Arquitectura de los Fractales

fractalesLa evidencia experimental en el campo de la psicología cognitiva y medioambiental es cada vez mayor, a la hora de relacionar, inextricablemente, los fractales con muchos procesos emocionales y cognitivos, que son la base del modo en que el ser humano percibe y juzga la estética del entorno habitado.

La evidencia experimental en el campo de la psicología cognitiva y medioambiental es cada vez mayor, a la hora de relacionar, inextricablemente, los fractales con muchos procesos emocionales y cognitivos, que son la base del modo en que el ser humano percibe y juzga la estética del entorno habitado.

Como concepto matemático, el fractal refleja un principio jerárquico de organización que mide procesos de creación de figuras, en las que cada unidad, por mínima que sea, lleva implícita la información del total. La psicología medioambiental sugiere que es precisamente ese orden recurrente, repetido en distintas escalas en la percepción del entorno, el mayor responsable de que cualquier organismo activo y perceptivo permanezca “conectado” con el orden natural.

Por decirlo de un modo más poético, la geometría fractal da la descripción visual de aquello que es a menudo invisible: el acto misterioso y equilibrado de la tensión dinámica entre el caos y la armonía, que los físicos consideran responsable de la creación del mundo, sus sistemas, procesos y organismos, y aquello que lo mantiene en funcionamiento.

El papel de los fractales como “enlaces” estructurales esenciales entre los organismos vivientes y su entorno natural tiene, entre otras, una explicación clara, desde el punto de vista biológico. La especie humana tiene al menos 1 millón y medio de años y se nutre de neurologías todavía más antiguas, las de unos mamíferos y reptiles que tuvieron aún  más tiempo de establecer las conexiones necesarias con el orden de la naturaleza.

A diferencia de sus predecesores, Benôit Mandelbrot, catedrático de la Universidad de Yale e investigador en IBM, fue capaz, en los años setenta, de describir y analizar la estructura irregular de la naturaleza con esta nueva geometría, que superaba las limitaciones de la geometría tradicional euclídea. Como afirmaba en su libro “The Fractal Geometry of Nature” (1982), las nubes no son esferas, las montañas no son círculos, la corteza no es lisa, ni el relámpago viaja en línea recta”: hacían falta fórmulas más complejas que las introducidas por Euclides.

Casi cuatro décadas después, estos conocimientos siguen restringidos al campo de las matemáticas, la física, la biología o la medicina, recibiendo la “visita” ocasional de geógrafos e ingenieros y hasta la de algún economista atraído por sus posibles aplicaciones a  la predicción del comportamiento de sistemas caóticos complejos, como la bolsa de valores.

 
bool(true)

One thought on “Arquitectura de los Fractales

  1. Ya en 1974 mi proyecto final de carrera trató sobre arquitectura urbano-modular y crecimiento orgánico y respetuoso con el emplazamiento.Hoy podría considerarse entroncado en esta línea del conocimiento urbano-arquitectónico. Obtuvo la máxima calificación,saliendo en la revista «Cuadernos de Arquitectura».y posteriormente mi tesis doctoral también trató el tema,obteniendo también la misma calificacion.Hace un año presenté una comunicación en un congreso internacional profundizando en el tema y su relación con lo que se denomina «psicosociologia del espacio»sobre la influencia del espacio construido en las personas.
    Estoy interesado en contactar con interesados en el tema de cara a organizar un seminario.
    Dejo un correo para conexión (genteyhabitat@gmail.com)
    Saludos Dr Rodolfo Picazo Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *