Apantallamiento para radiación de alta frecuencia

apantallamientoEn la última década han cambiado mucho las formas de comunicarnos, así como las tecnologías que lo permiten. De hecho, a menudo escuchamos en los medios de comunicación noticias o publicidad relacionadas con nuevos servicios móviles o innovaciones inalámbricas.

Está claro que hoy en día parece que sería imposible pensar en vivir sin móviles, internet, radio o televisión, y es verdad que éstos han facilitado la vida en muchos aspectos. Sin embargo, también empiezan a llegar voces de alarma ante los efectos sobre la salud que estas tecnologías inalámbricas provocan y que requerirían limitar su uso y tiempo de exposición.

La telefonía móvil y en concreto, el desarrollo de sus distintas redes, ha hecho que la presencia de antenas en las azoteas de núcleos urbanos sea cada vez más frecuente y visible: en muchos puntos de las ciudades es posible alzar la vista y localizar este tipo de infraestructuras. En principio estas instalaciones se consideran seguras, ya que no superan unos valores límite establecidos por normativas estatales o autonómicas; estos valores tienen que ver con el efecto térmico de la radiación de alta frecuencia que producen, que es un fenómeno estudiado y comprobado. Sin embargo, no se tienen en cuenta otro tipo de riesgos no térmicos como pudieran ser factores biológicos, entre ellos, la sensibilidad humana a este tipo de radiación. Muchas investigaciones científicas ya demuestran que el riesgo para la salud existe, que no es sólo de tipo térmico y que se manifiesta afectando a los sistemas nervioso, hormonal e inmune. Se pueden consultar diversos estudios científicos sobre esta problemática en la Web http://www.bioinitiative.org.

El grado de sensibilidad a la radiación de alta frecuencia depende de las características propias de cada ser humano, pero en todos los casos, un lugar en el que hay que prestar especial atención a los valores detectados es el dormitorio: es precisamente la estancia donde más horas se permanece al día y es durante la noche cuando se produce el descanso y la regeneración del organismo.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *