tiene un nivel de eficiencia energética muy alto. Además, la cantidad casi nula o muy baja de energía que requiera ha de cubrirse, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables

El edificio dotacional construido en madera y de consumo casi nulo en Mendillorri, tendrá certificación energética A. Su demanda total de calefacción y refrigeración será inferior a los 15 Kwh por metro cuadrado y año, mientras que el consumo de energía primaria no superará los 120 Kwh, como establece el passivhaus. En línea con el estándar de origen alemán, está previsto realizar las pruebas de blower door para cumplir con la exigencia de hermeticidad del (máximo 0,6 renovaciones de aire/hora). De este modo, posibilitará ahorrar hasta un 90% en la factura de suministros energéticos.


http://www.eco-house.es/

Más información sobre la Conferencia Passivhaus en Pamplona: http://www.conferencia-pep.org/passivhaus/