As Corcerizas gana un premio internacional de sostenibilidad

as_corcerizas

El centro de educación ambiental de Amigos de la Tierra, As Corcerizas, ha sido uno de los ganadores internacionales del premio de Hostelling International para proyectos dirigidos a mejorar el patrimonio natural a través de la reducción de emisiones de carbono. El premio dotado con 24.800 libras hará de As Corcerizas una isla energética también en invierno.

As Corcerizas ha sido elegido ganador, obteniendo el segundo premio, entre los albergues de todo el mundo pertenecientes a la red internacional de albergues juveniles. La votación definitiva se realizaba entre los 15 centros finalistas, en la que participaban países como Estados Unidos, Brasil o China. Las tres iniciativas más votadas han sido las ganadoras de los premios de la red, que les permitirán mejorar la sostenibilidad de sus centros y alrededores: España, Reino Unido y Estados Unidos.

El premio respondía a la ejecución de un proyecto presentado por Amigos da Terra en el que se proponía la instalación de un aerogenerador y la construcción de un muro radiante con barro crudo como sistema de radiación. A su vez incluía la puesta en marcha de un programa dirigido a centros escolares con alternativas para afrontar el cambio climático, con una huella de carbono mínima.

En el albergue de Amigos de la Tierra, toda la producción energética proviene exclusivamente de energías renovables, pudiendo funcionar al margen de la red eléctrica convencional, conformando lo que se conoce como una «isla energética» en prácticamente todos los meses del año. El problema que tenía era que en invierno el sol y el flujo de agua que llegaban del pequeño embalse de la Sierra de San Mamede podían no ser suficientes para cubrir toda la demanda eléctrica del edificio. Gracias a este premio As Corcerizas será una isla energética en su totalidad solidificándose como ejemplo de sostenibilidad ya no solo en España, sino a nivel mundial.

“Este premio es un reconocimiento al trabajo de todas las personas trabajadoras y voluntariasque con su profesionalidad, esfuerzo y motivación han conseguido sacar adelante un proyecto 100% renovable y democrático. Así se pone de manifiesto la viabilidad de un centro autogestionado que funciona al margen de la red eléctrica. Queremos dar las gracias a todas las personas que han apoyado a As Corcerizas y que han hecho de la utopía una realidad”, recalca Analía Moares, responsable del centro.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *