30 años de continuidad en la planificación de Friburgo, Alemania

Freiburg_Landschaft_vom_schlossberg_aus

La continuidad de una estrategia integrada de planificación a lo largo de los últimos 30 años ha llevado al desarrollo de Friburgo como un ejemplo destacado de vida sostenible en una ciudad compacta con poca circulación de autos. Dos extensiones urbanas – Vauban y Rieselfeld – albergan a 17.500 personas y han sido desarrolladas usando tecnologías con bajo consumo de carbono, autoconstruidas, y con excelentes sistemas de transporte masivo. La intención fue desarrollar estos distritos con altos estándares ambientales, así como asegurar que tengan estructuras sociales y comunidades sólidas. Un factor clave para el éxito de la estrategia de Friburgo ha sido su enfoque en la participación ciudadana y en una democracia activa, lo que le ha permitido involucrar a una amplia gama de actores en su radical estrategia de planificación urbana.


Fines y Objetivos

Crear una ciudad ambiental y socialmente sostenible por medio de una planificación fundamentada y un uso pionero de sistemas de energía renovable.


Descripción del Proyecto

Contexto

Friburgo es una antigua ciudad universitaria con una población de 220.000 habitantes situada al sur de Alemania, cerca de las fronteras con Suiza y Francia. Es una ciudad rica, con un PIB per cápita que es un 11% superior al promedio europeo y tiene la más alta concentración de luz solar en Alemania, con más de 1.700 horas de luz al año. La planificación urbana y el desarrollo siempre han tenido un impacto especial en Friburgo. Después de las devastadoras destrucciones de la Segunda Guerra Mundial y con un 85% del centro de ciudad destruida, las piedras angulares programáticas para el ejemplar desarrollo espacial y de asentamiento de Friburgo fueron colocadas durante los años de posguerra. La ciudad fue reconstruida desde la década de los 1950 en adelante, tomando en cuenta los patrones urbanos tradicionales y el patrimonio cultural, pero con el desarrollo sostenible como eje. En los años 1960, se tomó la crucial decisión de conservar la red del tranvía como la espina dorsal del desarrollo urbano de Friburgo y consecuentemente, expandirla como correspondía. Además de esto, se desarrolló el concepto de ‘cinco dedos’ para la distribución de los espacios verdes, con el fin de separar claramente las áreas abiertas de las áreas construidas.  Estos elementos – el tranvía así como la división en áreas verdes y áreas edificadas – son hoy todavía aspectos que guían el desarrollo urbano de Friburgo.

El Departamento de Planificación ha sido desde hace mucho tiempo un departamento clave en la municipalidad y siempre ha sido progresivo, introduciendo la peatonización, por ejemplo, en el centro de la ciudad en 1949, y negándose a construir centros comerciales fuera de la ciudad. Existe un sistema político estable, en el que el Partido Verde ha sido dominante durante la última década. Con hasta el 35% del voto total de la ciudad, el Partido Verde es el más fuerte de cualquier ciudad alemana grande.

Características principales

El proceso de planificación urbana sostenible comenzó en los años 1970, cuando los ciudadanos de Friburgo se negaron a aceptar la construcción de una planta de energía nuclear que estaba planificada. En el año 1986, con la catástrofe nuclear de Chernóbil fresca en sus memorias, el concejo municipal de Friburgo decidió tener una política energética orientada hacia el futuro basada en recursos renovables cuando fuera posible. Esto llevó al desarrollo de Friburgo como un modelo global de primera línea de vida urbana sostenible. Es un desarrollo de una ciudad compacta con sistemas que permiten no usar los autos.

Friburgo ha tenido una fuerte orientación hacia la peatonizacion, el uso de bicicletas, y el transporte público, con zonas exclusivamente peatonales y elevados niveles de accesibilidad para personas de todas las edades. Su objetivo es convertirse en ‘una ciudad de distancias cortas’. Esto implica tres grandes estrategias: limitar el uso de autos en la ciudad, brindar alternativas de transporte efectivas para no usar el auto y regular el uso del suelo para impedir la expansión urbana. Dos terceras partes del suelo de Friburgo se dedican a usos verdes. Apenas el 32% es destinado al desarrollo urbano, incluyendo el transporte. Los bosques ocupan el 42%, mientras que el 27% del suelo es usado para fines agrícolas, de recreación, protección del agua, etc.

Como resultado de la catástrofe de Chernóbil en 1986, Friburgo hizo del ahorro de recursos el factor más vital para toda planificación futura, que incluía la clara priorización del transporte público sobre el tráfico individual y metas para reducir el consumo de energía de los edificios y realizar futuras áreas de planificación por medio de esquemas de autofinanciamiento. Las dos extensiones urbanas principales, Vauban y Rieselfeld, fueron desarrolladas siguiendo estas directrices. Ambos desarrollos han sido construidos en antiguos terrenos abandonados – Vauban se yergue en un área previamente ocupada por un antiguo regimiento militar y Rieselfeld en el terreno de una antigua planta de tratamiento de aguas servidas. Vauban es un barrio de 5.500 habitantes, ubicado cuatro km al sur del centro de la ciudad de Friburgo y se estima que es uno de los más grandes distritos solares de Europa. Todas las casas en Vauban están construidas de acuerdo a un estándar de bajo consumo de energía – un máximo de 65 kW/m2/año (el estándar promedio de consumo energético para las casas nuevas construidas en Alemania es de alrededor de 100 kW/m2/año, y 200 kW/m2/año para las casas más viejas). Las tecnologías de bajo consumo de carbono incluyen la provisión de calefacción desde una estación combinada que produce calor y electricidad, colectores solares y fotovoltaicos. La autoconstrucción es ampliamente usada en Rieselfeld, una extensión urbana para 12.500 personas comenzada en el año 1992. También se crearon enlaces directos de transporte público con el centro de la ciudad.  El plan actual de uso de suelos para la ciudad se centra en el desarrollo dentro de los actuales límites urbanos, para optimizar la infraestructura existente. Aunque el nuevo enfoque es en el desarrollo interior, las cifras de población de Friburgo siguen aumentando y el número de empleos (principalmente en el campo de las universidades y de instalaciones científicas de primera categoría) también está creciendo constantemente.

El éxito de Friburgo debe mucho a su fortaleza democrática. Tres elementos clave son la participación ciudadana directa, planificación dinámica, y el consenso. La democracia activa fue el primer paso, cuando los ciudadanos se opusieron a la construcción de la planta de energía nuclear que estaba planificada. Este activismo inicial ha evolucionado de tal manera que ahora los ciudadanos participan directamente en la planificación del uso de suelos, el presupuesto de la ciudad, en comités de experticia técnica, desarrollando información pública sobre sostenibilidad, y como accionistas de las empresas locales proveedoras de energía renovable (por ej. energía solar, eólica). El desarrollo de un consenso con respecto al desarrollo sostenible entre todos los principales actores de Friburgo se debe a la amplia base de ciudadanos involucrados. Esto ha permitido a la ciudad perseguir sus metas de manera constante e ininterrumpida a lo largo de las décadas.

Cobertura de costos

Las fuentes de ingresos usuales al alcance de las autoridades de la ciudad han sido usadas para realizar este trabajo. Los desarrollos de Vauban y Rieselfeld fueron construidos sin ninguna contribución del presupuesto de la ciudad.  Los ingresos recibidos de la venta de los lotes de tierra con servicios a las cooperativas, a particulares y a pequeños constructores cubrieron los costos de la tierra y toda la infraestructura social y física necesaria proporcionada por la ciudad.

Impacto

  • El nivel de vida en Friburgo es reconocido como uno de los más elevados en Alemania, no solamente gracias al clima natural y a las ventajas del paisaje, sino también al activo compromiso de los ciudadanos en la toma de decisiones y a la vida urbana sostenible.
  • Los ciudadanos de Friburgo tienen un concepto bien desarrollado de los temas ambientales, que influye en sus decisiones relacionadas con su estilo de vida.
  • Como ejemplo nacional de planificación urbana sostenible, las ideas desarrolladas en Friburgo han sido empleadas en países en todo el mundo.El proyecto propiamente dicho implica el desarrollo de políticas gubernamentales de planificación local, que también han sido empleadas en otras ciudades. Friburgo es muy conocida en toda Alemania por sus estrategias sostenibles, que han influido tanto en los gobiernos regionales como en el gobierno nacional. Alemania ahora tiene una de las políticas de protección ambiental más estrictas de Europa.

Aspectos Innovadores Claves

  • Desarrollo de una estrategia de planificación integrada para crear un patrón ambientalmente sostenible de vida urbana hace 30 años, antes de que tales estrategias fueran ampliamente reconocidas.
  • Impulso al compromiso ciudadano en la toma de decisiones para la ciudad.
  • Reconocimiento de la importancia de un sistema integrado de transporte público a lo largo de la ciudad para crear una ‘ciudad de distancias cortas’, permitiendo elevados niveles de uso del transporte público, de bicicletas y desplazamientos a pie.

Sostenibilidad Medioambiental

La construcción con bajo consumo de energía es obligatoria en el distrito de Vauban; la construcción con cero consumo de energía y con producción de energía y la aplicación de tecnología solar son estándares. Hay más de 50 casas pasivas y al menos 100 unidades con ‘energía ‘plus’, en lo que se estima es uno de los ‘distritos solares’ más grandes de Europa.

Friburgo es un innovador centro de generación de energía sostenible – energía solar, eólica, hidroeléctrica, cogeneración y distrital. El uso extendido de superficies permeables, bio-zanjas (áreas con vegetación diseñadas para atenuar y tratar la escorrentía de agua lluvia) y techos verdes ayuda a ahorrar agua. Los propietarios de viviendas pagan una tasa de recolección de agua lluvia de acuerdo al porcentaje de su terreno que es permeable.

La Estrategia de Protección Climática de Friburgo 2030 brinda un enfoque claro y un marco de trabajo amplio para la acción local en áreas clave identificadas para una efectiva reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Ahora la ciudad se concentra en alcanzar una nueva meta – una reducción del 40% hasta el año 2030 con respecto al año base 1992 – con el apoyo de un plan de acción, una estructura establecida para apoyar el proceso de implementación e involucrar a sus ciudadanos.

En Vauban casi no hay autos, y más del 70% de los hogares no poseen un auto. Los propietarios de autos tienen que comprar un espacio de estacionamiento en un edificio de estacionamiento de varios pisos en las afueras de Vauban por US$23.350, y además pagar una tasa de servicio mensual. Los planificadores del transporte hacen uso de cinco mecanismos para alentar modos de transporte saludables y sostenibles – extensión de la red de transporte público; restricción del tráfico; canalización del tráfico de vehículos motorizados individuales; manejo de los espacios de estacionamiento; y promoción del uso de la bicicleta. Hoy en día la red de tranvías se extiende 30 km y se conecta a los 168 km de rutas de autobús urbano, así como al sistema regional del ferrocarril. Un 70% de la población vive en un radio de 500 m de una parada de tranvía.

Sostenibilidad Financiera

Es probable que el sistema político estable, con un fuerte Partido Verde, garantizara la continuidad de la sostenibilidad del financiamiento en la ciudad. La ciudad asume una estrategia comercial de línea dura frente al desarrollo. Los créditos deben ser reembolsados, los préstamos no reembolsables son limitados y solamente el 5% de la vivienda en Rieselfeld es financiada por la municipalidad. Los gastos en mantenimiento y construcción de carreteras se minimizan, la mayoría de las calles solo tienen cuatro metros de ancho y se limitan únicamente al uso por automóviles. Hay una tasa de mejoras y las autoridades de la ciudad toman un tercio del incremento en el valor de venta de terrenos abiertos.  La tierra para la construcción se vende en pequeños lotes (de 190 a 210 m2) con límites en el número de lotes que un mismo grupo puede comprar, favoreciendo así a los pequeños constructores y a los grupos cooperativos. En Vauban, menos del 30% de la tierra ha sido construida por grandes desarrolladores, el 70% de los terrenos fueron vendidos a pequeños constructores y cooperativas, dando como resultado 175 diferentes proyectos urbanos.

Las casas en la ciudad tienen precios razonablemente módicos, reflejando en parte el mercado de la vivienda en Alemania, con una baja tasa de inflación en los precios de las casas. Existe una elevada proporción de vivienda de alquiler asequible (80% del parque de vivienda). Las cooperativas de vivienda ayudan a mantener la propiedad de un hogar a precios asequibles, con costos de construcción mucho más bajos que los edificios de calidad similar comprados terminados a una empresa de construcción.

La ciudad es una de las más ricas de Alemania y ha creado un sector de servicios especializado relacionado con tecnologías renovables. La universidad es una institución líder en investigación de energías renovables, con muchas extensiones de producción. Ha surgido una variedad de pequeños negocios ecológicos, así como el ecoturismo. Por ejemplo, Genova, una cooperativa de construcción de la empresa privada, está aplicando conceptos ecológicos de instalaciones solares para vivienda públicamente cofinanciada.

Sostenibilidad Social

Desde hace mucho tiempo Friburgo ha puesto énfasis en la participación ciudadana.  Existen muchas oportunidades para que los ciudadanos se involucren con sus comunidades y en campañas a nivel de la ciudad para el mejoramiento ambiental.  Cuando las dos nuevas áreas urbanas fueron desarrolladas, se organizaron foros con la comunidad local que sirvieron como promotores conjuntos, ofreciendo un apoyo crucial al concejo de la ciudad con su energía y su activismo, alentándolo a seguir avanzando.

Las nuevas extensiones urbanas en la ciudad son de carácter familiar, al haber puesto Friburgo énfasis en ser una ‘ciudad de distancias cortas’. Existen florecientes centros comunitarios donde la gente puede celebrar reuniones, organizar actividades de diversión, comer, etc. La participación de la comunidad en el plan de uso del suelo de la ciudad involucró a 19 grupos de trabajo compuestos de funcionarios técnicos y comunidades locales.

En Vauban, la ciudad utilizó los principios del movimiento arquitectónico comunitario, alentando a los grupos a trabajar juntos con su propio arquitecto para desarrollar un bloque de edificios alrededor de un espacio abierto definido. En Rieselfeld hay un fuerte énfasis en la autoconstrucción y la municipalidad ofreció sitios con servicios, permitiendo a las personas tener casas que cuestan hasta un 25% menos. Más de 100 constructores diferentes participaron (20% eran cooperativas). La autoconstrucción cooperativa mejora las destrezas de aquellos involucrados en una amplia gama de áreas.  El desarrollo a gran escala de industrias ecológicas ha permitido el desarrollo de destrezas especializadas en el área académica, de servicios y de manufactura.

El énfasis en el uso de bicicletas y la caminata en lugar del empleo de autos, la disponibilidad de productos locales y el desarrollo de estrechas redes comunitarias sirven todos para mejorar la salud y la seguridad de los habitantes locales. Los patrones de vida con poco uso de autos, especialmente en Vauban y Rieselfeld, permiten a los niños jugar con seguridad fuera de sus casas. El énfasis en la sostenibilidad social en todos los aspectos de la vida ha garantizado una reducción de las desigualdades sociales. El proceso de construcción de viviendas ha conducido a una amplia gama de diseños y desarrollos y es difícil calcular la riqueza de las personas desde el exterior de su casa.

En 2008 la ciudad de Friburgo utilizó reuniones así como conversaciones en línea para discutir el presupuesto participativo, con el uso de un simulador de presupuesto, permitiendo a los ciudadanos evaluar de mejor manera los impactos de sus decisiones. Los resultados de este proceso de deliberación fueron luego colaborativamente agregados y editados por los participantes del proceso propiamente dichos.

Obstáculos encontrados

La resistencia provino inicialmente de una gran parte de la población de la ciudad, especialmente de los habitantes de los suburbios, quienes no querían reducir su dependencia de los autos y deseaban tener centros comerciales fuera de la ciudad. También se dio una fuerte resistencia entre los desarrolladores que deseaban tener mano libre en el desarrollo de la ciudad. Ambos fueron superados al tener una clara estrategia para el desarrollo de la ciudad y hacer esto claro a los desarrolladores y al convencer e inspirar a las personas de que ésta era una buena elección para la ciudad, por medio de la participación en la discusión y en el proceso de toma de decisiones.

Lecciones Aprendidas

  • Implementar políticas controversiales en etapas, escogiendo proyectos con los que todos estén de acuerdo desde el principio.
  • Mantener los planes flexibles y adaptables con el paso del tiempo, para permitir adaptarse a los cambios en las condiciones.
  • Las políticas deben incluir limitaciones e incentivos para alentar a las personas a cambiar su comportamiento, es decir, hacer el estacionamiento más caro y difícil, pero hacer el transporte público, el uso de bicicletas y las caminatas mucho más fáciles.
  • Organizar el uso de la tierra y el transporte de manera integrada para garantizar que las distancias de viaje se mantengan cortas.
  • Involucrar a los ciudadanos debe ser una parte integral del desarrollo y la implementación de políticas.
  • El apoyo del gobierno regional y nacional es vital para ayudar a que las políticas locales funcionen.
  • Las metas de largo plazo deben ser perseguidas consistentemente.
  • Los dirigentes de la ciudad tienen que asumir un compromiso de largo plazo, pero siempre con el apoyo y la participación de las demás personas.
  • Ser creativos y tácticos en el trabajo con una amplia gama de diferentes inversionistas y otros actores.
  • Enorgullecerse de los logros y celebrarlos con los ciudadanos.
  • La continuidad es vital.

Evaluación

Se realiza un monitoreo activo en toda una gama de actividades de la ciudad para garantizar que la Estrategia de Protección Climática de Friburgo 2030 esté en curso. Ésta persigue la meta de reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero planificadas en un 40% para el año 2030, en relación con el año base de 1992.

Transferencia

Friburgo ha sido desde hace tiempo un ejemplo por antonomasia para los planificadores urbanos que desean buscar modelos de desarrollo urbano sostenible. Existe una amplia cobertura de los medios acerca del trabajo pionero que se está haciendo en Friburgo, así como citas en la literatura académica. 
La ciudad y su sistema de planificación han recibido muchos reconocimientos y premios en los últimos 30 años. Algunos de los más recientes incluyen el premio a la Ciudad Europea del año 2010 (Academia de Urbanismo), el premio a la Capital Europea Verde (Finalista en 2009) y el Premio a la Capital Federal para la Protección Climática 2010.

La ciudad ha establecido la Carta de Friburgo con un conjunto de 12 principios para orientar la planificación y el desarrollo con miras a alcanzar una ciudad sostenible. Esto se está discutiendo ampliamente y está siendo usado por las autoridades de planificación en todo el mundo, con muchas presentaciones y congresos internacionales en la estrategia, así como visitantes académicos y profesionales que vienen para aprender directamente cómo establecer una carta similar en sus propias situaciones y aprender de sus numerosos ejemplos de buena práctica, incluyendo energía, transporte, edificios y manejo de desechos.

Los pueblos y ciudades locales han adoptado muchos de los ejemplos creados por Friburgo. Otras ciudades alemanas siguen aprendiendo de la experiencia, y los profesionales de la planificación así como los dirigentes de las ciudades buscan desarrollar estrategias similares. El modelo de Friburgo ha sido copiado en varias ciudades en países vecinos, incluyendo Mulcasa en Francia y Basilea en Suiza, así como en países más lejanos. Friburgo está hermanada con nueve ciudades del mundo y sigue teniendo estrechas conexiones con ellas, brindándoles apoyo y guía para la planificación.

Punto de Contacto

Prof. Wulf Daseking
Germany
Correo Eléctrónico
d@seking.de
Sitio web    www.Freiburg.de/greencity

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *