Agua. Desarrollo de Paisajes de Agua como modelos regenerativos en regiones áridas

En el Sur de Portugal, Tamera – Centro de Investigación para la Paz se están realizando paisajes de agua como modelos piloto, que muestren cómo la desertificación puede ser frenada. También es un modelo para la alimentación autónoma regional.

Sobre la situación que se vive en la Tierra debemos preguntarnos: ¿Qué comeremos en el futuro? ¿De dónde provendrá el agua? ¿Nuestra electricidad? ¿Cómo sobreviviremos? Cuando vemos la situación actual nos damos cuenta de que con el pasar del tiempo los sistemas globales ya no podrán resolver estas preguntas. Éstas serán resueltas por barrios, por comunidades y a través de nuestra relación con la tierra en que vivimos. ¿Cuál es uno de los puntos claves para que la humanidad sobreviva? La respuesta – que nos dan los ecologistas de Tamera – es sorprendentemente simple: “Debemos sanar el equilibrio del agua.”

La primavera en el Alentejo. Nubes esponjosas vuelan por el cielo. Brotes frescos y verdes germinan en las terrazas de una amplia extensión de agua. Árboles frutales, arbustos de moras y juncos crecen en las orillas, son una sorprendente variedad natural. Después de haber recorrido casi cien kilómetros a través de pastizales y paisajes de alcornoques secos, los visitantes de Lisboa disfrutan los nuevos paisajes de agua de permacultura de Tamera. Al inspeccionar más de cerca las terrazas del lago, pueden ver que los numerosos brotes y arbustos verdes son plantas comestibles: rábanos, coliflores, nabos, lechugas y variedades antiguas de cereales. Todos ellos crecen de manera exuberante, por todos lados, como cajón de sastre, como si la Madre Naturaleza en persona los hubiera plantado. A los participantes se les permite cosechar y probar un poco de tal abundancia. Esta primera impresión sobre el tipo de Permacultura que se está implementando en Tamera es bastante convincente y sabrosa.

El paisaje de agua consiste en varios lagos de retención de diferentes formas y tamaños. La excavación del primero y el más grande – llamado Lago 1 – se comenzó, alrededor del auditorio de Tamera, en Agosto de 2007. Los siguientes se localizarán terreno arriba, alrededor de estos lagos se encontrará una huerta.

El paisaje de agua es parte de un concepto integral para la retención y el acopio de agua de lluvia invernal para renaturalizar el árido y arrasado paisaje, para reforestar con diversas especies de árboles, y para cultivar comida orgánica. Durante el invierno podemos ver la abundancia y la belleza del agua, sin embargo los agricultores de la zona ya empiezan a temer las próximas sequías, temporadas marcadas por el pasto amarillento cubierto de polvo. El tesoro invernal ahora se puede conservar en los nuevos lagos, éstos aportarán el vital líquido a la tierra durante el caluroso verano.

 

Ayuda de un agricultor de montaña austriaco

El asesor técnico para el lago es el agricultor de montaña Sepp Holzer, de Austria. Durante décadas él ha estado practicando inusuales métodos agrícolas; titulares como: “Kiwis de los Alpes” lo han vuelto muy famoso. Sin tener conocimiento teórico sobre permacultura o agricultura orgánica desarrolló su propio método para trabajar con la naturaleza; sobre esto, especialistas de todo el mundo dicen: “Esto es permacultura.” En los últimos años ha tenido un éxito extraordinario en muchos países alrededor del mundo al crear paisajes arquitectónicos de hortalizas comestibles en diferentes zonas climáticas. En la actualidad está trabajando con los ecologistas de Tamera para crear el exhaustivo proyecto renaturalizante de los paisajes de agua, el cual ocupará varias hectáreas.

La primera vez que Sepp Holzer visitó el Alentejo se horrorizó: “El modo como esta tierra ha sido tratada es aterrador; deforestación, prevención de incendios forestales equivocada, monocultivo, pastoreo excesivo. Las consecuencias son erosión, pérdida de fertilidad, sequías, árboles muertos y desertificación. Después de décadas de aplicar el tratamiento equivocado necesitamos realizar pasos gigantes para corregir la situación.”

El elemento más importante para la regeneración de una región tan árida como el Alentejo, es a través del agua. “El agua es información. El agua es vida. El agua es el bien capital más importante,” indica Holzer. “El agua vale más que los terrenos. Si se tiene agua en alguna extensión de tierra entonces se pueden hacer muchas cosas, sin agua, cualquier extensión de tierra se volverá desierto en unos cuantos años. No existen condiciones malas, únicamente hay malos agricultores y leyes equivocadas. En Portugal existe la suficiente cantidad de agua de lluvia para cultivar todo lo que se desee, sin embargo la lluvia invernal debe ser capturada in situ de la manera correcta.”

¿Cuál es la manera correcta? En los pasos básicos de la permacultura Holzer esto significa construir lagos de retención de agua en todos los tamaños posibles: albercas, piscinas, lagunas y lagos, todos deben ser parte del contorno natural del paisaje. “Nunca los diseñes de forma rectangular o circular. Si se ve natural entonces está bien hecho,” comenta Holzer.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *